Cesan a editor de El Vigía por glorificar al Socialismo

Por “hacer apología y enaltecimiento del Socialismo”, el escritor, periodista, maestro y editor de libros, revistas y suplementos, Rael Salvador, fue despedido del diario El Vigía.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 13 de febrero de 2016.- La decisión la tomó el periódico local luego de que Rael, editor por cinco años del suplemento “Palabra”, publicó en la portada de la edición 252 del 7 de febrero, una composición fotográfica que sobrepone el rostro de Fidel Castro Ruz, ex presidente comunista de Cuba, al personaje de la película Birdman, de Alejandro González Iñárritu.

La imagen, explicó el autor de aproximadamente 10 libros de poesía y ensayos literarios, así como creador de la empresa editorial “Aula Sinmuros”, ilustra la crónica del viaje a Cuba que realizó el también escritor y columnista ensenadense Ramiro Padilla Atondo.

El escrito, que Ramiro título Birdman, en la Habana, lo publicamos en Palabra porque él es nuestro colaborador fijo. Se me llamó para decirme que estaba cesado de mis funciones con la argumentación de hacer apología y enaltecimiento del Socialismo con esa carátula”.

Asimismo se retiró de la sección de Opinión de la misma casa editorial, su columna “Crítica de la Razón Cínica”.

– “Coherente con mi manera de pensar e interpretar el mundo, sólo me resta agradecerles la colaboración estable y la confianza lúcida que tuvieron hacia mi persona, intermediaria siempre en esta empresa editorial que, fincada en el marco de la libertad de expresión, intentó ofrecer el sustento de páginas a la importante generación de ideas y hallazgos del pensamiento y la creatividad”.

Fidel, provoca ronchas a la derecha, que lo usa como ariete para justificar intolerancia y autoritarismo (Foto: Adrián Corbella).
Fidel, provoca ronchas a la derecha que lo usa como ariete para justificar intolerancia, represión y autoritarismo (Foto: Adrián Corbella).

El creador de «Claridad & Cortesía. La creación de una belleza nueva”; «Obituarios Intempestivos, vida y muerte de Facundo Cabral, Albert Camus y Anna Politkóvskaya”; y «Pandemónium”, libro de antipoesía que le ganó el título de “poeta maldito” en Baja California, consideró que su viaje cultural de cinco años en “Palabra” resultó provechoso para la comunidad lectora del suplemento cultural.

– “Pero sin duda ésta (la acción punitiva de la que fue objeto) es otra manera de matar al periodista”.

Directivos del diario expresaron que lo sorprendente era que Rael, un hereje confeso, duró tantos años como columnista y editor de El Vigía, de manifiesta línea editorial católica.

En octubre pasado, el también fundador de la revista cultural “Baja Estirpe” contestó a la pregunta que le formuló la periodista Olga Alicia Aragón, coordinadora editorial de A los Cuatro Vientos, de cuánto aporta y cuánto resta a su trabajo literario dedicar tiempo y esfuerzo a la edición del suplemento cultural.

– «La función de editor literario de Palabra es fascinante: un equipo de trabajo, no de primer nivel pero sí muy interesado en lo que hace, una barra de colaboradores que ya quisiera tener cualquier medio que se precie de darle un espacio a la manifestación artística y, sobre todo, una prensa funcionando al servicio del interés cultural. Nuestra idea de enriquecer el escenario cultural de Baja California, especialmente, Ensenada, se cumple con estas premisas. Lo decía Ferrero, y a mí me gusta y consuela repetirlo: ‘La cultura ayuda a un pueblo a luchar con las palabras antes que con las armas’. Cuando refiero este estatus de suplemento cultural no hablo de la felicidad de la adaptación, amiga humana de la complacencia, sino del ejercicio crítico, y eso aporta al quehacer literario, no resta”.

Hoy, apuntó al salir de Palabra y El Vigía sin más comentarios, “decidiremos en lo personal los senderos a nuevas rutas del periodismo cultural”.