Riesgos de trabajo presionan a pescadores y campesinos

Intoxicación con plaguicidas, así como enfermedades en la piel y en los sistemas respiratorio y digestivo, son las principales enfermedades que padecen los aproximadamente 50 mil trabajadores del campo que laboran en los ranchos y ejidos de Baja California.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 8 de febrero de 2016.- Y para los seis mil pescadores que trabajan en los litorales de la entidad, las lesiones corporales y las amputaciones en las extremidades del cuerpo, así como el síndrome de la descompresión en los buzos que trabajan en las pesquerías comerciales de moluscos, peces y mariscos, son los padecimientos más comunes.

De acuerdo con información sobre Accidentes y Enfermedades de Trabajo del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Baja California, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) y el Programa de Atención a Jornaleros Agrícolas (PAJA) del gobierno federal, pescadores y campesinos son dos de los grupos laborales más vulnerables por su bajo nivel de afiliación a las instituciones de seguridad social.

En el Reporte 2014 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de Naciones Unidas sobre las condiciones de riesgo para los jornaleros de México, se concluyó:

– “Tanto por el uso de agroquímicos como por las condiciones en que laboran (inclemencias del sol, campos anegados, uso de herramientas defectuosas y peligrosas, presencia de alacranes y demás animales ponzoñosos), los riesgos son frecuentes y algunos no se atienden como riesgos del trabajo, además de que los jornaleros están al margen de la seguridad social (del Instituto Mexicano de Seguridad Social, IMSS) y el seguro popular no está generalizado entre ellos”.

La afirmación la corrobora el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaría de Salud, que en su boletín de la semana del 27 de diciembre del año pasado al 2 de enero de 2016, informó que en Baja California, en el periodo 2013-2015, se registraron 156 casos de enfermedades por intoxicación con plaguicidas.

Del total que reporta el programa epidemiológico federal, 84 casos fueron de hombres y 72 de mujeres, y tan sólo en 2015 se registraron 46 expedientes, dos menos que en 2013 y 16 menos que en 2014.

El registro de tal número de casos no lo reconoció, o lo ocultó el Sistema Estatal de Salud cuyo titular, el doctor Sergio Tolento Hernández, dijo en junio de 2015 que no existían casos de intoxicación con plaguicidas en los campos de cultivo del estado.

PESCADOR LESIONADO

Informalidad, riesgo para los pescadores

Respecto a los peligros que afrontan los trabajadores del mar, la OIT manifiesta en su Reporte 2014 que los pescadores mexicanos “están expuestos a grandes peligros que incluyen el mal tiempo en el mar, maquinarias potentes y peligrosas, daño con los anzuelos y mordeduras de tiburones”.

Agrega como un agravante en el riesgo de trabajo el que la mayoría de los pescadores todavía pertenecen al sector informal y eso reduce su afiliación a los servicios de seguridad pública como el IMSS o el Seguro Popular.

Por ello, la Secretaría de Pesca y Acuacultura (SEPESCA) del estado impulsa cursos de capacitación en sobrevivencia para los seis mil pescadores y buzos que trabajan en el sector.

De acuerdo con el director de Pesca Víctor Alonso Ibañez Esquer, este año se realizarán tres talleres –el primero ya se impartió en Esteban Cantú- que consisten en adiestramiento en primeros auxilios, rescate, uso de señales visuales, auditivas e interpretación de pronósticos meteorológicos, así como aprendizaje para la utilización de sistemas radiales de diversas bandas de transmisión de datos y comunicación.

Aun así el Seguro Social, en su estadística 2012-2014 sobre accidentes de trabajo en Baja California, reportó para los pescadores del estado la frecuente presencia de traumatismos superficiales, luxaciones y esguinces, heridas, fracturas y amputaciones motivadas por los riesgos de la actividad.

Los datos los cierra el Estudio 2014 sobre la Seguridad en el Mar para la Pesca Artesanal y en Pequeña Escala de México, que elaboró el Departamento de Pesca y Acuicultura de la Organización de las Naciones Unida para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En el periodo 2012-2014, el organismo internacional reportó para el Pacífico mexicano 71 casos de accidentes relacionados con la seguridad en el mar, en donde se presentó muerte durante el buceo; vuelco, encallamiento y hundimiento de la embarcación; incendio a bordo; retraso en la fecha de arribo; deceso al caer al agua por la borda, trasbordo ilegal o inseguro de capturas en altamar; colisión entre navíos; embarcación a la deriva y explosión en el buque de pesca.