¡Para no irse con la finta! Mentiras y mañas de la Reforma Política de la Ciudad de México

En la reunión del sábado 30 de enero en el Distrito II federal de GAM, el Diputado Juan Romero hizo llegar a los asistentes un díptico sobre la Reforma de la ciudad de México. Por su importancia política lo pongo a la consideración de mis lectores.

Jesús Sosa Castro/ A los Cuatro Vientos

1a.- No somos un Estado más de la República, somos una entidad federativa y sólo cuando los Poderes Federales salgan de la ciudad, podríamos convertirnos en el Estado 32

2a.- Las nuevas Alcaldías no tienen el status ni las facultades de los municipios del país, no cobran impuestos, ni controlan sus presupuestos, ni a sus policías, ni los servicios públicos de agua, pavimentación, alumbrado público, mercados, parques, etc.

3ª.- La nueva ciudad de México no será libre y soberana como los demás Estados de la Federación sino que será “autónoma” teniendo acotadas sus facultades, como por ejemplo, la aprobación de su deuda pública, la cual continuará a cargo de la Cámara de Diputados Federal, al igual que el gasto público de educación y salud

4ª.- No es una Reforma Democrática; 40 de los 100 Constituyentes que redactarán la nueva Constitución de la Ciudad de México, serán impuestos por dedazo por Peña Nieto, Mancera, cámara de Diputados y cámara de Senadores

5ª.- La Reforma no representa ni un mayor presupuesto del que ya viene teniendo la Ciudad, ni tampoco una mejoría en la prestación de los servicios públicos que presta el Gobierno o las Delegaciones; ni una ampliación de los programas sociales

6ª.- La Reforma SÍ permitirá que partidos minoritarios en la ciudad como el PAN y el PRI, estén sobrerrepresentados en el nuevo Constituyente. Podrán decidir sobre cómo debe organizarse y gobernarse esta Ciudad y mostrarán que esta Reforma es un acuerdo entre Enrique Peña Nieto y Miguel Ángel Mancera

manceratres

7ª.- Lo que pasará es que el voto no será libre, secreto y directo al elegir Asambleístas Constituyentes de listas propuestas por los partidos políticos nacionales, lo cual significa que tú no eliges en forma directa a tu representante para crear y aprobar la Constitución de la Ciudad, lo hacen otros en tu nombre

8ª.- La Reforma, en cambio, abre la posibilidad de “legalizar” las iniciativas o proyectos que convierten los bienes y asuntos públicos en negocios privados; parquímetros, fotomultas, corredores como el de Chapultepec, etc.

9ª.- El colmo está en que Mancera será quien proponga el texto de la Nueva Constitución con el riesgo de que no se tome en cuenta el sentir y la opinión de los capitalinos y busque imponer su  visión de negociante con los bienes y servicios de los ciudadanos como es el caso del nuevo reglamento de tránsito

10ª.- Con esta Reforma se abre la posibilidad de que haya reelección hasta por cuatro períodos consecutivos de diputados locales. Además los Alcaldes y sus Concejales de las nuevas demarcaciones territoriales también podrán reelegirse por un período más. Los chapulines vivirán varios años pegados al presupuesto público

La Reforma política de la Ciudad de México permite hacer grandes negocios con los bienes y servicios públicos de la Ciudad. Para eso se han unido Peña Nieto y Mancera. También están haciendo todo lo que está de su parte para echar para atrás las conquistas y los derechos de los ciudadanos logrados en luchas muy importantes. Contra estas políticas nos pronunciamos los ciudadanos de la ya Ciudad de México. ¡Contra la imposición, la organización! Organízate y lucha. Despierta, la Reforma política tal como viene, no es la mejor solución a nuestros problemas. Exijamos la participación democrática de los ciudadanos. ¡Todos somos Constituyentes!

JESUS CASTRO SOSA*Jesús Sosa Castro. Destacado militante de la izquierda mexicana. Articulista de SDP noticias y colaborador de A los Cuatro Vientos.