Deficiente manejo de residuos sólidos en Ensenada

Ni el uno por ciento de la población de la ciudad recicla la basura que genera en su vivienda, por lo que es indispensable iniciar una campaña de cultura a favor de la limpieza y el reciclaje de los residuos sólidos.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 18 de diciembre de 2015.- Ello lo manifiesta el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) de Ensenada en un estudio sobre la situación de la basura, su recolección y confinamiento en la cabecera municipal.

El documento señala que hay basura acumulada en la vía pública, en lotes baldíos, en arroyos, cañadas, áreas verdes y naturales de la zona urbana y playas de la metrópoli.

Reconoce que el manejo de residuos urbanos es deficiente y que aproximadamente el 13 por ciento de la basura tiene “un final desconocido”.

También que en el relleno sanitario de la ciudad, que opera una compañía privada por concesión, los residuos urbanos, industriales, comerciales, peligrosos y de manejo especial se mezclan sin mayor control, y que no hay alternativas de manejo para los residuos sólidos como la composta, el reciclaje y los incineradores de plasma.

COMPOSTA

Sobre el tema la empresa Ecoterra, que tiene la concesión municipal para recoger la basura de tipo industrial y comercial en la ciudad,  el reciclaje de los desechos sólidos es la mejor opción para reducir los problemas de contaminación que se generan en la localidad.

“Los productos cada vez vienen con más empaques y eso nos genera mucha basura. Además, la basura orgánica, es decir la que se genera de los productos que se compran en los supermercados, sigue siendo la misma desde hace años”, refirió en un comunicado.

La concesionaria consideró que los habitantes de Ensenada deben trabajar intensamente en el cuidado del ambiente, ya que ni siquiera la totalidad de las empresas maquiladoras y comercios adoptan medidas de higiene.

Para Ecoterra, alrededor del 30 por ciento de la industria porteña tiende a reciclar su basura y a nivel doméstico el tema de reciclar es casi nulo porque la cultura al respecto prácticamente no existe.

“Nos estamos llenado de basura y eso tiene consecuencias para todos”, concluyó.