Apoyo del gobierno de BC a discapacitados, «una fantasía»

Para cerca de 250 mil personas que en Baja California padecen algún tipo de invalidez, “no hubo motivo de celebración este 3 de diciembre”, fecha en la que el mundo celebró el Día Internacional de las Personas con Discapacidad.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C. a 11 de diciembre de 2015.- Representantes de organizaciones de personas que padecen autismo y sordera en Ensenada, manifestaron que los derechos de este sector social continúan siendo vulnerados y son invisibles a los ojos de las autoridades de los tres niveles de gobierno.

La profesora Manuela González Mora, madre de un joven con discapacidad intelectual y activista por los derechos de las personas con discapacidad en general, destacó que el gobierno, en todos sus niveles, mantiene un estereotipo en la atención mínima, que hace a las personas con discapacidad auditiva e intelectual más invisibles que el resto de sus compañeros.

Por su parte, la psicóloga María Magdalena Buenrostro González, presidente de “Manos Que Hablan”, dijo que celebrar lo ignorado “se oye bonito”, pero alejado de la realidad.

“Es la fantasía de una realidad inexistente. Cuando los sordos han tenido que esperar más de 100 años para que se haga realidad su derecho a la educación, cosa que aún no ocurre”, destacó.

Consideró que es tiempo de que los defensores de derechos humanos que vienen a darles “una charla”, realmente sean solidarios con sus necesidades y coherentes con su labor como intermediarios para hacer efectivos sus derechos.

DISCAPACIDAD VISUAL
Discapacitados: nada que conmemorar (Foto: internet).

Esto lo dijo luego de la convocatoria para asistir a una reunión el miércoles 2 de diciembre que convocó la presidente de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Baja California (CEDHBC), Melba Adriana Olvera Rodríguez, junto con autoridades estatales y municipales, para “festejar” junto con organismos de la sociedad civil.

Buenrostro manifestó que en los marcos legales de Educación para las Personas con Discapacidad del Estado y la Ley General para la Inclusión de las Personas con Discapacidad en el ámbito nacional, así como en decretos internacionales, se estipulan leyes, normas y reglas que distan mucho de lo que sucede en los hechos.

– “Más que una esperanza representan una afrenta a la dignidad humana por el nulo acceso a la educación de calidad a los ciudadanos sordos, mostrándoles de esta manera su invisibilidad social”.

Indicó por último que la comunidad “sorda” de Ensenada necesita y tiene el derecho de asistir a escuelas que les brinden acceso a la educación de calidad, la oportunidad de desarrollar sus potencialidades y comprender el mundo desde su propia perspectiva, comunicándose a través de lengua de señas.

Sobre el tema, el ex titular de la Comisión de los Derechos Humanos del Estado en Ensenada, Heriberto García, manifestó hace unas semanas que el 70 por ciento de los discapacitados en Baja California no tienen empleo, lo que representa 10 veces más que la media nacional para el sector.

Lo bueno de la estadística, concluyó, es que dos de cada tres discapacitados con empleo tienen seguridad social y no se sienten discriminados por sus compañeros de labor.