Ayuntamiento viola Derecho a un Ambiente Sano en Ensenada

Al desincorporar del patrimonio municipal terrenos destinados al desarrollo de zonas verdes en las colonias y fraccionamientos, cambiar el uso de suelo de los mismos y venderlos para cubrir deudas u obtener recursos con los cuales pagar su gasto corriente, el Ayuntamiento de Ensenada viola los artículos 4 y 27 de la constitución del país.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 22 de enero de 2016.- Con esto, concluyó el Juzgado Octavo de Distrito con sede en Ensenada, el gobierno local viola el derecho de toda persona “a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar”.

El abogado ambientalista Marco Antonio Lazcano Sahagún manifestó que la resolución de la juez Minerva López Constantino en el juicio de amparo indirecto 1263/2014, que un ciudadano promovió en contra del Ayuntamiento de Ensenada y ocho de sus funcionarios, entre ellos el presidente municipal, representa una esperanza para todos aquellos que están en contra de la reducción de los espacios verdes en las ciudades del país.

Los hechos motivo de la demanda y el amparo datan de 2010.

– “La historia trata de un predio que constituía una área verde y era parte del régimen de dominio público, pero el Ayuntamiento lo desincorporó y lo pasó al régimen de dominio privado. Además, le cambio el uso de suelo para darlo en pago de un adeudo, lo que trajo como consecuencia la reducción de las áreas verdes en el lugar afectado”, indicó.

– «Nos preguntamos entonces: ¿Y los ciudadanos y sus derechos humanos ambientales, dónde quedan?”

Fue así que la demandante planteó al juzgado que la forma de actuar del Ayuntamiento de Ensenada vulneró su obligación a proteger, preservar, mejorar y restaurar el equilibrio ecológico, así como evitar la destrucción de los recursos naturales.

– “Además, y esto quedó demostrado en el juicio, el gobierno municipal cometió diversas violaciones a la Ley del Régimen Municipal para el Estado de Baja California, al Reglamento de Bienes Patrimoniales del Municipio de Ensenada, y ael Reglamento estatal de Fraccionamientos”.

El Parque Revolución de Ensenada, uno de los pocos espacios verdes de la ciudad (Foto: Archivo).
El Parque Revolución de Ensenada, uno de los pocos espacios verdes de la ciudad (Fotos: Archivo).

Violación al derecho a un ambiente sano

En la sentencia, la juez López Constantino señaló que el ayuntamiento pasó por encima de las disposiciones que regulan la desincorporación de los bienes del régimen de dominio público que integran el patrimonio del municipio, con lo que alteró “injustificadamente” la estructura original del lugar.

Si se toma en consideración que el predio formaba parte de una superficie mayor de áreas verdes destinadas a satisfacer el servicio público de parques y jardines, resulta innegable que el proceder de la autoridad municipal propició una afectación al medio ambiente del lugar, toda vez que generó la reducción de un espacio reservado a la salvaguarda del equilibrio ecológico”.

Esto, agregó, al margen de la ilegitimidad del procedimiento de desincorporación que vulneró el ordenamiento que regula la reserva de dicha superficie al interior de los fraccionamientos: el Reglamento de Fraccionamiento del Estado.

Consideró que al autorizar el cambio de uso de suelo del inmueble desincorporado, la autoridad municipal alegó que su actuación no afectaría el porcentaje de área verde que establece el artículo 33 de la normatividad para la constitución de un fraccionamiento, relativo al tres por ciento de la superficie vendible.

– “Concluyó –el ayuntamiento- que el porcentaje de áreas verdes resultante de la enajenación del predio corresponde al 1.87% de la superficie vendible, siendo que dicho rubro de urbanización debería corresponder cuando menos al 3%”.

A continuación, la juez afirmó que el proceder de las autoridades responsables quebrantó el contenido de los artículos 4 y 27 de la Constitución General de la República, en los que se reconoce el derecho de toda persona a un medio ambiente sano para su desarrollo y bienestar.

– “Derecho fundamental que en el marco internacional de los derechos humanos encuentra razón en el artículo 12 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, y 11 del Protocolo de San Salvador, adicional a la Convención Americana sobre Derechos Humanos en Materia de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, conforme a los cuales los Estados Partes se comprometieron a promover la protección, preservación y mejoramiento del medio ambiente, lo que en la especie no aconteció”.

La sentencia favorable para el ciudadano demandante de amparo, informó Lazcano, se dio el 10 de diciembre de 2015, y “es una llave jurídica para otros que como mi cliente, desean acabar con el daño ambiental que con sus acciones ilegales propician nuestras autoridades”.