El ejercicio evita cardiopatías, osteoporosis y males infantiles

El sedentarismo afecta principalmente al sistema cardiovascular.

Realizar ejercicio ayuda  en la mejora de la salud.

Se recomienda llevar una dieta equilibrada y activarse. No hacerlo lleva al cansancio y aumento de peso.

Instituto Mexicano del Seguro Social / Fotos: IMSS

SEDENTARISMO HOMBRE

Ensenada, B.C., 5 de abril 2016.- El sedentarismo, además de provocar por sí mismo un importante daño a nuestro sistema cardiovascular contribuye a acentuar los efectos de otros factores de riesgo en la salud, afirmó el doctor Jesús Salinas Mendez director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 11  del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Ensenada.

Explicó que las consecuencias más frecuentes son obesidad, debilitamiento óseo, cansancio, problemas de cuello y espalda;  aumento en el volumen de grasas, mayor propensión a desgarros musculares, tirones de tendones y estrés; además es causa directa de propensión para algunas enfermedades y afectación del estado de ánimo.

Señaló que es evidente que la práctica de ejercicio físico interviene en la mejora de la salud de la persona sedentaria y reduce los riesgos cardiovasculares, ya que estas suelen fumar y es habitual que mantengan una alimentación desequilibrada.

«El cuerpo humano ha sido diseñado para moverse y requiere por tanto realizar ejercicio de forma regular para mantenerse funcional y evitar enfermarse».

Puntualizó que  en este sentido, hay un aspecto fundamental que es la prevención desde la infancia, ya que los niños hoy en día no tienen buenos hábitos de alimentación y ejercicio.

La práctica deportiva en los menores reduce las horas frente al televisor y  los videojuegos. De ahí lo esencial de educar a los niños a tener una vida activa, con ejercicio moderado y actividades al aire libre como método para ayudarles  a convertirse en adultos sanos.

La importancia del deporte en la vida tiene consecuencias favorables en la salud, basta con empezar a caminar a paso moderado 15 minutos la primer semana y a partir de ahí aumentar hasta 30 minutos, incrementando paulatinamente el tiempo hasta llegar a una hora o el tiempo que cada persona tolere.

El uso de la bicicleta, caminar, nadar, acudir a gimnasio, bailar, yoga y subir escaleras hacen que todos los órganos del cuerpo se pongan en movimiento, se fortalezcan los músculos, los huesos y se revitalice el sistema circulatorio.

Estos consejos, dijo, ayudan a mantener el propósito y alcanzar el objetivo de disminuir el sedentarismo.

Ejercicio, herramienta ideal para mantener el peso en los niños

Necesario practicar actividad física durante 40 minutos.

Se pueden adoptar deportes de contacto e incluso, baile y yoga.

Los padres deben procurar dietas balanceadas y evitar la comida chatarra.

NIÑOS EJERCICIO

Tijuana, B.C., 5 de abril 2016.- Someter a los niños a dietas estrictas o restringir su alimentación se contrapone con su desarrollo físico e intelectual y no ayuda a bajar o controlar su peso, por lo que se recomienda fomentarles la actividad física.

La doctora Carolina de la Paz Reyes, pedíatra y especialista en nutrición del Hospital de Gineco Obstetricia (HGO) del Instituto mexicano del Seguro Social (IMSS) en Tijuana, explicó que cualquier disciplina deportiva  puede iniciar a partir de los seis años de edad, ya que con la práctica regular de ejercicio es posible combatir el exceso de peso y contribuir al fortalecimiento de huesos, músculos y articulaciones, además  disminuir otros problemas, como estreñimiento y estrés infantil.

Indicó que los deportes de contacto como el fútbol, voleibol o basquetbol contribuyen también a que el niño socialice con otros infantes, lo que beneficia su integración y desarrollo en los grupos sociales.

Señaló que practicar ejercicio entre 30 y 40 minutos diarios para mantenerse en forma, además de alguna otra actividad que sea del agrado del niño, genera óptimos  resultados.

Advirtió que algunas actividades como el levantamiento de pesas no son ideales para niños pequeños, ya que pueden interferir con el crecimiento en términos de la estatura, lo ideal son otro tipo de deportes como los de contacto e incluso, baile o yoga.

De la Paz Reyes indicó que los Centros de Seguridad Social (CSS) del Instituto,  ofrecen talleres en diferentes disciplinas como karate, voleibol, fútbol y cachibol, así como cursos de activación física que están abiertos para los niños y población derechohabiente y  público en general.

Además, agregó, en el programa PrevenIMSS y en la propia consulta pediátrica se contemplan las mediciones de talla y peso  mensualmente, con el fin de detectar oportunamente problemas de obesidad o sobrepeso y brindar un plan nutricional adecuado, así como un programa de ejercicios para el niño.

Ejercicio para prevenir la osteoporosis

Fundamental realizar ejercicio diariamente y alimentarse sanamente.

Importante acudir periódicamente a evaluaciones clínicas.

Mujeres mayores de 50 años, las más propensas debido a cambios hormonales.

MUJERES EJERCITAN

San Luis, Río Colorado, Sonora, 5 de abril 2016.- Desde la infancia se debe realizar el reforzamiento de huesos -principalmente las mujeres- para reducir el riesgo de padecer osteoporosis en la adultez, así lo destacó el doctor Óscar Castro Guevara, director de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 38 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en San Luis, Río Colorado, Sonora.

Castro Guevara recordó que una de las armas para prevenir esta enfermedad es el fortalecimiento óseo en edades tempranas, con lo que el riesgo de padecerla en edad adulta,  se reduce 50 por ciento.

Señaló que si bien los cuidados deberían comenzar en la infancia, es imprescindible reforzarlos después de los 50 años, especialmente las mujeres quienes se ven mayormente afectadas, ya que tras  la menopausia la producción de estrógenos disminuye, por lo que se altera el metabolismo del calcio en el organismo.

Por lo anterior, la mejor forma de prevención es mantener una alimentación balanceada rica en calcio (la mejor fuente de calcio son los lácteos), realizar actividad física diariamente y mantener hábitos de vida sana.

Destacó que la osteoporosis no ocasiona síntomas que avisen del progresivo deterioro de la estructura ósea hasta que ya es muy tarde. Es una enfermedad crónica causada por la disminución de la masa ósea y una alteración de su arquitectura lo que provoca una mayor fragilidad en los huesos afectados y en consecuencia, mayor tendencia a sufrir fracturas.

El diagnóstico se realiza fácilmente a través de una densitometría ósea que mide la densidad del hueso; la evaluación clínica por parte del especialista permitirá saber si esa persona debe seguir un tratamiento conformado básicamente por una dieta adecuada, con suplementos de calcio y vitamina D, acompañada de actividad física, y medicamentos.

Finalmente, el director de la UMF 38 exhortó a la población derechohabiente mayor de 50 años a acudir periódicamente a su clínica para ser evaluados, principalmente si se tienen antecedentes familiares o si padece constantemente de lesiones óseas.