Detiene la PROFEPA destrucción de Encinos en Ensenada

Inspectores de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) detuvieron la destrucción de encinos en la parte alta del Cañón de Doña Petra y en breve la dependencia emitirá un dictamen de la sanción a la que se harán acreedores los particulares que permitieron y ordenaron la tala de los ancestrales árboles.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 22 de enero de 2016.- La delegada municipal en El Sauzal de Rodríguez, Bertha Martínez Villalobos, manifestó que la PROFEPA reaccionó así a la denuncia que interpuso para frenar el retiro ilegal de los encinos, de más de 100 años de vida, en el Rancho La Cruz los días 20 y 21 de enero.

Manifestó que varios ciudadanos se acercaron a la delegación para denunciar lo que pasaba en el rancho, que se ubica en la colindancia de El Sauzal, la delegación San Antonio de Las Minas y el Cañón de Doña Petra, en donde se ubica un remanente del bosque de encinos que por siglos ha permanecido en la región.

De acuerdo con la funcionaria municipal, los inspectores federales encontraron en flagrancia a los operadores de maquinaria pesada que el ingeniero Juan Rosendo Granados, presunto tío del director de la Unidad Municipal de Protección Civil Arturo Granados González, contrató en Tijuana para realizar los trabajos de ampliación de un camino de terracería de 600 metros de longitud en el Rancho La Cruz.

ENCINOS BOSQUE SIERRA DE ULLOA EDA

La obra permitirá al profesional tener acceso con camiones de carga, a un banco de productos pétreos que presuntamente le concesionó el gobierno estatal.

De acuerdo con versiones de vecinos del rancho y caminantes del Cañón de Doña Petra, las máquinas destruyeron al menos seis encinos y una cantidad no valuada de matorrales y otras especies de árboles y arbustos, sin que el ingeniero Granados tenga permisos federales, estatales y municipales para hacerlo.

De hecho, indicó Martínez Villalobos, en el acta que los funcionarios de la PROFEPA levantaron en el rancho se asentó que el ingeniero Granados debe entregar un oficio donde la Dirección Municipal de Ecología certifique que la destrucción de vegetación en La Cruz «no representa un daño al ambiente».