Presenta FONATUR manifiesto ambiental para concluir marina en Rosaliíta

Contrario a la recomendación especializada de siete investigadores de la Facultad de Ciencias de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), y a una resolución de la Dirección General de Marina y Puertos Mercantes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (FONATUR) solicitó permiso ambiental para reactivan el proyecto de Escalera Náutica en Santa Rosaliíta, Ensenada.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 3 de mayo de 2016.- El FONATUR ingresó el Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental (PEIA) en la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), el 25 de abril.

El documento quedó con clave de registro 02BC2016T0018 y lleva como nombre “Manifiesto de Impacto Ambiental para la conclusión de las obras y actividades de la escala náutica Santa Rosaliíta en B.C.”

El proyecto, que se pide con un tiempo mínimo de vida útil de 50 años, menciona como objetivo “generar un polo de desarrollo en la zona de Baja California en el lado del Pacífico”.

Consiste en dar mantenimiento y finalizar las instalaciones de la escalera náutica en Santa Rosaliita, abandonadas por el gobierno federal desde el 2007.

Entre las obras que se quieren concluir están la prestación de servicios a embarcaciones de placer (yates, catamaranes y embarcaciones turísticas) como son: agua potable, energía eléctrica, amarre, almacenamiento en seco, botado, apoyo administrativo, áreas de descanso y zona comercial.

SANTA ROSALIITA PUERTO
Panorámica de las obras abandonas de la escalera náutica en Santa Rosaliíta, Ensenada (Foto: Cortesía).

– “Se pretende la construcción de un edificio principal que proveerá de los servicios necesarios. Adicionalmente, se cuenta con una marina seca que se equipará con un edificio de talleres y bodegas para reparación y/o mantenimiento de las embarcaciones”, indica el manifiesto.

También proyecta contar con una estación de servicio de marina (gasolinera), un faro, muelles (peines) para las embarcaciones, una planta de tratamiento de aguas residuales y una planta desalinizadora.

La superficie total donde se desarrollará el proyecto es de 240 mil 112.37 metros cuadrados, aunque para la fase ya construida se abarca una superficie de 31 mil 937.38 metros cuadrados del total

Para los muelles y la operación náutica el proyecto dispone de una superficie marítima de 21 mil 461.35 metros cuadrados.

FONATUR, a través de la empresa consultora Urbanismo y Sustentabilidad Ambiental, S. C. (URSAMEX) menciona que ya se cuenta con una concesión de la zona federal marítimo terrestre que otorgó la SCT a favor del Fondo para la construcción, operación y explotación de una marina turística en el sitio.

Esto porque Santa Rosaliíta es un sitio considerado “punto estratégico de entrada al Mar de Cortés, además de dar protección y abrigo a las embarcaciones por estar dentro del puerto”.

SANTA ROSALIITA DARSENA CON ARENA
Una de las razones técnicas del por qué los investigadores de la UABC rechazan la obra es la movilidad de los bancos de arena en Santa Rosaliíta, que tienen así la dársena de maniobras que la federación abandonó en 2007 (Foto: Cortesía).

El plan inicial se desarrolló parcialmente en los años 2003 a 2005 y posteriormente la SEMARNAT lo canceló y rechazó el 1 de febrero de 2007, aunque pidió una nueva MIA para seguir el proyecto. Nueve años después el FONATUR lo presentó para convertirse en el gestor principal del gobernador Francisco Vega de Lamadrid que desde 2015 quiere revivir la obra.

En diciembre de 2015, A los Cuatro Vientos publicó –ir a la liga http://www.4vientos.net/?p=40556- cómo De Lamadrid insistía en resucitar el plan pese a que en octubre de ese año la Dirección General de Marina y Puertos Mercantes de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) determinó que será San Carlos (Baja California Sur), y no Santa Rosaliíta, el sitio que albergará una terminal marítima para el arribo de cruceros turísticos en su ruta hacia el sur de la península.

También que los pescadores de Baja California buscan desde marzo de 2015 convertir a Santa Rosaliíta en un puerto pesquero de vital importancia para el sector.

Más tarde –el 7 de marzo de 2016-, A los Cuatro Vientos publicó un artículo inédito de siete investigadores de la UABC –ver la liga http://www.4vientos.net/?p=41938– en donde explican técnicamente por qué las ideas de mandatario estatal y de los armadores pesqueros para Santa Rosaliíta son cuando menos “infames”, destinadas al fracaso y sumamente costosas para el erario.

Vega de Lamadrid, hoy queda claro, no tiene la intención de hacer caso ni a los especialistas ni a la Dirección de Marina y Puertos Mercantes de la SCT.