Insuficiente baja de precio a gasolinas. No levanta ventas‏

Para la Asociación de Gasolineros de Ensenada, el ajuste a la baja que dio el gobierno federal al precio de los energéticos  fue “mínimo” y por ello no representa un beneficio ni para los automovilistas ni para los concesionarios de la paraestatal.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 5 de febrero de 2016.- De hecho, afirmó Juan Manuel Arellano Lara, por la caída en el poder adquisitivo de la población que se origina en la precaria situación económica en la que vive, la devaluación del peso y la fluctuación de los precios del petróleo en el mundo, las ventas de gasolinas y diesel cayeron en un 40 por ciento en el periodo 2013 a 2015.

La retracción en la venta de energéticos en Ensenada la expresó así: “La gente trae menos dinero para gastar, siguen llegando bastantes carros a las estaciones de servicio pero la gente echa 100 pesos y estamos hablando de que son prácticamente siete litros de gasolina”.

Esto, agregó, afectó las finanzas de las 44 estaciones de gasolina que existen en la ciudad, “y lo peor es que este año será aún más difícil que 2015, porque no esperamos que los automovilistas aumenten sus compras” en las gasolineras.

– ¿Sin embargo, vemos que se están construyendo en la ciudad al menos seis gasolineras nuevas?

“Eso es porque pertenecen a grandes cadenas nacionales que logran subsistir gracias al flujo económico que generan en otros estados.”

Respecto a la apertura energética en el país que atraerá, a partir de 2016, inversiones de compañías gasolineras de todo el mundo, opinó: “Será hasta el 2018 cuando se de una apertura general que generará una guerra de precios. Muchos le están apostando a ver qué enlaces y fusiones harán con empresas internacionales y ahí de seguro entrarán nuestros asociados”.

Datos de la Secretaría de Economía (SE) y Petróleos Mexicanos (PEMEX) indican que si bien las gasolineras extranjeras  se preparan desde 2015 para invertir en México, será hasta 2017 cuando el grueso de ellas se instale en el país, empezando por la frontera Norte.

La SE estima que una gasolinera, con cuatro dispensarios, cuesta aproximadamente 700 mil dólares en México, y para que sea rentable tendría que vender un millón de litros de gasolinas mensual, siendo actualmente en promedio de 500 mil litros.

GASOLINERAS EXTRANJERAS

También que son las empresas Shell, Texaco, Chevron, Exxonmobil y Puma Energy las más interesadas en entrar a México. Varias de ellas piensan comprar a PEMEX gasolineras ya construidas e instaladas.

Al respecto, el 7 de diciembre PEMEX informó en un comunicado de prensa que las empresas Exxon, Shell y Chevron podrían invertir en instalaciones de nuevas gasolineras en México a partir de 2016, y así competir con las 11 mil 300 franquicias que Petróleos Mexicanos (Pemex) tiene en la república

La empresa Valero, que ya le vende gasolina a Pemex, fundamentalmente para Baja California y otras zonas de la frontera norte de México, dijo el 4 de enero en un comunicado que multiplicará sus exportaciones de gasolina a México por ser la mejor posicionada para vender gasolina a las empresas extranjeras.

El modelo de autoservicio llegará al país de la mano de las gasolineras extranjeras. Sin embargo, afirmó la SE, cada empresa tendrá la opción de contratar despachadores o no, por lo que es posible que muchas estaciones conserven el modelo del despachador.

Por su parte, José Ángel García Elizondo, presidente de la Organización Nacional de Expendedores de Petróleo, declaró en diciembre que será en 2017 cuando se dé la apertura de gasolinas a inversionistas privados.

Para entonces, agregó, la red de estaciones ya deberá estar modernizada con nueva imagen y servicios, como los bancarios y recarga de teléfonos celulares, con el fin de hacer frente a la competencia.

Actualmente, mencionó, los márgenes de utilidad por ventas para las franquicias son de 6.5 por ciento del total de ventas de gasolina Magna y Premium, y diésel.

También que la red en promedio vende gasolinas con un valor mensual estimado de 28 mil millones de pesos, y que la infraestructura de las franquicias cubre la demanda de los 33 millones de vehículos que circulan en el país.