Policía de Ensenada, confiable y profesional: Sindicatura

La Policía Municipal de Ensenada es, según el síndico Iván Barbosa Ochoa, “una institución confiable, con alto profesionalismo”, a pesar de las quejas y denuncias que cientos de ensenadenses han interpuesto por abusos de autoridad, detención arbitraria, lesiones y trato cruel, degradante e inhumano.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 28 de enero de 2016.- La propia Sindicatura detectó policías con antecedentes penales en México y en Estados Unidos. Y el síndico precisó los datos:

La corporación tiene 58 elementos separados definitivamente en los últimos seis años; 118 denuncias por actos violatorios de derechos humanos en 2015 y acumula 500 quejas ciudadanas en la oficina de Asuntos Internos de la Sindicatura.

Yesenia Pelayo, subdirectora Jurídica de la Sindicatura de Ensenada, también considera buenos los niveles de confiablidad de la Policía Municipal; sin embargo, otra es la opinión de la titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), Melba Adriana Olvera.

El 33 por ciento de las quejas por violación a derechos humanos se presentan contra esta corporación. La Secretaría de Seguridad Pública Municipal, con las 118 denuncias ciudadanas en contra de abusos policiacos, registró un incremento de 46.5 por ciento en sólo 56 días, en comparación con el primer semestre de 2014, cuando se recibieron 80 quejas, dijo Olvera.

La titular de la CEDH, agregó que contra la Policía Estatal Preventiva se habían presentado hasta octubre del año pasado 52 acusaciones por trasgredir el derecho a la integridad personal, a la legalidad, a la seguridad jurídica y a la libertad de los ciudadanos.

“Para mejorar el respeto a los derechos humanos en toda Baja California”, subrayó “es necesario convencer a la ciudadanía que presente sus quejas y exija la reparación de daño a las víctimas”.

Prueba de confianza

Dos son los procedimientos por los que un policía municipal puede ser sancionado o separado de la corporación:

1.- La denuncia ciudadana en Asuntos Internos de la Sindicatura; y

2.- El examen de control de confianza que aplica el Centro de Evaluación de Control de Confianza, conocido como C3.

POLICIAS ENSENADA FILA

La evaluación de confianza consiste en cuatro exámenes: tóxico, salud, socioeconómico y psicológico. Se aplica a policías municipales y estatales, y a empleados del Ministerio Público.

Cuando un agente reprueba, la Sindicatura recibe del C3 el resultado y tiene un año para integrar una investigación. Al concluir la pesquisa envía el expediente a la Comisión Disciplinaria de la SPM y en una decisión colegiada se decide la separación definitiva del reprobado.

– “El policía tiene derecho a la defensa, pero no es posible reinstalarlo. Por mandato constitucional sólo pueden permanecer en la institución policial quienes aprueban el examen”, precisó la subdirectora jurídica.

La reforma de 2008 al Artículo 123 constitucional establece: los agentes podrán ser separados de sus cargos si no cumplen los requisitos de las leyes vigentes al momento de ser evaluados. Si la autoridad jurisdiccional resolviere que la separación fue injustificada, el Estado sólo está obligado a pagar la indemnización y demás prestaciones, sin que en ningún caso proceda su reincorporación al servicio.

“No hay país en el mundo que trate peor desde la Constitución a sus policías, fiscales y peritos, que México», lamentó en cierta ocasión Renato Sales Heredia, ex Coordinador Nacional Antisecuestro y ahora titular de la Comisión Nacional de Seguridad.

Cada uno de los mil policías de Ensenada es evaluado bianualmente. El contenido y metodología del examen se modifican constantemente con la intervención de especialistas.

Yesenia Pelayo informó que la sindicatura tiene el 100 por ciento de separaciones definitivas efectivas. Explicó que el procedimiento de separación debe concluir en el plazo máximo de un año, si este se incumple, el caso queda prescrito y el agente reprobado puede seguir en la corporación.

– ¿Por qué reprobaron los 52 policías separados?

POLICIAS EDA SALUDO

– La mayoría por antecedentes penales. Estaban en la corporación antes de que existiera la Academia de Policía, pero a partir del 2009, cuando empiezan los exámenes, descubrimos que tenían antecedentes por delitos cometidos fuera del país, entre otros por robo.

Los antecedentes penales se descubren cuando C3 pide datos al Despacho Federal de Investigaciones (FBI). Los expedientes de policías con antecedentes criminales se turnan al Ministerio Público.

Otra irregularidad es la presentación de certificados apócrifos de secundaria y preparatoria.

Detectamos casos de policías que hicieron estudios en escuelas ‘patito’ sin acreditación oficial; pagaron colegiatura pero nunca asistieron a clases”, dijo el síndico.

Por increíble que parezca, ningún policía fue reprobado por problemas de adicciones o de salud.

Las quejas

Hasta octubre de 2015, la Sindicatura había recibido 500 quejas contra policías y agentes de tránsito.

“En su mayoría no son faltas graves y otras son inexistentes”, dijo la subdirectora Jurídica, sin negar que hay acusaciones por detención injustificada, abusos de autoridad, maltrato y lesiones.

– ¿Estamos ante una policía confiable que respeta los derechos humanos?

– Sí, es una corporación confiable. Y los policías están más preparados, ya tienen licenciatura y maestría-, respondió el síndico.

En agosto del año pasado, 16 policías de Ensenada, incluido el comandante general Humberto Durán, se graduaron para integrar la IV generación de Licenciatura en Seguridad Pública con opción terminal en Investigación Policial, impartida por la Academia de Seguridad Pública del Estado.