Entre protestas, deudas y rumores, aprueba cabildo Ley de Egresos 2016

La sesión de cabildo local en donde presuntamente se discutiría un aumento al precio del transporte público en la ciudad de Ensenada, se convirtió en escenario para la autorización de un nuevo endeudamiento por 100 millones de pesos de la administración municipal y la aprobación de una Ley de Egresos por mil 381 millones 848 mil pesos.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 10 de diciembre de 2015.- También sirvió como escaparate a dos grupos que se manifestaron en el cabildo contra el aumento al transporte público y el ordenamiento del valle de Guadalupe, lo cual llevó al presidente municipal Gilberto Hirata Chico a declarar que el tema del aumento al boleto del transporte seguirá en análisis tras varias sesiones de diálogo con los concesionarios, y que las protestas de siete ejidos en Guadalupe se tomarán en cuenta en la elaboración del plan regulatorio del desarrollo del valle vitivinícola.

Por la mañana de ayer, el síndico social de Ensenada, Félix Francisco Ojeda Ortega, informó que ocho ediles del XXI Ayuntamiento local iban a votar en contra de un aumento del 20 por ciento a la tarifa del transporte público en caso de que los regidores del PRI y el presidente municipal Gilberto Hirata Chico presentaran al pleno del cabildo la propuesta que se preparó en la Comisión de Seguridad, Tránsito y Transporte que coordina Columba Domínguez Delgadillo, concesionaria del Transporte Público de Ensenada.

Ojeda Ortega destacó que si el regidor Jaime Zepeda Avalos, del Partido Encuentro Social (PES), en realidad estaba en contra del aumento al boleto del pasaje en los microbuses y camiones del transporte público, el bloque opositor podría ganar por un voto y evitar el incremento “que hasta donde sabemos es todavía una propuesta, un rumor que deseamos abortar”.

Un día antes, Zepeda manifestó que por desconocer la propuesta de aumento y el sustento técnico y contable que lo valide, así como por no estar claros y por escrito los compromisos que asumían los transportistas a cambio del aumento, votaría en contra de la propuesta si ésta se presentaba en la sesión de hoy del cabildo.

Por su parte, el activista Alfredo del Moral reveló que logró reunir la firma de 46 mil usuarios del transporte público que rechazan cualquier aumento a la tarifa del servicio que prestan en la ciudad y su área conurbada, cinco empresas “con pésima calidad”.

“Las firmas están a disposición de los regidores que deseen fortalecer su voto en contra. Se trata de personas plenamente identificadas que se opone a todo intento de aumento al precio del transporte (público), que es uno de los más caros del país y de los de menor calidad”, expresó.

La postura de los ediles, el síndico social y el activista, conjuntamente con diversos señalamientos públicos hechos en programas de radio por usuarios del transporte público en el sentido de que, por ejemplo, los choferes de la empresa Transportes Vigía no entregan boleto a los pasajeros que usan la ruta Ensenada-Francisco Zarco, o las malas condiciones mecánicas del parque vehicular de los concesionarios, retrasó el inicio de la sesión de cabildo.

Originalmente programada para dar inicio a las 10.00 horas del miércoles 9 de diciembre, la sesión empezó 45 minutos después y el tema del aumento ya no se incluyó en la orden del día .

Lo que sí se aprobó de manera unánime (16 votos) fue la Ley de Egresos del municipio para 2016, así como un préstamo de 100 millones de pesos con la banca de desarrollo y comercial para cubrir sueldo y aguinaldo de fin de año a los más de tres mil trabajadores y funcionarios del ayuntamiento.

La deuda se pagará con las partidas presupuestales de la federación a Ensenada correspondientes al primer semestre de 2016.

A su vez el regidor priísta César García Urías, coordinador de la Comisión de Hacienda y Patrimonio Municipal, detalló que a las instancias paramunicipales como Cume, Riviera de Ensenada, Inmudere, Imip, Fidue, Proturismo y DIF, gastarán 43.5 millones de pesos.

El resto del presupuesto de egresos se utilizará para cubrir los gastos de todas las dependencias del ayuntamiento, “bajo la tónica de la austeridad y la transparencia en el manejo de los recursos públicos”.