Socios de Uber pedirán amparo contra «abusivos» operativos municipales

Los socios de la empresa de transporte privado Uber en Ensenada solicitarán amparos en contra de los operativos “intimidatorios y excesivos” que realiza la Unidad Municipal de Transporte, para sancionar e impedir el trabajo que realizan en la ciudad.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 11 de febrero de 2016.- Enrique Velasco, socio de Uber en esta ciudad, manifestó lo anterior al denunciar que los policías locales que realizan los operativos en coordinación con los inspectores de la Unidad de Transporte, abusan de su poder y se burlan de los socios de la empresa cuando confiscan sus vehículos, además de violar disposiciones de ley como realizar un inventario de las condiciones del automóvil y de los objetos que se encuentran en el vehículo que secuestran, así como no entregar copia de la infracción que aplican.

Además, dijo, la empresa que realiza el traslado del vehículo al patio de arrastre y almacenamiento municipal –Gruas Chapultepec- entrega recibos comunes, sin número de folio ni registro federal de causantes, cuando se pagan los derechos de piso por el vehículo confiscado.

Relató que en las últimas tres semanas los socios de Uber han sido objeto de una campaña intensa de localización, y que los que son detectados –al menos cuatro casos- reciben malos tratos, burlas y amenazas por los 15 o 20 elementos de la policía municipal que los detienen.

En la Unidad Municipal de Transporte, dominada por funcionarios o regidores afines a las empresas concesionarias o permisionarias del ayuntamiento para dar el servicio público de transporte, el responsable jurídico Alfonso Zúñiga los amenaza con presentar denuncias penales en su contra si continúan trabajando para Uber y dar un servicio para el cual no están facultados.

Para quienes son detectados por primera vez la multa que se les aplica, incluido el derecho de piso de la empresa que hizo el arrastre del vehículo,  es de cuatro mil 800 pesos. Esto por violar el reglamento municipal de transporte que prohíbe a particulares proporcionar el servicio sin concesión o permiso previo del ayuntamiento.

UBER SOCIO EN AUTO

La actitud del gobierno municipal, afirmó, también contradice los objetivos de la Unidad Municipal de Transporte y la misión que se designó a la misma dependencia: mejorar el transporte público de Ensenada con alternativas viables para lograr un crecimiento sustentable de las vialidades, a fin de impulsar un sistema de transporte público asequible, seguro, moderno y eficiente.

Los taxis y demás unidades que brindan el servicio público no cubren esas características. Por eso la gente prefiere contratarnos ya que además de calidad y eficiencia que ofrecemos por nuestro servicio, somos más baratos que los tradicionales. En ocasiones por más del 50 por ciento”.

Indicó que Uber y otras empresas similares continúan siendo una gran oportunidad de negocio y de buen servicio de transporte, y que la preferencia de los usuarios está creciendo pese a la oposición de los transportistas tradicionales y el apoyo que les brindan las autoridades.

– “Yo inicié como socio de Uber el 30 de noviembre. Hasta el sábado 6 de febrero por la noche, que fue cuando de manera abusiva confiscaron mi vehículo, realicé 510 servicios con una calificación promedio de 4.87, de un tope de 5, que me otorgaron mis usuarios. Los demás socios están igual o mejor que yo, lo que demuestra claramente que la gente ya no quiere a los transportistas tradicionales, que están hartos de ellos pero el gobierno se niega a regularizar nuestro servicio”.

Indicó por último que los socios de Uber empezaron pláticas para trabajar amparados para evitar “los operativos autoritarios y humillantes a los que somos expuestos”.