Negado el aumento, ahora van por la concesión de transportistas

El pleno del cabildo de Ensenada confirmó el dictamen de la Comisión de Seguridad, Tránsito y Transporte del Ayuntamiento local de no conceder aumento alguno a los concesionarios del transporte público de Ensenada, y el alcalde Gilberto Hirata  dijo estar abierto a estudiar cualquier propuesta tendiente a resolver el problema del sector “sin que perjudique al bolsillo de los ensenadenses.”

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 22 de diciembre de 2015.- Las cinco empresas que paralizaron a la ciudad por 34 horas los días 16 y 17 de diciembre –Autotransportes Amarillo y Blanco, El Vigía, Rojo y Blanco, Brisa y Flecha Verde-, también están en investigación por un grupo de regidores que iniciaron el proceso de revisión de las concesiones.

De acuerdo con asesores de los ediles revisionistas, el proceso podrá durar hasta 30 días hábiles para que presente un anteproyecto de dictamen que posteriormente será consultado con todos los miembros del cabildo, para su presentación final en la comuna municipal.

Mientras tanto, el presidente municipal Gilberto Hirata Chico, poco antes de votar a favor del dictamen que negó el aumento del 35 por ciento que solicitaban los concesionarios, dijo:

– “El día de hoy tengo que reconocer que no están dadas las condiciones socioeconómicas para autorizar un incremento a la tarifa del transporte. Con plena responsabilidad asumo el sentir ciudadano y con esa misma responsabilidad debemos, como gobierno, fortalecer al sector transportista”.

También recordó que la obligación de prestar el servicio es del municipio.

Y en ese contexto, como gobierno municipal, seremos los primeros en buscar mejorar las condiciones del sector transportes ya sea a través de mejorar las rutas, fortaleciendo las vialidades, gestionando recursos de los tres niveles de gobierno que vengan a fortalecer al sector, y cualquier otra acción que se nos proponga y que no perjudique el bolsillo de los ensenadenses.”

MICROBUS CHOCADO
Equipos en malas condiciones, choferes irresponsables y autoridades negligentes, terminan en accidente viales que cuestan lesiones y vidas en los usuarios (Foto: archivo).

La declaración del maestro cobra importancia porque el síndico social Félix Ojeda, dijo la semana pasada que desde 2014 el ayuntamiento tiene al menos tres propuestas de empresas transportistas del Estado de México, Jalisco y Sonora interesadas en prestar el servicio en la ciudad.

Estas compañías, explicó el edil, se acercaron al cabildo luego de que en septiembre del año pasado los transportistas aumentaron la tarifa de manera ilegal de 10 a 13.50 pesos. “Todo estaba listo para cancelar la concesión a los infractores pero el Ayuntamiento ni sancionó a los rebeldes ni revocó las concesiones”.

La elección de hoy fue de 15 de 16 votos a favor del dictamen. La regidora Columba Domínguez, coordinadora de la comisión que negó el incremento tarifario y  que se excusó de participar en su elaboración por ser accionista de la empresa de Autotransportes Amarillo y Blanco, se abstuvo de emitir sufragio.

Frente a decenas de personas que portaban carteles alusivos al no incremento a la tarifa, algunos de los regidores explicaron el motivo de su voto.

Por ejemplo, los ediles del Partido de la Revolución Democrática -Alicia Yesenia Rivera Santoyo y Arturo Serratos Tejeda- anunciaron que presentarán una demanda penal en contra de los concesionarios, por atribuirse facultades que no les corresponden y con ello paralizaron la ciudad de Ensenada y su zona conurbana por dos días, lo que originaron un severo daño económico, social y político a quienes residen en ella.

Ese daño al interés social de Ensenada, destacaron a su vez los comisionados que elaboraron el dictamen en contra del aumento -Jaime Guadalupe Zepeda Ávalos del Partido Encuentro Social, Gilberto Bernardino Sánchez del Partido Estatal de Baja California, y César García Urías del Partido Revolucionario Institucional-, ya es objeto de un análisis jurídico en el Ayuntamiento para proceder en consecuencia.

La protesta ciudadana en el cabildo (Foto: archivo)
La protesta ciudadana en el cabildo (Foto: archivo)

Los perredistas, junto con los regidores Gilberto Bernardino Sánchez Martínez y Salvador Espinoza Ascencio –de los partidos de Baja California y Movimiento Ciudadano, respectivamente-, así como el síndico social Félix Ojeda Ortega, incluyeron en sus posicionamientos la petición de que los concesionarios, a quienes calificaron de “soberbios”, “autoritarios” e “irrespetuosos” de la ciudadanía y el Ayuntamiento, pierdan la autorización que se les dio para brindar el servicio.

“¡Debemos ir por la cancelación (de las concesiones)!”, llamó a su vez el síndico social al recordar que la discusión en el ayuntamiento no se debía quedar en el tema del aumento a la tarifa “que no lo merecen porque (los transportistas) no cuentan con las condiciones”, sino en sancionar la actitud de los concesionarios con la ciudadanía y el gobierno local.

Los regidores también revelaron que el cabildo presentó múltiples opciones a los concesionarios para que mejoraran sus ingresos, como la colocación de publicidad espectacular en sus unidades, cambios de sistema de pago, mejora de vehículo con planes de financiamiento atractivos, “pero todos los rechazaron”.

Por eso, la decisión colegiada del cabildo dejó satisfechos a los ciudadanos que se presentaron en la sesión portando cartelones alusivos al no incremento de la tarifa, pero insistieron en que los concesionarios deben ser “estrictamente castigados” con el retiro de las concesiones que disfrutan.

Previo a la sesión de cabildo, Armando Gutiérrez Guerra, vocero de la Unión de Transportistas Independientes del Municipio de Ensenada, organización que reúne a los cinco concesionarios paristas, desechó la realización de nuevos paros del transporte público y anunció que las empresas acudirán a instancias de gobierno superior para lograr su objetivo.

También que recurrirán al amparo federal para evitar que el cabildo de Ensenada les retire las concesiones.