REFICCIONES: El matrimonio del cielo y el infierno

“Aunque no quieras tú, aunque no quiera yo, lo quiere Dios”, escribió Agustín Lara en su canción “Palabras de mujer”, frases que hace más de medio siglo podían tener cierta verosimilitud Y hoy resultan la comprobación de anacronismos profundamente autoritarios.

Ignacio Betancourt/ A los Cuatro Vientos

No es gratuito que los reyes de todas las épocas repitieran hasta el cansancio a las multitudes que ellos eran designados por la divinidad. Del machismo individualizado de Agustín Lara al autoritarismo místico de todo tipo de dictaduras (vaticanas, priistas, académicas o militares) no hay ni un paso ¿por qué será que los más dañinos socialmente se  hablan de tú con Dios? Si las elecciones amañadas en México las dispone el dedo divino; si la corrupción es una cultura muy mexicana (tal vez se  quiso decir “muy guadalupana”); si los mismísimos cielos autorizan cualquier atrocidad ¿qué puede esperar el ciudadano pecador y alejado de toda jerarquía? Si la ideología sólo puede existir en las mayorías como algo inducido por el poder la alternativa la representa el instinto.

Con la visita del Papa Francisco (un palpable cordial tirano) se manifestaron conductas populares apropiadas para los más diversos análisis. Lo que locutores y locutoras referían como la alegría de la juventud por la presencia papal, pareciera más bien la pura histeria de la desolación. La adoración multitudinaria al individuo más recuerda a los dictaduras militares que a la humildad cristiana. La desesperada búsqueda de la cercanía con el vicario de Dios expresa dramáticamente la miseria espiritual de la persona y no tanto el contacto con alguna divinidad, más bien resulta el gesto de una profunda vulnerabilidad social, el puro desvalimiento del ofendido, la figurativa desesperación de las víctimas. Esa urgencia convertida por la televisión en festiva es en realidad la señal de un hartazgo aún no concientizado. El pensamiento mágico promovido por quienes siempre pudieron estar cerca del Papa Francisco lo entienden como un sutil antídoto contra el reclamo concreto, justo, colectivo; Pronto la virgen de Guadalupe saltará del ayate en donde se encuentra, ella que se supone bien conoce el sufrimiento de sus hijos.

JUAN PABLO II BEATO Y SIDA

Después de la revolución mexicana de 1910 y la revolución rusa del diecisiete, y del fiasco del partido político único como gobierno nacional, y del fracaso del llamado socialismo real, y de la caída del muro de Berlín, y del bélico dominio mundial norteamericano, y del horror del capitalismo y su vigencia, pese a todo ello las estructuras económicas y políticas del planeta resultan insuficientes para contribuir en la construcción de un ciudadano complejo y diverso, con necesidades materiales e inmateriales. La riqueza desmesurada no ha vuelto sabios a los explotadores; la “justicia” del poder económico y político sólo implica justicia para sus impartidores, nunca para los ofendidos. Algo no está funcionando, algo requiere una reparación exhaustiva.

Hace algunos días, circunstancialmente llegaron a mi correo electrónico los resultados de la convocatoria 2016 del Programa de Estímulos a la Investigación, Desarrollo Tecnológico e Innovación del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONCYT), es decir, los apoyos económicos que dicho Consejo otorga a la iniciativa privada. Con acuerdos para todo el país, a San Luis Potosí le aprobaron 30 proyectos y como tal dinero es público y quienes aportamos impuestos no nos enteramos de lo realizado con esos cientos de millones de pesos otorgados a la iniciativa privada deberíamos ser informados. Con la idea de poder mantener un mínimo seguimiento de tales aportaciones, por ahora se publicarán los nombres de algunas de las empresas locales beneficiadas: al proyecto número 230287, de la empresa Laboratorios Pisa, S.A. de C.V. se le autorizaron 12 millones ochocientos diecisiete mil setecientos tres pesos; al número 230684, de Precisa Science S.A. de C.V., nueve millones setecientos veintiséis mil setecientos dos pesos;  al número 231288, de Industrias en Servicios Plásticos Central, S.A. de C.V. nueve millones quinientos cinco mil cuatrocientos noventa y seis pesos; al número 231790, de  Extractos Curativos Mexicanos S.A. de C.V. siete millones setecientos quince mil cuatrocientos nueve pesos; (y ojo) al número 232013, de la empresa Aislantes Minerales S.A. de C.V. cinco millones trescientos sesenta y seis mil ciento cincuenta y tres pesos; con el número 232967, a la Minera San Xavier (sic) S.A. de C.V. un millón ochocientos setenta y ocho mil cuatrocientos quince pesos; y con el número 233084 (nuevamente) a la Minera San Xavier S.A. de C.V. cinco millones trescientos cincuenta y cuatro mil ciento un pesos… 

