Mujeres de Ensenada II: La vida al borde del suicidio

Jóvenes estudiantes y profesionistas universitarias de Ensenada que son expuestas a escarnio público en una página de Facebook que sin autorización exhibe decenas de álbumes con fotografías de ellas, desnudas, iniciaron denuncias penales en la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en contra de los creadores y administradores del sitio.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 21 de abril de 2016.- Ante la inmovilidad de las autoridades para investigar el caso, algunas de ellas, severamente afectadas sicológicamente al grado de intentar el suicidio, o que han tenido que pagar caros tratamientos siquiátricos para superar la depresión que les provocó “el odio y el rencor” de los victimarios que operan el portal en internet alojado en algún lugar de los Estados Unidos, recurrieron a la Agencia Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) para identificar y detener al grupo criminal.

– “Y alguna de las afectadas, que hemos hecho lazos de amistad a raíz de esta desgracia que nos ocurre, acudiremos a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos para que nos acompañe a presentar nuestras denuncias penales en los ministerios públicos, así como en el Tribunal de lo Contencioso de lo Administrativo ya que hemos recibido maltrato y desprecio de funcionarios del nuevo sistema de justicia penal en Ensenada”.

Ello lo manifestó una de cuatro mujeres que aceptaron platicar con A los Cuatro Vientos para ofrecer su testimonio a cambio de no ser identificadas.

Esto último porque una de ellas recibió amenazas de muerte por un sujeto “anónimo” que haciendo alarde de supuestas dotes como marino de élite de la Armada de México, envió el siguiente mensaje a la muchacha que lo enfrentó en la página cibernética con un comentario  en donde cuestiona su falta de sensibilidad y valores para burlarse de ella y agredirla verbalmente.

El mensaje con brutal lenguaje es el siguiente:

AMENAZA MUJERES ENSENADA

Las mujeres, dos estudiantes de licenciatura en la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y dos profesionistas, viven con la angustia de ser objeto de burla y agresiones de sus compañeros de salón, o despedidas en cualquier momento por sus patrones, luego de que un medio de comunicación de Tijuana reveló la dirección del sitio en Facebook y con ello aumentó su exposición pública.

Con edades que fluctúan entre los 22 a 27 años, todas reportaron serios trastornos a su vida luego de la publicación de las fotografías en donde aparecen desnudas y son objeto de comentarios misóginos, ofensivos de los usuarios de la página.

A finales de enero, cuando una mujer que entonces no conocía me informó por teléfono lo que estaba pasando en Facebook, entre en shock. Simple y sencillamente lo que vi me tumbó. Por dos meses me deprimí. No salía a la calle, me sentía observada, perseguida, expuesta, insegura. Tenía insomnio y temor a todo. Lloraba a cada rato y llegué a pensar en cortarme (suicidarme)”, dice con lágrimas en los ojos una de las víctimas.

Otra narra que cuando se enteró de lo que sucedía con las fotografías que años atrás entregó a su hoy ex novio porque éste se las solicitó, se molestó y acudió al Ministerio del Fuero Común de la calle Nueve en la colonia Bustamante, en donde el encargado de la Agencia del Ministerio Publico Iniciadora Conciliadora de PGJE, de mala gana y sin conocimiento de cómo tipificar el delito que ella le narraba, optó por enviarla a la oficina de “Conseja” del nuevo sistema de justicia penal ubicada en la avenida Pedro Loyola.

– “Ahí el encargado, en lugar de orientarme y ayudarme, comenzó a decirme de manera muy grosera que yo tenía la culpa de lo que estaba pasando, que era muy ingenua e inconsciente por haberle dado las fotos a mi ex novio y que ahí no se podía hacer nada, que contrata un abogado porque iba a ser muy difícil que el gobierno resolviera el problema”.

– ¿Qué hiciste entonces?

“Al salir de su oficina con la moral y mi vida hecha pedazos, opté por dejar todo como estaba, ya no seguir pues no tenía caso denunciar”.

Contrario a este caso, otra de las víctimas narró que a ella la orientaron adecuadamente en la misma agencia del Ministerio Público en la calle Nueve, y en estos días comenzó a dar pruebas y testimonio judicial de los hechos delictivos que ya fueron tipificados, pero por estrategia jurídica pidió no fueran identificados.

Esta mujer también pedirá por escrito al licenciado Edgar Eugenio Alatorre Amezquita, coordinador de la oficina Foránea de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Ensenada, que designe a personal de la institución para que la acompañen en sus audiencias en el Ministerio Público, así como que abra un expediente de hechos para que se dé seguimiento a su caso para que en caso de que las autoridades ministeriales fallen en la integración del expediente penal, intervenga.

MUJER EN CRISIS LLANTO
Foto: internet.

Otra de las jóvenes manifestó que buscó asesoría legal para demandar en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo a funcionarios del Poder Judicial y la PGJE que se negaron a brindarle apoyo y abrir un expediente penal contra los creadores y administradores del portal, que incluso ofrecen a los usuarios de la página el servicio gratuito de edición de fotografías “de mujeres que te caigan mal”, para manipular virtualmente sus rostros y colocarlas en situación de escarnio (ver el link htpp://www.4vientos.net/?p=42412).

La narración de otra de las víctimas proporciona una visión del serio problema económico que sufren  quienes han padecido por tres meses una severa depresión y tener constantes pensamientos suicidas.

Esta mujer atormentada decidió acudir con una sicóloga que le diagnosticó estrés post traumático.

Ahora, gracias a esta ayuda profesional que me cuesta 600 pesos por sesión –una cada lunes desde el 28 de marzo a la fecha-, sé que yo no soy culpable de lo que está pasando y ya no me importa lo que la gente diga de mí. Tengo el apoyo de mi familia y de mi novio, y ya puedo decir que seguiré adelante con mi vida”.

Las cuatro coinciden en destacar que no todas las muchachas universitarias y egresadas de la UABC-Ensenada que son afectadas por lo que publica la página, incluido un servicio de dropbox que ofrece de manera gratuita decenas de archivos de fotos en álbum y el servicio de intercambio de imágenes e información de las mujeres expuestas, están de acuerdo en salir a la luz pública, contar sus historias y presentar querella contra los criminales.

“No todas son fuertes. Todas ellas están muy tristes, muy trastornadas, muy mal sicológicamente.  Me dicen que literalmente se sienten desnudas. Yo así me sentí y es terrible sentirse así de expuesta porque sabemos que ellos nos van a seguir acosando ya que tienen nuestros datos personales”.

– ¿Qué es lo que más te preocupa en este momento y a un futuro inmediato?

“La inseguridad y la fragilidad de mi situación emocional y física. Los que hacen esto simplemente no piensan en el enorme daño que nos están provocando. Creen que esto es un jueguito pero van a acabar mal.

– ¿Por qué crees que actúan así?

“Eso me preguntaba y ahora sé que en verdad se trata de gente que tiene odio y rencor contra las mujeres por lo que creen que les hicimos en el pasado. Sólo eso explica la forma en cómo se han ensañado con nosotras que por inexperiencia, ingenuidad y hasta por amor cometimos un error; pero en otros casos de lo que se trata es de una forma de expresión de lo bajo en que ha caído algunos hombres, o simplemente se trata de un robo de nuestra información en internet, o la edición de nuestras caras en situaciones completamente ajenas a las imágenes que se muestran en la página”.