Auditoría revela daño patrimonial con donativo de PEMEX a Ensenada

Petróleos Mexicanos (PEMEX), el Ayuntamiento de Ensenada y la empresa constructora Valdez e Hijos Constructores (VEHCSA), están sujetos a una investigación administrativa por el extravío de miles de toneladas de asfalto y daño patrimonial a la nación por cinco millones de pesos.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C. a 30 de diciembre de 2015.- Los hechos ocurrieron en el segundo semestre de 2013 y los denunció el Órgano de Fiscalización Superior (ORFIS) del Estado al Congreso de Baja California, y éste a su vez turnó el expediente a la Sindicatura Municipal para que investigue y sancione a los responsables del presunto crimen.

La observación del auditor estatal se suma a otra serie de actos de corrupción que la administración que presidió Enrique Pelayo Torres hizo en el tema del bacheo y reencarpetado de las calles de la ciudad-puerto. Respecto algunas irregularidades que se dieron en 2012, A los Cuatro Vientos y la revista Reportaje publicaron un trabajo que se puede consultar en la liga: http://www.4vientos.net/?p=7771

En la relación de los nuevos acontecimientos, el auditor superior de la entidad, contador público Manuel Montenegro Espinoza, detalla que el 21 de junio de 2013 la paraestatal petrolera suscribió con el XX Ayuntamiento de Ensenada un contrato de donación en el cual el gobierno local recibiría mil toneladas de Asfalto AC-20 con un valor total de nueve millones 538 mil 376 pesos, para ser destinado al programa de bacheo, reencarpetado, rehabilitación y/o construcción de vialidades del municipio.

El 7 de septiembre del mismo año el ayuntamiento firmó un convenio de colaboración con la empresa constructora VEHCSA para convenir en coparticipación, la realización de suministro de la mezcla asfáltica.

El municipio autorizó a la constructora a recibir las mil toneladas de asfalto en su planta de asfaltos en Hermosillo, Sonora, para lo cual la empresa se comprometió a entregar al gobierno local la fabricación de mezcla asfáltica por el equivalente a tres mil 729 metros cúbicos de producto terminado.

Esta primera parte del convenio, contenida en la cláusula tercera, fue motivo de observación del auditor en virtud de que un oficio de la Dirección de Infraestructura Municipal del XXI Ayuntamiento de Ensenada, de fecha 6 de octubre de 2014, precisa que la cantidad de mezcla asfáltica que VEHCSA debió entregar con las mil toneladas debió ser nueve mil 90 metros cúbicos; es decir, se pactó de manera flagrante un faltante de cinco mil 361 metros cúbicos.

Esto tiene su origen en otro aparente acto de corrupción. La empresa transportista que Valdez e Hijos y el ayuntamiento contrataron para trasladar el donativo de las instalaciones de PEMEX en Cadereyta, Nuevo León, a Hermosillo para su almacenamiento en la planta de la constructora porteña, reportó que al recibir el 98 por ciento del material donado se trataba de apenas 471.265 toneladas

La planta refinadora de Pemex en Cadereyta, Nuevo León (Foto: PEMEX).
La planta refinadora de Pemex en Cadereyta, Nuevo León (Foto: PEMEX).

Del resto del asfalto -la cantidad de 528.735 toneladas-, el ayuntamiento no cuenta con evidencia documental de la recepción del material pétreo por parte de la empresa, ni por parte de la Dirección de Infraestructura Municipal, por lo que se desconoce su destino.

Para Montenegro Espinoza, esta diferencia no aclarada presume un daño patrimonial por cinco millones 43 mil 226 pesos.

El asunto no concluyó ahí. Durante la investigación de un año que realizó la fiscalizadora estatal, VECHSA reportó haber entregado a las empresas Constructora Las Olas, Disain Constructores, Boga Construcciones, Jorge Alberto Magaña Díaz y Servicios Públicos Municipales el equivalente a mil 759.27 metros cúbicos de mezcla asfáltica.

Al revisar los vales de entrada y salida del asfalto, se constató que la cantidad realmente entregada por la empresa era de mil 35 metros cúbicos, y que Servicios Públicos Municipales sólo recibió 650 de los 679.27 metros cúbicos que Valdez e Hijos dice le entregó, y no hay evidencia documental ni física del destino de ese faltante.

También se descubrió que al procesar 471.27 toneladas de asfalto se debió tener un volumen de cuatro mil 283.84 metros de mezcla asfáltica, pero solo se habían suministrado mil 35 metros cúbicos, por lo que existe un déficit de tres mil 284.84 metros cúbicos que no se entregaron.

El ORFIS encontró asimismo que en los “vales-notas” con las que se validó la distribución del material, se determinó una discrepancia contra los vales solicitados por el municipio contra los de la Empresa, por un total de 638 metros cúbicos, siendo la diferencia más significativa la de Jorge Alberto Magaña Díaz, a quien supuestamente VECHSA entregaría 650 metros cúbicos pero sólo se le dio 140 para una diferencia de 510.

Montenegro cita que otro paquete de irregularidades está contenido en el convenio de colaboración, el cual fue firmado por el Director de Infraestructura Municipal -ingeniero Marco Antonio González Aréchiga-, sin estar facultado para suscribirlo, además de que no se pactó el costo-beneficio por el procesamiento de la mezcla asfáltica a favor de cada una de las partes.

BACHEO EDA

Tampoco se convino el pago de la transportación por el flete del donativo a la planta de asfaltos de VECHSA, toda vez que ésta liquidó por cuenta del Ayuntamiento dicha erogación por un importe de un millón seis mil 296 pesos, por un volumen de 471.27 toneladas de asfalto AC-20 recibidas en su planta.

Los actos de corrupción cerraron con otros hechos que reportó el ORFIS al Congreso: El ayuntamiento no reconoció contablemente el donativo, incumpliendo con el Postulado Básico de Contabilidad Gubernamental denominado Sustancia Económica.

Tampoco  proporcionó evidencia documental de informar a PEMEX sobre la comprobación de la donación a fin de constatar que ésta no fue objeto de venta y/o transferencia a otro donatario o tercero, con base a las cláusulas tercera y cuarta del citado Contrato.

Asimismo no proporcionó evidencia documental de informar al “Donante” en los formatos establecidos por la Gerencia de Desarrollo social de Petróleos Mexicanos, respecto a los informes de seguimiento, reportes de comprobación conforme a lo establecido en su cláusula sexta del citado Contrato.

El Ayuntamiento de Ensenada no proporcionó evidencia donde se constate la correcta aplicación de la donación, cumplir con los objetivos, comprobar y rendir cuenta sobre dicha donación, con base a la cláusula décima y décima primera del citado contrato.

Y no proporcionó la constancia de donación GDS/CD/005/2013 que ampara la autorización de mil toneladas de asfalto AC-20 de fecha 2 de julio de 2013, expedida por Petróleos Mexicanos.

La Sindicatura del XXI Ayuntamiento de Ensenada presuntamente realiza una nueva investigación de los hechos observados por el ORFIS.