Volviendo a la cotidiana confrontación entre la Secretaría de Cultura y el Colectivo de Colectivos Mariano Jiménez sólo se comentará que el nuevo Secretario, Armando Herrera, sigue propiciando que sus empleados únicamente den crédito a las acusaciones que la burocracia (y sus encubiertos lacayos) fabrica para bloquear a como de lugar la participación ciudadana que pudiera evidenciar algunas tenebrosas irracionalidades. El nuevo supuesto encargado de coordinar el Centro Cultural se asume (dicho por el mismo) como “gerente”, sólo toma en cuenta la propia opinión (faltaba más) y exhibe su lamentable terminología; llama “caprichos” a los justos reclamos y pretende acusar a los integrantes del Colectivo de “maltratar” a trabajadores y usuarios del Centro Cultural. Pronto quedarán exhibidas algunas de las cotidianas infamias de la burocracia cultural. Además, el abandono de las Casas de Cultura en los barrios y el insultante trato a sus viejos maestros debería ser denunciado en todo momento.

Del poeta inglés William Blake (1757-1827), de su libro de 1793 titulado “El matrimonio del cielo y del infierno”, va una selección tomada de sus 70 “Proverbios del infierno”:

(…) 4- La Prudencia es un vieja solterona, rica y fea, cortejada por la Incapacidad./ 5- Quien desea pero no actúa engendra peste./ 8- El necio no ve el mismo árbol que ve el sabio./ 10- La Eternidad está enamorada de los frutos del tiempo./ 13- Todo alimento sano se logra sin red ni trampa./ 21- Las prisiones se edifican con piedras de Ley, los burdeles con ladrillos de Religión./ 24- La ira del león es la sabiduría de Dios./ 29- El gozo fecunda, el dolor engendra./ 33- Lo que hoy es evidente, una vez fue imaginado./ 35- La cisterna contiene, la fuente derrama./ 37- Presto debes estar para decir lo que piensas, así el vil te evitará./ 39- Nunca perdió el águila tanto tiempo como cuando se sometió a la enseñanza del cuervo./ 42- Quien soporta que abuses de él, te conoce./ 45- El agua estancada contiene veneno./ 46- No se sabe cuando es suficiente hasta que no se sabe cuando es más que suficiente./ 47- Escucha el reproche de los necios ¡es un título real!./ 55- Así como el gusano elige las hojas más bellas para poner sus huevos, así el sacerdote deja caer su maldición en los goces más dulces./ 56- Crear una pequeña flor es trabajo de siglos./ 57- La maldición vigoriza, la bendición relaja./ 58- El mejor vino es el más añejo, la mejor agua es la más nueva./ 62- Como el aire al pájaro o el agua al pez, así es el desprecio al despreciable (…)    

IGNACIO BETANCOURT ROBLES*Ignacio Betancourt Robles. Poeta potosino. Desde 1997 es investigador literario en el Colegio de San Luis Potosí. Premio Nacional de Poesía Punto de Partida (UNAM, 1974); Premio Nacional de Cuento (INBA,1976) Libros publicados: De cómo Guadalupe bajó a la Montaña y todo lo demás (1977), El muy mentado curso (1984), Ajuste de cuentos (1995) y los poemas Diaria poesía (2006). Como dramaturgo ha escrito diez obras, todas representadas. Entre sus libros de investigación literaria están: “El escándalo”, primera drama de Manuel José  Otón. Texto y contexto (1999); Literatura y frontera norte (2005).