La renuncia de Enrique Villarreal. Los entretelones

El licenciado Enrique Villarreal Montemayor renunció a la Dirección de Seguridad Pública Municipal de Ensenada -el 7 de abril- porque no accedió a seguir bajo presión del secretario general del XXI Ayuntamiento, Jesús Jaime González Agúndez, para que le cediera los mejores ascensos de cargos policiales y directivos en la Policía local.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 13 de abril de 2016.- Así lo manifestaron policías municipales que solicitaron anonimato para evitar represalias de sus jefes en la corporación, los que se enfrentan desde principios de año para obtener para ellos y sus grupos de poder la mejor y mayor cantidad de nuevos puestos en la institución.

Destacaron que la presión a Villarreal se dio en dos ámbitos: primero por el subdirector de la dirección, Juan González, a quien identificaron como miembro del grupo que en la dependencia tiene González Agúndez, y después de la regidora Columba Domínguez Delgadillo, coordinadora de la Comisión de Seguridad. Tránsito y Transporte del ayuntamiento.

De acuerdo con las fuentes, González Agúndez, director de Seguridad Pública en el gobierno municipal que presidió Daniel Quintero Peña (Ayuntamiento XVI), impulsa el proceso de ascensos de policías en la dependencia usando a Juan Domínguez, que tiene una lista con los nombres de los beneficiarios del grupo de poder.

Domínguez por su parte presionó desde febrero de 2015 a Villarreal para que publicara la convocatoria para inscribir, analizar y otorgar los ascensos, hecho con el que el hoy ex director de Seguridad Pública no estaba de acuerdo por motivos presupuestales y técnicos.

Este presunto acoso lo vivió incluso el alcalde Gilberto Hirata Chico, que el 7 de noviembre de 2015 declaró que su gobierno no aprobaría ningún ascenso de policías en tanto su gobierno no tuviera plazas que dejaran los elementos jubilados de la corporación, así como dinero para cubrir las promociones.

– “El proceso para ascender a elementos de la Dirección (de Seguridad Pública) se hará de manera trasparente y acorde al reglamento, por lo que no se favorecerá a consentidos ni a los escoltas, como ha ocurrido en otras administraciones”, dijo entonces el edil.

POLICIAS EDA VILLARREAL GZLZ AGUNDEZ
Rodeados por agentes, Enrique Villarreal (de lentes obscuros) y Jesús Jaime González (con bigote)

También reveló que en ese momento eran 50 los policías que buscaban su jubilación y que se programarían los recursos necesarios para retirarlos en el transcurso de 2016.

Villarreal por su parte dijo en noviembre que la Academia de Policía en Tecate no tenía la documentación necesaria para evaluar y examinar a los policías que solicitaban su ascenso, y que se apegaría al reglamento para iniciar el proceso de jubilación y promoción de los elementos que lo solicitaran.

Domínguez a su vez manifestó que su petición obedece “a un acto de justicia”, de transparencia y libre competencia para los elementos de la dirección, y se apega a lo que señala el Reglamento municipal de la Comisión Disciplinaria y de Carrera Policial.

Los policías consultados revelaron que unos días antes de la renuncia de Villarreal, éste y Juan González sostuvieron una discusión que incluyó gritos e insultos por el tema de los ascensos, riña que puso punto final a la paciencia del ex director que terminó gritando que no se prestaría a los intereses y a los caprichos del grupo antagonista.

El nuevo director de Seguridad Pública es el licenciado en Derecho Francisco Javier Schields Galindo, que se desempeñaba como director de Gobierno del XXI Ayuntamiento desde el 1 de diciembre de 2013.

No es nuevo en la institución: de 2000 a 2001 ocupó el cargo de jefe de Recursos Humanos en la Dirección de Seguridad Pública del XVI Ayuntamiento de Ensenada (Daniel Quintero Peña), justo en los años en que Jesús Jaime González Agúndez era director de la dependencia.