Muere Piotr Grudzinski, guitarrista y fundador de Riverside (+videos)

Piotr Grudzinski, guitarrista y co-fundador de la banda polaca de rock progresivo Riverside, laureada por crítica y público, y que ha participado en festivales de metal y rock progresivo de gran calado, falleció a los 40 años, tal y como ha anunciado la banda en un triste comunicado.

Pablo M Beleña / Esquizofrenia / A los Cuatro Vientos

Una noticia de la que todavía nos estamos reponiendo. Porque, lamentablemente, en los últimos tiempos hemos tenido que despedir a músicos de gran calado en el rock, como Lemmy o David Bowie, pero dentro de todo éramos conscientes de que eran mitos que ya habían superado los 60 años o superado los 70.

El caso de Piotr Grudzinski es todo un shock para los fans del buen metal progresivo actual porque el guitarrista de Riverside apenas tenía 40 años.

Piotr falleció el domingo 21 de febrero por la mañana curiosamente tras hacer lo que más le gustaba: el rock. Y es que el polaco, según algunas fuentes sin confirmar, había visitado por segunda noche consecutiva, el sábado, en Varsovia, la actuación en directo de los The Winery Dogs, el grupo de hardrock de Mike Portnoy, que se encontraba ese fin de semana en Polonia.

En un comunicado muy triste, Riverside comentan brevemente: «En nuestro enorme pesar y dolor, así como nuestra incredulidad, tenemos que informaros de que nuestro querido hermano y amigo Piotr Grudzinski ha fallecido esta mañana (domingo). Nos gustaría pediros por favor respeto y privacidad para sus amigos y familiares».

Piotr Grudziski

La banda, por tanto, no ha querido dar más detalles de lo sucedido, ni siquiera han confirmado que estuviera en el concierto de The Winery Dogs, como comentaba Portnoy en su Twitter oficial:

Riverside se encontraban en estos momentos preparando una nueva gira, esta vez sólo por su país y con teloneros como Lion Shepherd y Sounds Like The End Of The World. También estaban listos para encabezar este año el RoSFest festival el 7 de mayo, un festival de rock progresivo que tiene lugar en Phoenixville, EEUU.

Hace poco más de 4 años, nosotros tuvimos la ocasión de entrevistar a Piots, justo cuando Riverside cumplían su décimo aniversario y grabaron como «regalo para los fans» el magistral EP ‘Memories in My Head’Podéis leer aquí la entrevista>>

La banda estaba preparando un tour por su tierra natal, Polonia, y el músico estaba en contacto con miembros de diferentes bandas, como Mike Portnoy, que ha lamentado profundamente su muerte, igual que ha hecho la organización del festival Be prog my friend.

Riverside, fundada en 2001, había publicado a mediados de 2015 su 6º álbum de estudio, Love, Fear and the Time Machine.  De ese disco, a continuación, una de las virtuosas interpretaciones del portentoso guitarrista:

La muerte de Piort es una gran pérdida para el mundo del rock progresivo y para el mundo de la buena música de guitarra, instrumento del cual el poeta chileno Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura 1971, escribió la siguiente oda que transcribimos primero para después dejar a la excelsa cantante de flamenco Estrella Morente, y al virtuoso guitarrista español Vicente Amigo, regalarnos con una histórica interpretación que dejamos como humilde homenaje al artista polaco.

Oda a la guitarra (Pablo Neruda)

Delgada
línea pura
de corazón sonoro.
Eres la claridad cortada al vuelo:
cantando sobrevives,
todo se irá menos tu forma.

No sé si el llanto ronco
que de ti se desploma,
tus toques de tambor, tu
enjambre de alas,
será de ti lo mío,
o si eres
en silencio
más decididamente arrobadora,
sistema de paloma
o de cadera,
molde que de su espuma
resucita
y aparece, turgente, reclinada
y resurrecta rosa.
Debajo de una higuera,
cerca del ronco y raudo Bio-Bio,

guitarra,
saliste de tu nido como un ave
y a unas manos
morenas
entregaste
las citas enterradas,
los sollozos oscuros,
la cadena sin fin de los adioses.

De ti salía el canto,
el matrimonio
que el hombre
consumó con su guitarra,
los olvidados besos,
la inolvidable ingrata,
y así se transformó
la noche entera
en estrellada caja
de guitarra,
temblando el firmamento
con su copa sonora

y el río
sus infinitas cuerdas
afinaba
arrastrando hacia el mar
una marea pura 
de aromas y lamentos.

¡Oh! soledad sabrosa
con noche venidera,
soledad como el pan terrestre,
soledad con un río de guitarras.
El mundo se recoge
en una sola gota
de miel, en una estrella,
todo es azul entre las hojas,
toda la altura temblorosa
canta.