Un incendio arrasa una ciudad de Canadá y obliga a evacuar a 80.000 personas

«La ciudad ha sido arrasada por el fuego, es el peor día de mi carrera», dice un jefe de bomberos

El País / Informador

Un gran incendio fuera de control en la localidad canadiense de Fort McMurray (provincia de Alberta) ha forzado la evacuación de más de 60.000 residentes de la ciudad tras afectar a varios barrios y amenazar al centro urbano.

A esa cifra hay que sumar, según otras fuentes, la evacuación de casi 20.000 personas más que viven en localidades cercanas.

Las autoridades han confirmado la destrucción de las viviendas en los barrios de Beacon Hill y Centennial Trailer Park y han agregado que otros núcleos de población se han visto afectados por las llamas, según ha informado la cadena de televisión canadiense CBC.

Así, Beacon Hill ha sufrido «daños de importancia», mientras que Abasand, Wood Buffalo, Dickensfield y Waterways han registrado «daños menores». Sin embargo, las llamas han avanzado hacia el centro, desatando todas las alarmas.

La evacuación ha afectado también al único hospital de la ciudad, el centro médico Regional Northern Lights, cuyos pacientes y personal han sido sacados de las instalaciones después de que las llamas se acercaran al lugar.

El jefe del departamento de bomberos de Fort McMurray, Darby Allen, ha afirmado que el día ha sido «devastador».

INCENDIO CANADA 2

«La ciudad ha sido arrasada por el fuego», ha dicho, en el que ha descrito como «el peor día de mi carrera».

Allen ha asegurado que los bomberos estaban «un poco preocupados» a principios del día, añadiendo que los 30 grados de temperatura y las condiciones secas del ambiente, así como los fuertes vientos, han desatado «un infierno».

Los incendios avanzan desde hace 48 horas y ya alcanzaron viviendas y parques reservados para las casas rodantes, muy comunes en esta región en la que el empleo depende totalmente de la actividad de las compañías petroleras.

«Es una pérdida en una escala difícil de imaginar para muchos de nosotros», dijo este miércoles el primer ministro Justin Trudeau.

«Las previsiones que tuvimos no solo fueron verificadas, incluso fueron peores de lo que podíamos imaginar», comentó la alcaldesa de la ciudad, Melissa Blake, durante una conferencia de prensa telefónica.

Las autoridades canadienses emitieron el martes un aviso de evacuación obligatoria de todo Fort McMurray, a causa de un importante incendio forestal, atizado por los vientos, que se cobraban las primeras viviendas.

INCENDIO CANADA 1

A causa del rápido avance del incendio, se declaró obligatoria la evacuación total de la ciudad. Según el jefe de servicios de urgencia de Alberta, Scott Long,  80 mil personas habían abandonado Fort McMurray el miércoles.

«No puedo evitar recordarle a cualquiera que las próximas 24 horas serán cruciales», informó Bernie Schmidt, director delegado del bosque en Alberta.

«Son incendios catastróficos y la situación es explosiva», añadió el funcionario. Según él, los incendios ya arrasaron 10 mil hectáreas y más de dos mil viviendas resultaron destruidas en los barrios más alejados del centro de la ciudad.

Los vuelos a Fort McMurray  fueron anulados temporalmente desde este miércoles a las 14H00 GMT.

Al momento no se han reportado víctimas, según los servicios de urgencia, sin embargo se registraron importantes daños materiales.

El incendió alcanzó el barrio de Beacon Hill, una zona habitada entre el río Hangingstone y la autopista 63, a cinco kilómetros del centro y donde el 80% de las viviendas resultaron destruidas con las llamas.