La lucha por certificar la primera playa nudista en México

Lejos aún de alcanzar logros tan significativos como los de la emblemática playa de Zipolite, Oaxaca, única que tolera el nudismo en México y que tiene el apoyo de toda su comunidad de mil habitantes, dos organizaciones de Baja California empezaron el largo trayecto jurídico y cultural para lograr abrir en Ensenada la primera playa nudista del país con autorización oficial.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos / Foto principal: Edgar Lima / La Jornada BC

Así, mientras del 28 al 30 de enero la Federación Nudista de México (FNM) logró un éxito internacional con la realización del Sexto Encuentro Latinoamericano de Nudismo (ELAN VI) precisamente en Zipolite , con la asistencia de más de tres mil naturistas del mundo, integrantes del grupo World Naked Bike Ride (WNBR) Ensenada preparaban la tercera caminata nudista familiar en la playa de la Lengüeta Arenosa Punta Banda, actividad que se realizó el domingo siete de febrero sin represión policial, censura religiosa o morbosidad social.

– “Aun cuando en principio no existe ley alguna en México que prohíba estar desnudo en las playas y mares que son de jurisdicción federal, para evitar conflictos sería conveniente declarar una playa de ‘vestimenta opcional’ siguiendo la tendencia mundial”, considera Gerardo Soto Herrera, coordinador en Ensenada de WNBR.

Soto, investigador Titular B del Departamento de Fisicoquímica de Nanomateriales del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Ensenada, no omite mencionar antecedentes que justifican histórica y culturalmente la creación de una playa nudista o de vestimenta opcional en la playa de la lengüeta arenosa.

El naturismo ha sido realizado por turistas norteamericanos, sobre todo del estado de California, en las playas de Baja California desde la época hippie, es decir, desde finales de los sesenta, y si bien esta costumbre decayó a partir del año 2000, en el tiempo actual se observa un repunte que nos permite predecir que el turismo alternativo será importante para la economía de la región en los próximos años”.

Su comentario lo confirma la enorme cantidad de páginas en internet donde se menciona que en infinidad de «playas paradisiacas” escasamente visitadas del Pacífico y el Mar de Cortez que corresponden al municipio de Ensenada, el nudismo se practica de manera intensa desde hace décadas y sin problema legal… Siempre y cuando los naturistas no sean sorprendidos por autoridades o particulares en las riberas sin ropa.

Entre las playas arenosas del Golfo de California que más se citan como lugares “ideales” para practicar el nudismo en Baja California, con la advertencia de que ello es ilegal, están las que se localizan en las inmediaciones de San Luis Gonzaga, Calamajué, Bahía de Los Ángeles, San Francisquito y El Barril.

Por años, las playas arenosas del municipio de Ensenada en el Mar de Cortez y el Pacífico son utilizadas por naturistas locales y extranjeros. En la gráfica una parte de la playa Puertecitos (Foto: cortesía)
Por años, las playas arenosas del municipio de Ensenada en el Mar de Cortez y el Pacífico han sido utilizadas por naturistas locales y extranjeros para practicar el nudismo. En la gráfica, una parte de la playa Puertecitos (Foto: cortesía)

Y en la costa del Pacífico se citan las demarcaciones El Consuelo, Campo Viejo, El Rosario, Punta Baja, San Carlos, Punta La Lobera, San José del Faro, Punta Cono y Santa Rosalillita.

Esta revelación la corrobora Soto Herrera, que es además representante del grupo “Naturistas de Baja California”.

– “Los bajacalifornianos hemos estado practicando el naturismo en playas aisladas y poco visitadas en el sur del municipio. Los naturistas bajacalifornianos somos ya una comunidad de participación importante”.

¿Qué tan grande es la comunidad naturista en el estado? La página en Facebook de la organización “Nudistas de Baja California” tiene mil 821 “me gusta”, los que logró en dos años de existencia. Esta cantidad representa poco más de la mitad de simpatizantes que registra en la misma red social la “Federación Nudista de México” con tres mil 370 “me gusta” que alcanzó a partir del 2 de diciembre de 2011, fecha en que se fundó para ser la primera organización notariada en México que se dedica a promover el nudismo social y familiar.

Los dos grupos enfatizan en un objetivo común: practicar e impulsar el nudismo social y familiar “porque es una forma de convivencia, recreación, auto aceptación y aceptación de los demás, libre de prejuicios impuestos por agregados artificiales” (Juan Castañeda, presidente del Consejo de Directores de la Federación Nudista de México en su página en internet).

Gerardo Soto va más allá y en una carta que en noviembre de 2015 dirigió a la licenciada Mariana Boy Tamborrell, directora general de Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), destacó:

El potencial del turismo alternativo de la parte norte de la Baja California, ha sido notablemente desaprovechado debido a que se piensa que la sociedad mexicana sigue siendo muy conservadora y prejuiciosa en lo relacionado a la práctica del naturismo-nudismo. Sin embargo, eventos masivos como las fotografías de Spencer Tunick en el Zócalo de la Ciudad de México, y las marchas ciclo-nudistas en ciudades como Guadalajara, Morelia, México, Puebla, etcétera, nos permiten concluir que el prejuicio a la práctica del nudismo ha disminuido notablemente. Evidencia de lo anterior es que una parte importante del turismo en las playas nudistas mexicanas es de connacionales”.

