Manifiesto ciudadano: MORENA ¿decepción o esperanza?

Corrían los años de 2012 al 2014, cuando la dignidad quería tener presencia definitiva. Previo a esos años, la desesperanza y la oscuridad apagaban cualquier chispazo de luz. Fue el 26 de enero de 2014 cuando la dignidad y la esperanza logran nacer en la historia de México, decidiendo llamarse MORENA (Movimiento Regeneración Nacional).

Red Ciudadana Ensenadense*.

Muchos hombres y mujeres honestos, brincamos de alegría al ver la carta de nacimiento. Inmediatamente se procedió a invitar a familiares, amigos, vecinos, profesionistas, carpinteros, zapateros, entre otros, a organizarse y comenzar a acumular fuerzas ciudadano-políticas, con el fin de sumarse a MORENA e iniciar la lucha a favor de la democracia, la justicia y la equidad. Pero en contra de los depredadores del país, la ignominia que gobierna y combatiendo las gilipollas que se comenten en el nombre del estado.

Han bastado 24 meses de aquel nacimiento para ver cómo los riesgos se multiplican y las cortapisas se reproducen. a menos en la experiencia política del estado de baja california, el oportunismo, el despotismo y el maquiavelismo burdo de algunos militantes de antigua monta priista, se han camuflado, ahora, como “morenistas”.

En los municipios de Tijuana, Rosarito, Ensenada, Tecate y Mexicali, la estirpe adinerada, dueña de medios de comunicación, terratenientes, empresarios irresponsables y políticos herederos de los vicios de la vieja escuela PRI-PAN-PT-PRD son quienes, al parecer, deciden ahora el destino de morena. Esas castas de políticos se comportan como faraones modernos: desprecian el trabajo y las ideas del pueblo, a los militantes que cuestionan las prácticas antidemocráticas, los excluyen vituperándolos y, a las bases en general, las conciben como servidumbre.

Dicha estirpe, que tiene demasiados intereses particulares, manipula asambleas, ejecuta prácticas viles (como el acarreo de masas), rasura padrones, corrompe a jóvenes, valida procesos de elecciones internas espurias, plancha acuerdos a espaldas del consenso. lo peor de todo es que, como dice el dicho: “tira la piedra y esconde la mano”. Evidencias de las irregularidades se tienen documentadas. Además, tiene “suerte” al ser “legitimada” –quizás sin conocimiento de causa– por delegados o representantes de MORENA que actúan de buena fe.

El instrumentalismo o del pragmatismo político con el que han gobernado los gobiernos de derecha o conservadores, se ha apoderado de aquellos que presumen ser de izquierda. Las responsabilidades sociales y de la nación, se han convertido, para ambos bandos, en quimeras y obstáculos.

La política convertida en una vulgar mercancía, la violencia como negocio, la mentira puesta al servicio del marketing, el despojo de los recursos naturales realizado en el nombre de la ley, el cinismo puesto como valor moral y la corrupción entendida como única forma de sobrevivir, amenazan con permear a MORENA.

MORENA DOCUENTO

La corruptocracia y la antidemocracia son el fantasma que recorre el mundo y que convierte a los partidos políticos en cuevas de ladrones.

El presente escrito, a modo de manifiesto, no pretende generar el divisionismo, ni alentar el surgimiento de hordas rapaces, ni mucho menos desea dañar la imagen pública de MORENA. Por el contrario, se refrenda por convicción y con apego a los estatutos, la voluntad de seguir la ruta crítica trazada por el consenso racional y legítimo de las asambleas: se rechaza, categóricamente, la procreación de minorías que monopolicen los acuerdos, impongan representantes adventicios, violenten los estatutos y coarten los principios esenciales de la crítica constructiva y de la participación ciudadana.

Sr. presidente del Comité Ejecutivo Nacional, honorable Comisión Nacional de Elecciones y Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de MORENA, no hay peor manera de acabar con un líder social que denostando su honor o bien, llenarlo de honores.

Este documento es realizado por quienes somos testigos de la esperanza que ahora quiere ser cercenada por aquellos y aquellas que quieren llevar a los progresistas de México, a la gente honesta, trabajadora, a los de a pie, a la región de lo indigno; a la noche de los cuchillos largos. MORENA representa todavía un modo de estar con el pueblo.

El concepto de lo político, no necesariamente se reduce al binomio “amigo-enemigo”, ni tampoco al cálculo matemático de costo-beneficio. La política no debe ser una vulgar técnica de control y alienación, aunque sí suele ser el opio de los que están acostumbrados a mandar y a sentirse pequeños tiranos. Por el contrario, la política sí puede ser fraternidad: la política debe volver a su fuente originaria de ser un servicio por y para el pueblo.

Hace muchos años escribió Ricardo Flores Magón, fundador del periódico Regeneración, el 7 de agosto de 1900 en la Ciudad de México, en una de sus columnas lo siguiente: “¡Sumisión!, es el grito de los viles; ¡rebeldía!, es el grito de los hombres. Luzbel, rebelde, es más digno que el esbirro de Gabriel, sumiso”.

MORENA y los ciudadanos que creemos en los principios ético-políticos estamos a tiempo de corregir las desviaciones y gritar “rebeldía” y poner orden en la casa; de lo contrario la historia nos juzgará por traidores o “sumisos”.

* Responsables de la publicación: Javier y Gabriela Dévora,