El gasoducto Ensenada, incompatible e incongruente con el Desarrollo Urbano: IMIP

El 92% de población encuestada por una organización civil rechaza el proyecto.

Gabriel Camacho Jiménez / Ensenada Ciudadana / A los Cuatro Vientos

El Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) dictaminó que el proyecto denominado “Instalación de red de transporte de gas natural” no es congruente con el Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de Ensenada (PDUCPE).

Esto a través de Opinión Técnica con número de Oficio 037/IMIP/2016, de fecha 29 de Febrero de este año.

El resolutivo del IMIP menciona que el Manifiesto de Impacto Ambiental (MIA) del gasoducto, omite analizar e integrar el proyecto pretendido a las políticas marcadas en el PDUCPE.

Así mismo, dictamina como incompatible la actividad pretendida en 16 subsectores de este mismo programa.

Debido a lo anterior, la Dirección de Catastro y Control Urbano Municipal deberá negar el permiso para la instalación del gasoducto, en acato a la Ley de Desarrollo Urbano del Estado de Baja California.

Esta norma dicta que las autoridades competentes sólo podrán expedir licencias, permisos y autorizaciones de acciones de urbanización y edificación, además de usos del suelo, en áreas o predios que resulten afectados, si las solicitudes están de acuerdo con los programas de desarrollo urbano.

Es importante mencionar que los permisos que se expidan violando esta prohibición, serán nulos de pleno derecho.

Por otra parte, ya que la empresa promotora manifiesta radios de afectación por riesgo de fuga de gas, flamabilidad y explosividad, que van de 35 a 300 metros a la redonda, esto aún con la implementación de tecnologías para minimizar riesgos, un grupo de ciudadanos se dio a la tarea de realizar una consulta a la ciudadanía que trabajan, viven y/o transitan cerca del trazo propuesto para el gasoducto, con un nivel estadístico de confianza del 95%

GASODUCTO ENCUENTA GABRIEL CAMACHO

La consulta arrojó los siguientes resultados:

– 83% de las personas no sabía de la existencia del proyecto.

– 87% considera que no traerá beneficios a la comunidad, sólo a empresa privada.

– 82% lo considera riesgoso (explosión, fugas, intoxicación).

– 92% de las personas están en contra del proyecto.

– 92% firmarían en contra del proyecto.

El 21 septiembre de 2015, diversos medios de comunicación de Baja California dieron la versión de que la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) autorizó la instalación del gasoducto que atravesará la ciudad de Ensenada de norte a sur y transportará gas natural desde la planta de Sempra-Innova, ubicada en la zona de Costa Azul, 25 kilómetros al norte de Ensenada.

GASODUCTO TRAZO

La información, que se acreditó al delegado de la SEMARNAT en Baja California, Alfonso Blancafort Camarena,  resultó falsa y hasta el lunes 15 de marzo de 2016 la dependencia federal mantenía bajo estudio el MIA del consorcio energético que promueve el proyecto. 

La solicitud la presentó en octubre del año 2014 el consorcio empresarial Autoabastecedores de Gas Natural de la Baja S. A.

De aprobarse, el ducto tendrá una extensión de 56.7 kilómetros en su línea central y ramales, así como 8.4 kilómetros en diversas derivaciones del ducto principal de menor diámetro.

De acuerdo con el MIA se aplicará una inversión de 35 millones 439 mil pesos y la obra se realizaría en 18 meses. Como fecha tentativa de inicio de operación está noviembre del 2017.

En febrero de este año Ensenada Ciudadana entregó a las autoridades municipales un escrito acompañado de 450 firmas, en rechazo al gasoducto porque se considera que la instalación representa un peligro para los residentes cercanos. Hasta el lunes 15 de marzo no hay respuesta oficial a la petición.