Gobierno federal lava con dinero el rostro de la minería en BC

En breve, la industria minera de Ensenada aportará grandes beneficios a la producción nacional de minerales y a cambio será uno de los más grandes beneficiados con recursos federales que provienen de la Reforma Fiscal.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 11 diciembre 2015.- El director general del Fondo Minero de la Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial y Urbano (SEDATU) Ricardo López Pescador, anunció lo anterior al poner en marcha el Comité de Desarrollo Regional para las Zonas Mineras de Baja California.

Este organismo, al igual que los 25 que la SEDATU formará este año en igual número de estados mineros de la República, tiene como objetivo aprobar los proyectos de infraestructura con los recursos del Fondo Minero, un dinero que la Secretaría de Hacienda creó luego de la Reforma Fiscal y que este año asciende a dos mil quinientos millones de pesos.

“De ese recuro el 20 por ciento se queda en la federación para el desarrollo de su infraestructura, el 30 por ciento se va para los estados y el 50 por ciento se aplicará directamente en los municipios con actividad minera”, explicó.

Dijo que Baja California tiene un gran potencial de productividad minera y citó el caso de Ensenada, en donde está por iniciar actividades el proyecto minero de El Arco, del Grupo México, con una inversión de dos mil millones de dólares.

El proyecto, manifestó el funcionario federal, proyectará al municipio de Ensenada hacia la gran productividad minera del país y hace pronosticar un beneficio especial del Fondo Minero, ya que éste responde a las regiones con mayor productividad extractiva de minerales.

Explicó que los recursos se van a invertir «en obras de infraestructura básica para el desarrollo social, regional y sustentable de miles de mujeres y hombres que aún ven lejanos los beneficios de las Reformas, pero que cuando tengan las obras en su comunidad, entenderán el gran esfuerzo del gobierno federal en impulsar las reformas estructurales”.

MINERO DE ORO

Y agregó: “Ya tenemos resultados claros con la Reforma Energética, como es la reducción en el costo de las tarifas de la luz o las telefónicas. Ahora, con el Fondo Minero, habremos de generar beneficios, bienestar y progreso a las comunidades que se dedican a esta actividad industrial”.

Explicó que la entrega de recursos al estado y a los  municipios será trimestral y que su aplicación no tendrá cortes ni de fin de año. Su flujo será permanente y estrictamente fiscalizado.

“En marzo de 2016, con la proyección económica de 2015, habrá otro techo financiero para seguir los programas sociales trimestralmente, claro, después de acreditar los avances de los programas vigentes».

Insistió en que, por los proyectos mineros que tiene Ensenada, en un futuro no muy lejano este municipio de Baja California será uno de los que más aporten a la economía minera nacional y por lo mismo será uno de los que más recursos reciban del fondo.

Luego explicó que el Comité de Desarrollo Regional para las Zonas Mineras, es un órgano colegiado conformado por cinco miembros, donde está representada la Federación, el estado, los municipios, las comunidades indígenas o núcleos agrarios, así como las empresas mineras. Este grupo colegiado será el que decida en qué se invierten los recursos del Fondo Minero y cuáles son los proyectos de mayor impacto social y beneficio de las familias del municipio o de la región.

De acuerdo con las reglas de operación del Fondo Minero, la infraestructura que se verá impactada por éste, es la construcción y remodelación de escuelas, pavimentación de calles, construcción de caminos locales, alumbrado público, plantas de tratamiento, drenaje, manejo de residuos sólidos y mejora en la calidad del aire, reforestación y rehabilitación y limpia de ríos.

“Son obras que apoyan la movilidad urbana y permiten elevar la calidad de vida de los habitantes”, dijo por último el funcionario federal.