Regidora transportista protege a su gremio y va contra Uber-Ensenada‏

La disputa entre la empresa de transporte privado Uber y los transportistas locales subirá al nivel jurídico cuando la regidora y transportista Columba Domínguez Delgadillo, anunció que pedirá modificaciones al Reglamento Municipal de Transporte Público para impedir que la compañía continúe trabajando en Ensenada.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 22 de enero de 2016.- Domínguez, concesionaria del transporte público local, coordinadora de la Comisión de Seguridad, Tránsito y Transporte, y consejera en la Unidad Municipal de Transporte del ayuntamiento, reveló que la intensión de su propuesta es “intervenir y sancionar a vehículos privados o particulares que ofrezcan el servicio público de transporte sin autorización previa”.

El anuncio de la acción jurídica de la regidora cerró una campaña de manifestaciones que en contra de Uber expresaron concesionarios y permisionarios del transporte públicos de Ensenada, la mayoría adheridos como gremio al Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Armando Gutiérrez Guerra, presidente de la Unión de Transportistas de Baja California, manifestó que Uber opera de manera ilegal en Ensenada y el resto del estado, por lo que solicitaron a Domínguez y a la Unidad Municipal del Transporte que tomen la iniciativa en la entidad y enfrenten jurídicamente a los choferes de la empresa privada.

Por su parte, el dirigente de la Unión Estatal de Transportistas de Baja California, Raúl Carrillo Espinoza, aseguró que la organización priista no permitiría que la polémica compañía de aplicación cibernética para solicitar servicios de transporte desde un dispositivo móvil, trabaje en la localidad como lo ha hecho desde la última semana de julio de 2015.

La regidora Columba Domínguez (Ayuntamiento de Ensenada).
La regidora Columba Domínguez (Ayuntamiento de Ensenada).

– “Uber no está regulada ni autorizada y eso es una competencia desleal. Si no prospera nuestra petición para no permitirles que den el servicio, nosotros actuaremos. Si tenemos que acorralar y hacer presión la vamos a hacer”, amenazó.

La respuesta a la ira de los transportistas ocurrió hasta el 20 de enero cuando Domínguez Delgadillo, regidora que saltó a la fama por ser juez y parte en el tema del fallido aumento a la tarifa del transporte público local, anunció estar a favor de sus colegas.

Presentó su estrategia para contener y sancionar a UBER: una serie de modificaciones a diversos artículos del Reglamento Municipal de Transporte Público para, primero, dar más atribuciones a la Unidad Municipal de Transporte y pueda actuar en contra de empresas tipo Uber.

También solicitará modificaciones normativas para prohibir y sancionar el uso de automóviles privados en el servicio de transporte público sin la previa autorización, expresa y por escrito, del ayuntamiento.

Sus propuestas, elaboradas después de que se reunió con sus colegas transportistas en diversos días de enero, serán puestas a consideración del cabildo en la sesión ordinaria de la próxima semana.