BC con alto potencial para crear electricidad con nopales

Al ocupar el cuarto lugar nacional en la producción comercial de nopal, Baja California tiene un excelente potencial para generar electricidad con base a la planta que se adaptó al clima y suelo de la entidad en menos de 20 años.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 29 de diciembre de 2015.- El maestro en ciencias Miguel Ángel Perales de la Cruz, investigador de Energías Alternas del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), manifestó lo anterior al presentar un modelo innovador de producción de electricidad que ofrece energía limpia a un precio hasta 50 por ciento menor a la que oferta la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Tras señalar que de acuerdo con estadísticas de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentos (SAGARPA), Baja California produce el 13.1 por ciento del nopal que consume y exporta el país, tan solo atrás de Milpa Alta (Distrito Federal), Morelos y el Estado de México, el investigador destacó que el Senado de la República está interesado en impulsar el diseño.

También que el INIFAP hizo gestiones ante la Comisión Federal de Electricidad para obtener el permiso del Centro Nacional de Control de Energía (CENASE) y la Comisión Reguladora de Energía (CRE), para convertir el proyecto en una Central Eléctrica y así operar legalmente en la red pública de uso de energía.

“Consideramos que el uso del nopal para producir energía es una oportunidad para los productores de esta planta natural de México. Esta oportunidad se presenta como una opción viable para diversificar los ingresos rurales y producir de forma sustentable y ecológica las energías verdes, y dejar de utilizar toda clase de recursos energéticos fósiles”, destacó el investigador.

Reveló que su proyecto es capaz de producir un mega, equivalente a mil kilowatts/hora –24 mil kilowatts diariamente—suficiente para abastecer de energía a 12 mil casas/habitación, con un requerimiento de 70 hectáreas de superficie cultivadas con nopal.

– “Este proyecto piloto se realiza de manera conjunta entre INIFAP y una empresa cementera en el municipio de Pabellón, Aguascalientes. Creemos lograr con creces nuestro objetivo y entonces estará listo para desarrollarlo en lugares del Norte de la República, como Baja California, que tiene un gran potencial para el cultivo exitoso del nopal”.

El sistema de producción que diseñó Perales de la Cruz en el INIFAP, exige una plantación de alta densidad, que es de 50 mil plantas por hectárea. Esta superficie da una capacidad de producción superior a las 600 toneladas por hectárea al año.

El uso del nopal para producir energía, es una oportunidad para los productores de esta planta natural de México (1)

– “El resultado que tenemos hasta el momento es que, al primer año en que se establecieron las 70 hectáreas con la participación de la Asociación de Productores de Nopal de Aguascalientes, se han cosechado ya 870 toneladas por hectárea/año”.

También se logró que el costo de producción de energía eléctrica del proyecto se ubicara entre 92 y 94 centavos por kilowatt, en Calvillo, Aguascalientes, contra 1.80 pesos de la tarifa de la CFE, en la planta calera de Tula, Hidalgo.

Precisó que el sistema dependerá en su totalidad de las organizaciones de productores de nopal, sin que tenga que pasar ni por autorización ni por operación de ninguna dependencia federal.

Recordó que los requerimientos climatológicos que requiere el cultivo de nopal, como casi todos los cultivos, se desarrollan muy bien en regiones donde las temperaturas oscilen entre 20 y 30 grados centígrados, que es lo adecuado para el trabajo de la cubierta vegetal.

Las áreas problemáticas pudieran ser aquellas que están arriba de los 44 o 45 grados. El resto no tiene problemas excepto en regiones con temperaturas muy bajas, heladas y nevadas.

El cultivo de nopal nos da la oportunidad de levantar tres o cuatro cosechas al año, donde no hay riesgo de heladas, y tres cosechas donde el invierno pudiera ser más crudo. En estas zonas se ha registrado que, desde septiembre, tendríamos que estar almacenando biomasa para tener plantas en tres, cuatro y hasta cinco bancos, con nopal macizo, para que no se hiele”.

Finalmente, el investigador destacó como un beneficio ecológico adicional del sistema, la posibilidad de producir fertilizantes orgánicos con los residuos del nopal después de la biodigestión, y con todos los residuos líquidos.