Aparte, comenta que el turismo alternativo con base al nudismo social y familiar, puede generar una importante contribución a la economía regional y una playa nudista, mixta o de vestimenta opcional en la lengüeta arenosa o en Playitas, en la entrada Norte a Ensenada, atraería a miles de naturistas de los Estados Unidos, Canadá, Europa y México.

Una fracción de la playa de la lengueta arenosa del Estero Punta Banda (Foto: cortesía).
Una fracción de la playa de la lengueta arenosa del Estero Punta Banda (Foto: cortesía).

Desafortunadamente, destacó el científico, hasta hoy Naturistas de Baja California y WNBR-Ensenada que hasta el 16 de febrero tenía en Facebook mil 749 “amigos”, no recibe una respuesta oficial de la licenciada Boy Tamborrell a la solicitud que formuló y acompañó con 101 firmas de apoyo que logró en la plataforma virtual “Change.org”

Al respecto el delegado de la SEMARNAT en Baja California, Alfonso Blancafort Camarena, reveló que el tema no avanzó porque los solicitantes no presentaron de manera formal su petición a la dependencia.

“Pero si se acercan a la oficina con un proyecto formal se les dará trámite a su solicitud como a cualquier otra y sin discriminar no prejuiciar”, manifestó públicamente cuando se le interrogó sobre la petición de WNBR-Ensenada.

La postura del funcionario e integrante del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) en Baja California parece más demagogia que política pública tolerante e incluyente. Esto porque hasta el 16 de febrero de 2016 no contestó a la solicitud que Soto Herrera le hizo por escrito el 26 de enero.

En la petición que fue sellada de recibida en la oficina de la SEMARNAT en Ensenada el mismo 26 de enero, el científico insiste en la declaratoria de playa nudista para una porción de la playa de la lengüeta arenosa del Estero Punta Banda.

– “Dicha playa, certificada como playa limpia según las propias normas de la secretaría (SEMARNAT), tiene un gran potencial para realizar el turismo alternativo como nos incumbe, dada su extensión, su proximidad a la laguna costera, su baja densidad de población permanente, y al arribo constante de turistas que visitan La Bufadora”.

Y considera que la propuesta naturista, en caso de ser aceptada, sería un detonante para impulsar nuevas propuestas turísticas que hagan atractiva la zona de Punta Banda y aumente la derrama económica de la ciudad de Ensenada.

CAMINATA NUDISTA PTA BANDA 2016
Promoción en internet de la tercera caminata nudista en la lengüeta arenosa del estero Punta Banda

Sin embargo, correspondió al licenciado Manuel Salas Thompson, juez calificador del Ayuntamiento de Ensenada, precisar lo que jurídicamente impide que las personas paseen desnudas en calles o playa de Baja California.

Mientras no se viole el artículo Sexto Constitucional no hay ningún problema. Se trata de no  violentar las leyes que protegen la moral de la gente, pero la verdad es que existe un vacío jurídico. El mismo artículo Sexto Constitucional que regula las violaciones a la moral es muy ambigua en el tema y el Código Penal de Baja California tampoco contempla casos como el ciclonudismo y los bañistas desnudos”.

Por ello y de momento, el ayuntamiento que enfrentó y “vistió” con 80 policías preventivos a los ciclonudistas en junio de 2015, y se ausentó en las tres caminatas nudistas familiares que los naturistas realizaron en la playa de la Lengüeta Arenosa los días 21 de noviembre, 6 de diciembre y 7 de febrero, usa el Articulo 29 del Bando de Policía y Buen Gobierno para contener a los cada vez más atrevidos nudistas.

La norma 29 está contenida en el Capítulo Séptimo relativo a “La Moral Pública” y menciona en su fracción II como “faltas a la moral”: “Exhibirse desnudo intencionalmente en la vía pública, o en el interior de su domicilio cuando pueda ser visto de manera ostensible desde la vía pública o de los domicilios adyacentes”.

La sanción que el Bando impone al infractor es una multa que va de uno a 20 salarios mínimos; es decir de 73.04 hasta mil 460.80 pesos, cantidad que podría subir si el nudista opone resistencia a la detención.

– “Pero se trata de no generar antagonismo. En principio, los no nudistas optan por no acudir a los sitios designados en caso de no comprender este tipo de costumbres; Por otra parte, los nudistas al sentirse no acosados por la autoridades locales, se sienten libres de acudir a las playas asignadas con mayor frecuencia, promoviendo el flujo de turismo alternativo con la consecuente derrama económica que genera para la región”, concluyó el doctor Soto.