Retrato nítido de una élite ladrona y cínica

El cumpleaños del Diego Fernández de Cevallos. Panista de siempre. De toda la vida. Muchos invitados. Ricos, famosos, gente de la política y del empresariado y opinadores… En pocas palabras: gente fina.

Jorge Gómez Naredo / Polemón

14 de marzo de 2016. – No estaban todos. Pero sí muchos. Hombres y mujeres importantes. Sonrisas por todos lados. Apretones de manos. La fiesta. La celebración. La distinción.

No es que no nos imaginemos que así es el mundo de la élite política y empresarial mexicana. No es que no sepamos. No es que no nos demos cuenta. Pero es que a veces no nos llegan las imágenes: no nos llegan los videos, no se nos presentan con tanta nitidez. Seguramente es que se esconden de aparecer como aparecieron en este video.Son tímidos cuando se trata de mostrar al pueblo lo que realmente son.

Dos ex presidentes: Carlos Salinas de Gortari y Felipe Calderón. Quizás también Vicente Fox, pero él no sale en el video que grabó la delegada de la Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez. Quizá estaba Margarita Zavala, acompañando a su esposo. El que sí aparece es el aspirante “independiente” a la presidencia de la República, Jorge Castañeda.

El ex hombre más rico del mundo, Carlos Slim. El cardenal, Norberto Rivera. Carlos Navarrete, el exlíder de oposición que se lleva tan pero tan bien con sus adversarios políticos. Y no podían faltar los más neutrales e imparciales periodistas de México: Carlos Marín y Ciro Gómez Leyva.

Y gobernadores y senadores y secretarios de estado y ex rectores y empresarios muy ricos y poderosos y gente del PRI y del PAN y del PRD. Todos tan tomados de la mano. Tan amigos. Tan como chingando al país.

No es que no sepamos cómo es que son, pero es que no suelen salir así de nítidos en los videos. Una élite que se siente dueña del país. Una clase política que se dice diversa, pero donde todos son iguales.

Xóchitl Gálvez quería imitar (y presumir) lo que hace el pedante Arne aus den Ruthen, quien usa el pomposo título de city manage en la delegación Miguel Hidalgo y sale a las calles a grabar a la gente que comete alguna infracción vial. Y lo hizo bien Gálvez. Grabó a la élite política mexicana. A esa élite corrupta, rapaz, ladrona, cínica. 

Se ven tan lindos todos, departiendo, sonriendo, muy alegres. Que hay pobreza: es lo de menos. Que hay violencia: es lo de menos. Que hay injusticias: es lo de menos. Esa élite política y empresarial y periodística lo que le importa es seguir así, en la élite.

No es que la gente no lo sepa, es que se ven tan nítidos en ese video. Tan cínicos. Tan como son y como siempre han sido.

No me avergüenzo de mis amigos y pido respeto a mi fiesta: ‘Jefe’ Diego

Considera una imprudencia de la delegada en Miguel Hidalgo Xóchitl Gálvez, quien “periscopeó” aspectos de la celebración por su cumpleaños 75

Excélsior

DIEGO FERNANDEZ CARLOS SALINAS
Diego Fernández con Carlos Salinas (Foto: La Voz de Michoacán).

Ciudad de México, 15 de marzo de 2016.- Diego Fernández de Cevallos, el “Jefe” Diego, aseguró que no se avergüenza de sus amigos que fueron a la fiesta que organizó en su casa, con motivo de su cumpleaños, y que desató una serie de críticas.

El candidato presidencial panista en 1994 exigió respeto para su fiesta, a la que, dijo, estuvieron invitados personajes de distintas ideologías y partidos políticos, entre los que destacaron los expresidentes Carlos Salinas de Gortari (PRI) y Felipe Calderón Hinojosa (PAN).

Además, consideró una imprudencia de la delegada en Miguel Hidalgo (Ciudad de México), Xóchitl Gálvez, una de las invitadas, quien “periscopeó” aspectos de la celebración por el cumpleaños 75 de Fernández de Cevallos en Jerécuaro, Guanajuato.

“Yo qué culpa tengo. Era una reunión privada, pero la señora delegada Xóchitl Gálvez es muy inquieta y de una reunión privada la hizo pública. Pues con la pena”, dijo el político, en entrevista con Adela Micha en Grupo Imagen Multimedia.

Así justificó el “Jefe” Diego la presencia de sus “mil invitados” en su rancho de Jerécuaro:

“Soy un convencido de que México necesita que sus hijos sepamos entender que en la pluralidad está la riqueza de México, donde todo mundo pueda tener sus ideas, sus principios, sus valores, sus ideologías, sus senderos; que cada uno respondamos de lo que hacemos y de lo que decimos, pero que no sea la discordia, que no sea el encono, lo que nos separe; que podamos también tener reuniones entre diferentes y que eso ojalá cunda y ojalá en todo México sea costumbre que los más confrontados en la vida política se puedan poner a platicar con amabilidad en concordia, porque sólo un país unido sale adelante.

