Por Corral… por un gobierno ciudadano e independiente

En Chihuahua necesitamos un gobierno ciudadano, que pueda poner en primer término la participación y las necesidades de la gente, y no los intereses de unos cuantos. Y necesitamos un gobierno independiente, que pueda apartarse un tanto no sólo de los grupos de poder, sino sobre todo de la forma poco clara como se ha venido haciendo la política en nuestro estado.

Hugo Almada Mireles/ A los Cuatro Vientos

Pero esto, que se dice fácil, no lo es tanto. Porque la independencia no es una ocurrencia, y menos una ocurrencia apoyada en algunos grandes empresarios, los mismos que a menudo han estado detrás de los partidos. La independencia se construye en la lucha de cada día, en la brega de eternidad, como decían los panistas de antes. Y como la dignidad, se defiende levantando la cabeza, alineándose cada día del lado de la ciudadanía y de las luchas democráticas. Se defiende alzando la voz para enfrentar a los poderosos, sin importar que a veces sean los del propio partido. Se defiende manteniendo ese bien que parece ahora tan escaso, y que no es otra cosa que la congruencia y la ética en la vida pública.

Yo por eso voy con Corral. Porque necesitamos un gobierno ciudadano. Y porque con sus errores, que los tiene, es alguien en quien se puede confiar. Por su trayectoria y su compromiso en la lucha. Y también por su capacidad técnica, porque le entiende a los temas difíciles. Y por su capacidad de consenso. Porque muchas veces ha logrado consensos que parecían muy difíciles o imposibles de lograr. Creo que es la mejor opción.

Y la pregunta tiene que ser por su propuesta; si ésta es ya la que se necesita para un gobierno sensible, que recoja las necesidades y los anhelos ciudadanos. Yo creo que todavía no, y que en estas semanas hará falta afinarla. A pesar del simplismo con el que se ha manejado, la realidad es compleja, y ésta no es una tarea sencilla. Pero me anima que lo que se está construyendo es una propuesta incluyente, con la participación de varios de los liderazgos sociales más importantes de nuestro estado, de quienes han gastado los zapatos trabajando con la gente.

Yo por eso voy por Corral, y no con el Pan. Voy como parte de la Alianza Social en la que nos incluimos diferentes ciudadanos independientes, e incluso de otros partidos, y de muy diversos lugares. Porque creo que la suya es una candidatura incluyente, que trasciende a los partidos y que es una oportunidad para nuestro estado.

Y hacen falta muchas cosas todavía. Hace falta no sólo motivar a la ciudadanía y vencer el miedo inculcado por los gobiernos priistas, sino una verdadera resurrección de la participación. Que algo pase en nosotros/as, para ser los hombres y las mujeres valientes que el momento requiere. Dejarnos de mezquindades para dar lo mejor de nosotros/as mismos/as.

Y el tiempo es ahora, ahora es cuando.

Ahora es nuestro tiempo, ayer fue el de ellos.

Ayer fue el tiempo del gasto despilfarrado, de la corrupción, de las guerras del narcotráfico, de la falta de transparencia, del endeudamiento hasta los topes, de las obras mal hechas. Ayer fue el tiempo de nuestros niños sin cuidado, de los jóvenes sin oportunidades, de los papás pagando las escuelas, de las trabajadoras sin apoyos, del seguro saturado, de la ciudad hecha pedazos. El tiempo del miedo y del silencio.

Ahora es nuestro tiempo. Ahora que queremos no sólo un futuro mejor para nuestros jóvenes, sino construir su futuro y su esperanza con ellos. Ahora que queremos cuidar a nuestros niños. Y querer a nuestras mujeres, y a nuestros hombres. Ahora es el tiempo de la ilusión, de mirarnos a los ojos y de regalarnos flores. De levantar la voz, de hacer, de hablar, convencer, construir.

Ahora es cuando. Ahora es nuestro tiempo, ayer fue el de ellos.

Es hora de avanzar.

hugo almada*Miembro de la Coordinación Nacional de Alianza Cívica y coordinador de la Maestría en Psicoterapia Humanista y Educación para la Paz, de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez.