Buscan crear Área Protegida en bosque de Sierra de Ulloa‏

El ejido Adolfo Ruiz Cortinez iniciará este año el proceso para obtener del gobierno federal, la declaratoria de Área Natural Protegida para el Bosque de los Attenuatas en la Sierra de Ulloa, colindante al norte con la ciudad de Ensenada.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 3 de febrero de 2016.- Jorge Castellanos Elías y Juan Carlos Velázquez, guías del bosque y ejidatarios en Ruiz Cortinez, manifestaron que el grupo social tomó la determinación luego de confirmar que el gobierno federal excluyó al bosque de pinos local porque no cuenta con una declaratoria de importancia y protección ambiental.

“Nos han dicho que no somos susceptibles a recibir apoyos financieros y materiales del gobierno porque nuestro bosque está en la ciudad de Ensenada, y que no está reconocido por el gobierno como tal”, manifestó Velázquez.

Esto evitó, por ejemplo, que Los Attenatuas quedaran fuera de un programa especial de reforestación con encinos a finales de 2015, pese a que contaba con el respaldo de las autoridades estatales de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR).

También retrasa la puesta en marcha de un programa de investigación para lograr la producción del attenuata en viveros, y su reforestación en 60 hectáreas del bosque que se quemaron hace años y con los que se espera incrementar a 260 hectáreas la superficie total de pinos en una zona arbolada que se extiende hasta 400 hectáreas.

La semilla del pino, que en la Sierra de Ulloa tiene dos de sus tres últimos reductos en México, sólo germina en condiciones de calor que le proporciona un incendio forestal y de acuerdo con Jorge Castellanos, dos intentos por hacer crecer el pino luego de germinar artificialmente la semilla, fracasaron por falta de asesoría técnica.

ATTENUATAS MUSGO

Por ello, Castellanos y Velázquez anunciaron que buscarán ayuda especializada con académicos, científicos, activistas por la naturaleza y abogados ambientalistas para dos cosas: 1.- lograr el éxito en la producción de la conífera en invernadero; 2.- pulir la ´propuesta de Área Natural Protegida para el bosque.

También lograr el respaldo del 100 por ciento de los 62 ejidatarios del Ruíz Cortínez para que la zona del bosque, enmarcado en un polígono de tierras comunitarias, pase a otro régimen de administración en caso de lograr la declaratoria.

– “En este momento la mayoría de los ejidatarios están a favor del proyecto de protección, pero deseamos que la totalidad, o cerca de la totalidad de los ejidatarios den su apoyo a la idea que impulsamos”, manifestó Velázquez.

Indicaron por último que una vez que esté lista la petición a las autoridades federales, el ejido solicitará el respaldo de la sociedad porteña para que se sume masivamente a la solicitud y crear un frente común para una zona que abastece parcialmente de agua a la cabecera municipal donde habitan casi 420 mil personas.

Desde hace cuatro años, alrededor de cinco mil personas caminan anualmente los 700 metros de altura de la Sierra de Juárez que se requieren para llegar al bosque, en donde los ejidatarios abrieron senderos para crear un paseo ecológico que rápidamente gana adeptos no sólo de Ensenada, sino de otras ciudades de Baja California y el suroeste de la Unión Americana.