Tres Santos va contra los asesores de pescadores en Todos Santos, BCS

La Sociedad Cooperativa Pesquera Punta Lobos, en Todos Santos, Baja California Sur, continúa sin recibir resolución por parte del desarrollo turístico/inmobiliario Tres Santos, filial de MIRA Companies.

Arcelia Pazos Romo* / Foto principal: BCS Noticias

El 2 de febrero, irrumpieron cerca de 200 elementos de la Policía Estatal Preventiva y de la Policía Municipal de La Paz, con el supuesto de resguardar el acceso a la playa Punta Lobos, zona que mantenían bloqueada los pescadores de la citada cooperativa desde el 29 de octubre de 2015, como protesta por la invasión de Tres Santos a su área de trabajo. Horas más tarde, y con la aparente indicación de Beatriz Ledesma, arquitecta y subdirectora del proyecto Tres Santos, los policías desalojaron violentamente a los pescadores y otras personas que se encontraban en el plantón.

El 27 de enero, policías municipales acudieron a la casa de Ricardo Madrazo para notificarle que, junto a John Moreno, Guillermo Trasviña, Jesús Cota, Lisa Jackson y Jamie Ivee Sechrist, estaba denunciado por los delitos de despojo, invasión y asociación delictuosa. Sin embargo, la denuncia tenía la fecha del 15 de diciembre de 2015, más de un mes antes de que el cantante Peter Buck se refiriera como “corruptos” a los políticos del país, hecho que desató declaraciones de autoridades sobre intervención de extranjeros en la política local.

La demanda agravia supuestamente a la persona moral titular del terreno del desarrollo Tres Santos, sin embargo, en la documentación, se carece de argumento para demandar a estas seis personas y no a otras, tomando en cuenta que los pescadores fueron quienes iniciaron el bloqueo. Según la empresa, el grupo demandado es el autor intelectual de la movilización de los pescadores, aunque para ello no han mostrado evidencia que lo sustente.

Ricardo Madrazo es productor de Baja Sur TV, medio alternativo que informa a través de videos, y que ha cubierto el caso de Punta Lobos desde la construcción del rompeolas en la playa. Por otro lado, Lisa Jackson es una documentalista con una trayectoria amplia, Sechrist y Jesús Cota, activistas comprometidos, sobre todo con el caso de la minera Los Cardones, y por supuesto John Moreno y Guillermo Trasviña, asesores legales que trabajan de manera voluntaria para resolver el caso. Según Madrazo, “su estrategia (de Tres Santos) ha sido tratar de aislar a los pescadores”, y asegura que la demanda es mera táctica de intimidación para evitar que él, junto a su esposa (Jamie Ivee Sechrist, quien tuvo que regresar a Estados Unidos por el acoso de la COPARMEX), abogados y otros activistas, asesoren y apoyen la lucha de los pescadores.

A través de la prensa local y después de haber comprado a la antigua mesa directiva de Punta Lobos, se hizo público el desconocimiento de John Moreno como asesor legal de la cooperativa, siendo éste, uno de los intentos de la empresa para desamparar a los pescadores, sin embargo, el 22 de enero, la sociedad cooperativa reconoció a Moreno como apoderado legal.

Proyecto arquitectónico del Centro de Artes del poblado Todos Santos, Baja California Sur (Imagen: bcs noticias).
Proyecto arquitectónico del Centro de Artes del poblado Todos Santos, Baja California Sur (Imagen: bcs noticias).

Parte importante de la prensa local de Baja California Sur, -como El Informante BCS a través de Geovanny Carlos-, se ha negado a mostrar a John Moreno como asesor legal, ignorando las estipulaciones de los propios socios de la cooperativa.

Pese a las publicaciones parciales a favor de la empresa y en contra de su integridad, Moreno se niega a “caer en el juego de responder a estas notas”, pues Tres Santos “ha hecho el máximo esfuerzo por desviar la atención, que la historia de los medios se trate del asesor […] de modo que ellos no contesten las irregularidades que se les han señalado, además de no verse obligados a exhibir la documentación de que todo esté en regla”, aseguró.

Las reacciones de la comunidad ante la represión policial, así como el cuestionamiento hacia los procesos de Tres Santos y la desinformación del caso por parte de los medios locales, generaron la posibilidad de entablar un diálogo entre la empresa y la cooperativa. La primera mesa de diálogo, se efectuó el 6 de febrero en la Subsecretaría del Gobiero del Estado en La Paz con Beatriz Ledesma, reunión en la que se invalidó el acuerdo ilegítimo de la mesa directiva anterior y en la que se pospuso la construcción del desarrollo turístico.

La segunda mesa de diálogo ocurrió el jueves 18 de febrero ante diputados del Congreso del Estado, gobierno municipal y la compañía Tres Santos. Sin embargo, la falta de disposición de la empresa al negarse tajantemente a retirar la demanda en contra de los asesores y activistas, provocó que los pescadores se lavantaran de la mesa al desconfiar de Tres Santos, afirmando en un comunicado el 20 de febrero, que “sentarse a la mesa en esa condición, no es una buena señal para la concordia y la pacificación”, pues, que se retire tal demanda, es una de las condiciones de la cooperativa, la cual reconoce y defiende el trabajo legal de John Moreno.

En el comunicado de prensa de Tres Santos el mismo jueves 18, se enfatizó la disposición de solucionar el conflicto con los pescadores, seguido de afirmar que la interrupción de la mesa fue dada porque los intereses de una sola persona se antepusieron a las negociaciones con los socios de la cooperativa

Playa Punta Lobos, la manzana de la codicia (Foto Robert Saltzman).
Playa Punta Lobos, la manzana de la codicia (Foto Robert Saltzman).

Durante esa mesa, la arquitecta Beatriz Ledesma externó: “los pescadores no necesitan quien los defienda, ellos se defienden solos”, dejando claro el interés de que la cooperativa se quede indefensa en materia jurídica.

El domingo 21 de febrero, la activista residente de La Paz, Diana de Anda, integrante del Frente Ciudadano en Defensa del Agua y la Vida, organizó, junto a otros ciudadanos de Todos Santos, una colecta en los principales cruceros del pueblo.

El total de la recaudación, fue de $13,407.00, cantidad destinada al fondo de la cooperativa Punta Lobos para continuar con la lucha, y que según Rosario Salvatierra, socio de la cooperativa Punta Lobos, “este dinero es precisamente para eso, para tratar de buscar otras soluciones por otras vías. Nos vamos a otras instancias, más arriba”.

Estas instancias son particularmente las cámaras de diputados y senadores en la Ciudad de México, a las que próximamente acudirán la mesa directiva de la cooperativa Punta Lobos y sus asesores para intentar resolver el caso.

ARCELIA PAZOS ROMO* Licenciada en Comunicación por la UABC; activista por los derechos humanos en Baja California; integrante del grupo Colectivo Cimarrones de Ensenada, Baja California.