Positivo el uso de agua residual en el valle de Maneadero‏

Al dar a conocer los primeros resultados del programa de riego a flores y cebada para consumo pecuario en el valle de Maneadero con aguas residuales tratadas, investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California (uabc) informaron que “han sido positivos hasta el momento”.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B. C., a 13 de noviembre de 2015.- Por ello, comentó el doctor Luis Walter Daesslé Heuser, científico del Instituto de Investigaciones Oceanológicas (IIO) de la UABC, el proyecto de riego puede ser una fuente potencial de ingresos para toda la entidad y generará empleos relacionados a la cosecha y el riego.

“Además, aportará cuidado del medio ambiente a través de la reutilización del agua y su uso sustentable”.

Confió en que al ver resultados positivos y saber que hay inversionistas interesados, el gobierno estatal desarrollará partidas más fuertes para la realización de estudios e investigaciones detalladas sobre los beneficios y efectos del riego con las aguas tratadas.

“Si no hay agua no hay productividad en el valle, lo que puede ocasionar problemas de tipo económicos, sociales y ambientales”, destacó.

Recordó que el doctor Leopoldo Guillermo Mendoza Espinosa, coordinador del proyecto, encontró que el suelo del valle agrícola se está salinizando debido a que los pozos de agua tienen altas concentraciones de sal.

AGUA RESIDUAL PARA CULTIVO

“El mar está avanzando dentro del subsuelo a medida que se va extrayendo el agua dulce para uso urbano y agrícola; entonces, esa agua salada ya no es útil para regar. Muchos campos se abandonaron hace algunos años porque ya no son utilizables”, mencionó Daesslé Heuser.

Agregó que al agua residual generada por la ciudad de Ensenada se le daba un tratamiento secundario para enviarse al mar, donde ya no tiene ninguna utilidad.

“La idea es que esa agua no se desperdicie, sino que se devuelva a los valles y acuíferos de donde originalmente proviene”.

Indicó que al conocer y comprender el problema, los ejidatarios del valle se unieron al personal de la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Ensenada (CESPE), del Comité Técnico de Aguas Subterráneas (COTAS), de la Secretaría de Fomento Agropecuario (SEFOA) y a los investigadores de la UABC, y tras varias gestiones lograron que esa agua se enviara a Maneadero a través de una tubería que el Gobierno del Estado construyó hace años.

El investigador señaló que uno de los objetivos del estudio es ampliar las hectáreas para riego y que inicie un plan piloto para la recarga del acuífero, que en gran medida está salado y contaminado.

– “Queremos definir cuáles son las mejores tierras para que una vez iniciada la infiltración de agua se puedan medir los efectos y, por consecuencia, disminuir la extracción de agua de buena calidad para su uso en el riego”.