Premian a ganadores de Ciencia y Luz, entre ellos alumnos de la UABC y el CICESE

Concurso de fotografía científica convocado por la AMC

Estudiantes de licenciatura y posgrado dieron muestras de su creatividad al hacer de la luz la protagonista del momento capturado, ya fuera en el laboratorio o campo, observación de fenómenos naturales, equipos, instrumentos o procesos.

Academia Mexicana de Ciencias

"La luz del caos"
«La luz del caos»

Se entregaron los premios a los ganadores del primer del Concurso de Fotografía Científica Ciencia y Luz, organizado por la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), en el que jóvenes mostraron alguna representación de la luz en la física o en ciencias básicas como parte de las celebraciones por el Año Internacional de la Luz y las tecnologías basadas en la luz 2015.

El presidente de la AMC, Jaime Urrutia Fucugauchi, felicitó a los ganadores del concurso por su creatividad e interés por mostrar distintos fenómenos relacionados con la luz.

– “En la Academia no queremos que sea solo un año de celebración sobre la luz, sino que esto se traduzca en, por un lado, conocimiento duradero que permita apreciar las innovaciones basadas en la luz y lo que representa en la mejora de la calidad de vida, y por otro, impulsar vocaciones en los jóvenes para estudiar carreras científicas, así como motivar la investigación alrededor del fenómeno”.

En la premiación realizada en el auditorio Galileo Galilei de la AMC como parte de las actividades de Lumina LEDcturas de luz, que incluyó charlas de divulgación, Urrutia señaló que se buscará que este certamen, dirigido a estudiantes de licenciatura y posgrado de alguna carrera científica, se lleve a cabo cada año.

La entrega de premios y reconocimientos estuvo a cargo del presidente de la AMC y de los investigadores Rufino Díaz Uribe y Alejandro Farah Simón.

Los trabajos debían aludir a experimentos en laboratorio o campo, observaciones de fenómenos naturales, equipos e instrumentos o procesos que tuvieran que ver con la luz.

CIENCIA Y LUZ ESPECTRO
«Espectro»

El primer lugar correspondió a Alan Preciado Grijalva, estudiante de física en la Universidad Autónoma de Baja California por su trabajo titulado “La luz del caos”, en el que capturó las trayectorias de dos LED (uno rojo y otro azul) sujetos a los extremos de un péndulo triple que construyó con varillas, soleras, polímeros sólidos, baleros y tornillos de reúso.

Para lograr el efecto dejó expuesta la lente de su cámara por 15 segundos en ausencia total de luz.

Buscaba capturar el movimiento no determinista o caótico de los dos LED. Me siento muy emocionado, todo surgió por un proyecto computacional de sistemas no lineales y se mezcló con mi interés por fotografiar fenómenos físicos”, manifestó el ganador.

El segundo lugar fue para Erick Meneses de Anda, de la carrera de arquitectura en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), por su trabajo “Espectro”, en el que demostró cómo el material acrílico de dos discos compactos dispersa la luz de una vela en todos los espectros de la luz visible.

– “Fue una experiencia rara; no pensé que iba a ganar ya que pedían que se explicara algún fenómeno científico, así que me puse a investigar y al final sí lo pude mostrar”.

Jessica García Buensuceso, estudiante de la maestría en ciencias con terminación en nanotecnología en la Universidad Autónoma de Querétaro, obtuvo el tercer lugar por su fotografía “Dedos luminiscentes”.

CIENCIA Y LUZ DEDOS LUMINISCENTES
«Dedos Luminiscentes»

Dijo que para lograr esa imagen utilizó una lámpara de plasma o de Tesla y colocó sus dedos en la superficie.

– “Lo que se observa es cómo los dedos interaccionan con el plasma, donde los gases nobles al interior del foco se ionizan con la electricidad, logrando visualizar el cuarto estado de agregación de la materia (el plasma, los primeros tres son sólido, líquido y gaseoso)”.

Para la joven la noticia de su premio fue muy grata, al no considerarse fotógrafa experta.

Los universitarios merecedores de menciones honoríficas fueron Rafael Eduardo López Arteaga (UNAM), Gibraham Graciano Armenta, del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada; Víctor Edrei Robles Chávez, de la Escuela Superior de Física y Matemáticas del IPN, y Luis Abel Jiménez Galindo, estudiante de ingeniería geológica en la UNAM.