Llaman a cuidar problemas de desnutrición en BC

Con el antecedente de que en 2015 se atendieron mil 523 casos de trastornos de la nutrición en los hospitales de Baja California, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pidió a la población prestar mayor atención a los problemas de desnutrición en los adultos mayores.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 9 de febrero de 2016.- “Este sector de la población, por su condición de salud, requieren de mayor atención y cuidados específicos de acuerdo a las indicaciones del médico; de ahí que la  nutrición juega un papel preponderante pues son más vulnerables a enfermedades y sus complicaciones”, manifestó el doctor Manuel Humberto Vargas Contreras, coordinador médico del Hospital General de Zona IV-8 del IMSS en Ensenada.

Explicó que a partir de los 60 años, los seres humanos  son más susceptibles a padecer numerosos problemas de salud relacionados con la alimentación.

– “El síntoma más común de la desnutrición es la pérdida notable de peso, la debilidad de los músculos, fatiga, irritabilidad, mareos, piel y cabello secos, depresión, sistema inmunitario débil, diarreas persistentes o estreñimiento de largo plazo, así como  cansancio durante el día y falta de energía”.

Manifestó que esto normalmente es consecuencia de una escasa alimentación o de una dieta carente de nutrientes.

– “Una dieta pobre durante un largo tiempo acelera la pérdida de masa muscular y disminuye la fuerza;  la falta de alimento incrementa la posibilidad de enfermedades que a su vez desencadenan depresión y una importante pérdida del apetito”.

Detalló que hay muchos tratamientos para el aumento de la ingesta nutricional de los pacientes.VIEJITO ENFERMERA

 

 

– “Pero es importante acudir con el especialista para el asesoramiento dietético, ya que mantener un adecuado estado nutricional reduce el riesgo de desarrollar úlceras, mejora la cicatrización de heridas, así como la salud física y mental”.

Recomendó brindar a los adultos mayores la elección de alimentos saludables a su gusto, ofrecerles  bocadillos o refrigerios,  agregar suplementos a  la dieta, planificar actividades sociales y fomentar en ellos el ejercicio físico.

De acuerdo con el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría federal de Salud, en 2015 se registraron mil 523 casos de desnutrición en Baja California, lo que representó 321 menos que en 2014, en que se atendieron mil 884 casos.

Por lo que corresponde a las cifras del año pasado, 645 casos se presentaron en hombres con la característica de que 535 fueron desnutrición leve, 67 moderada y 43 severa.

Y en mujeres las cifras fueron: 878 casos de los cuales 734 fueron leves, 89 moderadas y 55 severas.

Del total acumulado en 2014, mil 571 casos fueron leves, calificación que en ambos años representó la cifra más elevada en el registro oficial de la Secretaría de Salud.