“A esas comidas que hago anualmente van ricos y pobres, van funcionarios y van profesionales, van militantes de partidos y simpatizantes; de todas las ideologías, de todas las religiones. Entonces, yo digo que no tiene por qué asumirse que si yo estoy platicando contigo, tú tienes que pensar igual que yo y yo igual que tú; pues al revés: puede ser la diferencia la que me da la riqueza a mí, de ver cómo piensas tú diferente en algunos temas y cómo me puedes dar ideas para que yo cambie o mejore, y viceversa.

De izquierda a derecha: Carlos Salinas, Carlos Slim y Vicente Calderón (Foto: internet).
De izquierda a derecha: Carlos Salinas, Carlos Slim y Vicente Calderón (Foto: internet).

“Todos nos podemos ayudar en un diálogo en donde no sea el rencor lo que mueva, lo que impulse, cualquier vida privada, familiar o pública.”

Y ante las críticas, señaló:

“Hay personas que tienen en la vida tanto rencor que sólo pueden dar veneno, y eso no es correcto en la vida. Yo creo que la firmeza de las convicciones, la fortaleza de los ideales, el compromiso con la causa que cada quien quiera abrazar, no debe ser pretexto de discordia, de violencia contra los demás y de desprecio por el que piense distinto.”

En sus fiestas, recalcó, “Hay (gente) de todos los colores y sabores”.

“Me pudo, me molestó (el Periscope) sólo por mis amigos, porque yo creo que lo menos que se puede esperar es que en una reunión privada, no escondida, no oculta, sencillamente privada, se respete a todos los invitados. Por mí, no, pero por mis invitados es una molestia que yo nunca imaginé que se pudiera dar.

“Había gente cercanísima del amigo del compló, ahí estaban, y no hay que decir los nombres para no hacerle al Xóchitl Gálvez pero, en todo caso, así fue. Yo a mi casa invito a quien quiero y va quien quiere ir. Entonces, pues lo demás ya fue una…Yo creo que fue una imprudencia de Xóchitl. Me apena por mis amigos, por mis amigas, por la gente que fue, pero cuando van todas las religiones, todos los partidos, todos los modos de pensar, todas las ideologías, yo siento que estoy haciendo algo correcto que no se debe malinterpretar.

“No fue sesgado, no fue faccioso, no fue para lastimar a nadie y es mi casa, y en mi casa entran ricos y pobres, y yo de mis amigos no me avergüenzo, independientemente de que con muchos de mis amigos tenga diferencias profundas y sean caminos muy diferentes; no me importa tener caminos distantes, si alguien es mi amigo. Que él asuma lo que tenga que asumir por la vida que haya llevado, como yo tengo que asumir por la vida mía, pero que los demás yo creo que como yo les respeto, pues que respeten mi fiesta, y si están muy disgustados algunos, pues a lo mejor…Si se ponen en la fila, nos vemos el año que entra también con los que me están cuestionando.”

Y fue más allá:

“Ahí he invitado y ahí estuvieron, varios políticos de otros partidos que me han acusado penalmente. De los que me han acusado, que por tráfico de influencias, que porque soy un corruptor de la justicia y otra serie de estupideces, también van, y no pasa nada. Es que la vida hay que vivirla para delante. Hay que vivirla para la amistad, no para el encono, y yo, para lo que me queda, ya me da flojera ser rencoroso”, finalizó.

Xóchitl pide disculpa al ‘Jefe Diego’ por ‘periscopear’ fiesta; «era desmadre»

La jefa delegacional de Miguel Hidalgo dijo que no esperaba causar una connotación negativa al transmitir en Periscope la fiesta que ofreció Diego Fernández de Cevallos a la que acudieron diversos políticos.

El Financiero

Xochitl Galvez Ruiz (Foto: animalpolitico).
Xochitl Galvez Ruiz (Foto: animalpolitico).

La jefa delegacional de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez, pidió este martes una disculpa al exsenador y excandidato presidencial Diego Fernández de Cevallos tras la “connotación negativa” que tuvo su transmisión en Periscope de la fiesta que ofreció el panista en Querétaro el fin de semana pasado.

En entrevista radiofónica con MVS, la funcionaria dijo que lo hizo en broma, “era desmadre”, sin embargo, en redes sociales se cuestionó la presencia de varios políticos de distintos partidos políticos.

“¿Por qué espantarnos de que estuviéramos ahí? Yo nunca me había encontrado con Salinas de Gortari, por ejemplo”, dijo.

“¿Por qué no puedes coincidir en un punto con personas que piensan totalmente distinto?”, agregó. “(Nos juntamos) Porque de alguna manera tenemos una empatía con Diego”, quien organizó la fiesta por su cumpleaños 75 que será este miércoles.

“Somos personajes públicos y siempre vamos a causar interés público porque la gente va a decir ‘¿qué estaban haciendo?’”, señaló.

Gálvez dijo también que no estaba bajo el influjo del alcohol y aunque no era su intención causar polémica no lo volverá a hacer.

En la reunión estaban personajes como los expresidentes Carlos Salinas de Gortarí (1988-1994) y Felipe Calderón (2006-2011), además de empresarios como Carlos Slim, y Olegario Vázquez Raña.

Respecto a la legislación del uso de Periscope, dijo que “mucha gente no ha entendido de qué se trata, estoy convencida que es una herramienta que va a revolucionar la forma de hacer política. Va a ser algo incontenible que no se puede reglamentar”.

El video: