Control de plagas, un reto para BC, México y el mundo

Las plagas en los cultivos son una de las principales causas de pérdidas de cosechas y por ende de pérdidas económicas en la agricultura mundial.

El problema se agrava en países en vías de desarrollo, como la mayor parte de los países latinoamericanos, incluyendo a México.

El doctor Martín Aluja, director del Inecol, concentra su investigación en el estudio de dos escarabajos que atacan y aniquilan distintas especies de árboles de Lauraceas, como el aguacate. Una de ellas ya esta en California.

Academia Mexicana de Ciencias

La propagación de las plagas y enfermedades transfronterizas de las plantas ha aumentado drásticamente en los últimos años. La globalización, el comercio y el cambio climático, así como la menor capacidad de recuperación de los sistemas de producción debido a la intensificación de la agricultura durante años contribuyen a ello.

Las plagas en los cultivos son una de las principales causas de pérdidas de cosechas y por ende de pérdidas económicas en la agricultura mundial. El problema se agrava en países en vías de desarrollo, como la mayor parte de los países latinoamericanos, incluyendo a México.

“Y no solo son los cultivos los que se pierden, también están en riesgo los bosques y otras plantas en nuestra biodiversidad”, sostuvo Martín Aluja Schüneman Hofer, director del Instituto Nacional de Ecología (Inecol).

El Premio de Ciencias y Artes 2013, especialista en el manejo de plagas, ha dedicado su carrera científica al estudio de las moscas de la fruta, una de las 10 plagas de mayor impacto económico a escala mundial.

En el país existen esta plaga y otras, y se espera que lleguen más, advirtió el investigador.

Imagen de escarabajo ambrosia de laurel rojo (Xyleborus glabratus), una de las especies en las que enfoca sus investigaciones el doctor Martín Aluja, director del Inecol (Foto: (Foto: Stephn Ausmus).
Imagen de escarabajo ambrosia de laurel rojo (Xyleborus glabratus), una de las especies en las que enfoca sus investigaciones el doctor Martín Aluja, director del Inecol (Foto: (Foto: Stephn Ausmus).

– “Las plagas que en lo particular me angustian son las de los escarabajos ambrosiales (insectos pequeños de aproximadamente 2 milímetros de largo, alargados y cilíndricos) que guardan en su aparato bucal un hongo muy agresivo (Raffaelea lauricola), el cual entra en contacto con los árboles cuando el escarabajo hace una galería en los troncos y los contamina, provocándoles la muerte”.

Aunque este escarabajo aún no entra a territorio nacional, México podría ser el destino de estos diminutos animales que atacan y matan distintas especies de árboles de Lauraceas, como el aguacate.

Son dos escarabajos (Xyleborus glabratus y Euwallacea fornicatus) que provienen de Asia, no se sabe exactamente de qué país, probablemente de China, y entraron a Estados Unidos a través del comercio. Una especie entró a California y otra al sur de Carolina, en Georgia, y desde ahí se está desplazando”.

El investigador miembro de la Academia Mexicana de Ciencias alertó sobre la presencia de esta plaga en Texas “y en esa parte del Golfo ha hecho una devastación verdaderamente brutal, ha matado a millones de árboles de la familia de los aguacates, laurácea silvestres que juegan un papel fundamental en los procesos migratorios porque proveen alimento a las aves migratorias”.

En el lado de California el escarabajo es un poco menos agresivo de manera inmediata hacia los aguacates, aunque también los aniquila.

– “Estos escarabajos atacan entre 150 y probablemente 200 especies de diferentes árboles, es decir, de entrar al país el impacto sobre los bosques nacionales sería grande”.

Por ello el programa de vigilancia cuarentenaria incluye a estos escarabajos y a un número importante de fitopatógenos que se pueden consultar en la página: http://www.senasica.gob.mx/

El aguacate mexicano, en peligro por las plagas transfronterizas sin control en nuestro país (Foto: La Crónica).
El aguacate mexicano, en peligro por las plagas transfronterizas sin control en nuestro país (Foto: La Crónica).

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, sus siglas en inglés) las plagas y enfermedades de las plantas se propagan principalmente de tres maneras: comercio y/o movimientos migratorios de las personas, factores ambientales, insectos u otros patógenos transmitidos por vectores.

Trabajo colectivo

Ante este tipo de situaciones y con el propósito de estar preparados, varias instituciones trabajan desde diversos frentes para evitar que, como ocurre en Estados Unidos, esta plaga arrase con plantaciones y bosques enteros, dejando pérdidas millonarias y un grave daño ecológico.

En el Inecol tenemos varios grupos trabajando en la búsqueda de bacterias antagónicas del hongo, buscamos nuevos potenciales fungicidas, formular algunos productos basados en la experiencia que existe en esta institución, sustancias químicas que sean atractivas a estos insectos para poderlos monitorear mejor, en fin, es una amplia gama de perspectivas totalmente transdisciplinarias, con trabajo en equipo y compartiendo una inteligencia colectiva”, dijo.

México es un país megadiverso debido a la gran variedad de ecosistemas presentes y por su ubicación geográfica en el corredor mesoamericano, donde se mezcla la biota del Neártico con la del Neotrópico.

Desafortunadamente, los países megadiversos se encuentran con mayor riesgo de invasión de especies exóticas debido a la situación económica que presenta la mayoría de ellos, como se plantea en el libro 15 de la colección Hacia dónde va la ciencia en México, que tiene por título “Ecosistemas, plagas y cambio climático”.

Este mismo texto sostiene que muchos países que se encuentran en vías de desarrollo y tienen urgencia por aumentar el comercio internacional, generalmente disponen de una menor infraestructura para detectar, monitoreas y combatir organismos exóticos llegados a través de sus fronteras, aeropuertos y puertos marítimos.

Por ello, “es importante demostrar que desde la ciencia se pueden resolver problemas y así logremos incrementar el apoyo al sector de ciencia, tecnología e innovación por parte del sector público, pero también del sector privado”, subrayó Aluja Schüneman Hofer.