Pretenden explotar guano en la Isla San Martín

En la Isla de San Martín, frente a la costas de Punta Colonet y Camalú, el gobierno federal analiza la posibilidad de asignar a un particular la explotación artesanal  de guano por 10 años.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 18 de diciembre de 2015.- El empresario Luis Enrique Méndez Martínez solicitó a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), un permiso para extraer hasta 71 mil toneladas de guano.

El proyecto, contrario a lo que propuso para su conservación el Grupo Nacional para la Conservación y el Desarrollo Sustentable de las Islas del Pacífico que encabeza la Secretaría de Marina, busca establecer dos zonas de explotación de siete hectáreas de superficie.

La SEMARNAT en Baja California emitió un comunicado en donde informa que la petición de Méndez Martínez está vigente desde el 19 de noviembre y que actualmente la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) evalúa el manifiesto de impacto ambiental para determinar si aprueba o no el permiso de extracción de guano.

Isla San Martín obtuvo relevancia nacional cuando en octubre de 2002 el exbanquero tabasqueño Carlos Cabal Peniche ofreció 95 hectáreas de su territorio en garantía de pago a una fianza de cuatro mil 700 millones de pesos que fijó un Juzgado de Distrito para seguir en libertad en uno de los tres juicios que enfrentó por delitos financieros en perjuicio del país.

La isla, de 256 hectáreas de extensión, sin ninguna categoría de protección, la única de origen volcánico entre las islas a decretar en una zona de Reserva de la Biósfera para las Islas del Pacífico peninsular, y con presencia de pescadores libres, fue certificada a nombre del polémico empresario por el Ayuntamiento de Ensenada cuando era presidente municipal Jorge Antonio Catalán Sosa.

Entonces se le dio un inexplicable valor comercial superior a los dos mil 300 millones de pesos. El dueño del predio se identificó como José Tobías Yunes Torbay.

PELICANOS EN ISLA
Colonia de pelícanos en la isla, depositando guano en las rocas

El Grupo de Conservación de Islas propuso su protección junto con otras islas del Pacífico bajacaliforniano, para salvar una rata endémica incluida en la lista de especies mexicanas en peligro de extinción.

El grupo la describe de forma casi circular, con diámetro de mil 800 metros, cerca de su centro existen dos picos notables de los cuales el que se halla más al Sur es un cráter de 148.5 metros de altura, 116 metros de diámetro y 12.8 metros de profundidad

 La isla está rodeada por sargazo entre el cual se encuentran algunas rocas aisladas.

En el lado Este de la isla se localiza una pequeña ensenada llamada Hassler; su límite Este está constituido por grandes peñascos que extendiéndose hacia el Noreste determinan una excelente escollera natural.

En el lado Sureste existe una pequeña laguna circular que se abre al mar durante la marea media.

La isla es árida, aunque algunos cactos y arbustos crecen entre las masas de lava, y es refugio de numerosas focas y aves marinas que se encuentran tanto en las playas de la ensenada como en la laguna.