Los motivos de Daphne

En mayo de 2015 la familia de Daphne Fernández denunció que su hija había sido violada por cuatro hijos de empresarios veracruzanos y de un ex alcalde de un municipio de la entidad. El padre de la víctima decidió publicar en las redes sociales la semana pasada unas cartas y un vídeo que grabó, de los jóvenes disculpándose al ver que la Justicia para su hija no avanzaba.

Dr. Alvaro de Lachica y Bonilla* / A los Cuatro Vientos

El caso de Los Porkys [apodo de los cinco acusados] ha dividido a la sociedad veracruzana. Las protestas por la «impunidad de los más adinerados» han llenado las calles del Puerto por manifestantes. Los jóvenes alegan que la chica miente y que el padre los amenazó de muerte.

Cuando nos enteramos del daño perpetrado a Daphne, por el secuestro, retención de su libertad, violación y robo de ilusiones, a la sociedad le ha provocado una enorme indignación.

Los llamados “Porkis de Costa de Oro” -Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Gerardo Rodríguez Acosta y Diego Cruz Alonso-, son señalados de haber perpetrado estos delitos en contra de una menor de edad… Un escándalo que ventila la grave situación social que impera en grupos sociales de niños y jóvenes en la zona conurbada Veracruz- Boca del Río, sin omitir ser un fenómeno en muchas ciudades del país y además, la clara protección para estos delincuentes confesos, por parte de las autoridades estatales, entre ellos, el Fiscal General de Justicia del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras…

Muchos critican el por qué Daphne calló… ¿Por qué no denunció de inmediato el secuestro y violación realizado por Enrique Capitaine Marín, Jorge Cotaita Cabrales, Gerardo Rodríguez Acosta y Diego Cruz Alonso?, la respuesta es simple: por miedo al escarnio y a la crítica.

"Los Porkys" (Foto: Reforma).
«Los Porkys» (Foto: Reforma).

El miedo a denunciar, el temor al qué dirán, hizo que Daphne callara el hecho, permitiendo que personas con tendencias nocivas siguieran libres y en su zona de confort… Por eso, entendemos a Rosa Daphne, pues ante su inmadurez, se encerró en sí misma y sus tabús y miedos, la hicieron perder su seguridad y valorización como mujer, afectando terriblemente su situación de autoestima.

Nuestra pregunta obligada es: ¿Dónde ha estado el Fiscal General del estado? Los delitos de secuestro, privación de la libertad y violación a una menor de edad se perpetraron en la madrugada del 03 de enero del 2015 y a casi un año de haber sido presentada la denuncia, parece que ni siquiera han llamado a declarar a estos jóvenes.

Daphne seguramente ahora sabe que en nuestro país, cada hora se cometen seis violaciones, se estima que al año se registran 120 mil violaciones al año y que solo el uno por ciento de las víctimas logra llevar a su agresor a la cárcel.

Saber del dolor y la rabia de la jovencita vejada, el reclamo de su papá, la confesión de Los Porkys, admitiendo su responsabilidad y la justicia que no llega, nos impacienta a todos. Veracruz en manos de un aparato judicial profundamente corrupto, erosionado por el influyentismo.

Complicidad a ultranza para el círculo social que secuestra y viola gracias a la impunidad oficial. Veracruz en manos de un gobierno que acabó con la ley, que protege al violador, que solapa al criminal. Y un fiscal que llama hasta la comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas, para que estén atentas al proceso?

ALVARO DE LACHICA* Comisión Ciudadana de Derechos Humanos del Noroeste, A.C. andale941@gmail.com