Esplendor submarino, el parque en Rosarito

Algas, esponjas, gorgonias, microscópicos moluscos bivalvos como almejas y mejillones, así como corales, serán los primero seres que poblarán los restos de la Patrulla Oceanográfica Uribe 121 que se hundirá el sábado 21 de noviembre al mediodía a la mitad de la bahía El Descanso, para poner en marcha la primera etapa del Parque Submarino Rosarito.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

La presencia de esta fauna y flora marina empezará apenas un par de horas después del hundimiento de la embarcaciones de la Armada de México que se construyó en la década de los 50 del siglo pasado en astilleros españoles de la Empresa Nacional Bazán.

Y para 2018, de no suceder algo imprevisto en la oceanografía física del lugar elegido minuciosamente por oceanólogos del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), el barco, primero de cuatro que integrarán el arrecife artificial del parque, estará poblado por una diversidad de peces, equinodermos (estrellas marinas), crustáceos (langosta roja), moluscos (caracoles y sepias), y erinacinos (erizos) que harán la delicia de los 100 mil buzos y turistas que anualmente arribarán a Pueblo Nuevo para visitar el parque.

El doctor Luis Gustavo Álvarez Sánchez, investigador del Departamento de Oceanografía Física del CICESE y responsable en los últimos cuatro años de los estudios físicos hechos en la zona donde se hundirá la Uribe 121, describió el proceso que la naturaleza tomará para crear el primer arrecife artificial en la porción Norte del Pacífico mexicano.

El arrecife, precisa el arquitecto Francisco Javier Ussel Heredia, presidente de la Fundación de Arrecifes Artificiales de Baja California y de la Asociación de Buzos de Baja California, asociación civil que arrancó el proyecto hace 10 años, es apenas uno de cinco atractivos con los que contará el Parque Submarino Rosarito.

ARRECIFE ARTIFICIAL LA PAZ BCS

Enumera la otra oferta de un proyecto que costará 80 millones de pesos, generará anualmente 60 millones y se desarrollará en 42 hectáreas marinas y terrestres que, bajo el mar, tendrán profundidades entre tres y 30 metros.

En primer lugar está el “Cementerio de Buques”, en el cual la patrulla Uribe 121 será la primera de al menos tres embarcaciones nacionales y extranjeras de renombre que se hundirán, a una profundidad promedio de 29 metros, en una zona donde la fondo marino es de entre 25 a 30 metros y que se localiza en la parte más externa del parque.

Después está la zona que se conocerá como “La Atlántida Prehispánica”, en una profundidad que varía entre 15 a 25 metros y que estará constituida por el hundimiento de reproducciones de pieza de arqueología de distintas culturas del México precolombino como los Atlantes de Tula, Cabezas colosales Olmecas, el Calendario Azteca, pirámides de Teotihuacán, Chichén Itzá y Tenochtitlán, así como figuras de dioses prehispánicos como Tláloc, Coatlicue y Kukulkán.

El tercer atractivo es el área de “Homenaje a la película Titanic”, filmada en los estudios cinematográficos de Popotla, Playas de Rosarito, por el multipremiado director James Cameron, en donde las profundidades van de 10 a 20 metros. Ahí se sumergirán diversas reproducciones de piezas de la enigmática y trágica embarcación inglesa.

Un cuarto reto para los buzos será el “Jardín Escultórico”, el cual se ha caracterizado para el hundimiento de diversas obras plásticas hechas de concreto y hormigón por artistas de renombre nacional e internacional, simulando una gran galería de arte que se instalará a profundidades de entre siete a 10 metros.

MAQUETA PARQUE SUBMARINO ROSARITO 1
Presentación en maqueta del proyecto

Finalmente, el parque contará con un “Museo y Centro de Monitoreo” en el poblado de Puerto Nuevo, famoso a nivel internacional por su gastronomía basada en langosta, donde a través de cámaras colocadas en áreas estratégicas del parque, estudiantes y turistas podrán ver o que sucede en las profundidades del mar con los buzos que en ese momento visiten los cuatro atractivos sumergidos.

Otros miembros de la Fundación, asociación civil que nació el 6 de febrero de 2014 y en donde figuran como socios fundadores, entre otros, personajes como Pedro Ramírez Campuzano, el ex alcalde de Playas de Rosarito Hugo Torres Chabert, Rosa María Plascencia, Conrado Acevedo Cárdenas y el experto en capacitación y equipo de buceo Joe Ervin Robertson Jones, destacaron aspectos desconocidos hasta hoy del proyecto.

Por ejemplo, el parque aportará beneficios en temas de educación y conciencia porque diversas instituciones educativas promoverán la pertenencia a la comunidad, el cuidado al ambiente y la conciencia de protección a la vida marina.

También cumplirá el compromiso con la biodiversidad al inducir la reproducción de especies en una zona desértica que impide la implantación de flora y el refugio de fauna marina.

MAQUETA PARQUE SUBMARINO ROSARITO 2

Ramírez Campuzano destaca asimismo que el parque submarino se enfocará en el impulso de la pesca sustentable, al desarrollo del buceo libre y con respirador autónomo –“aprovechando que en el mundo hay 20 millones de buzos certificados, de los cuales medio millón viven en California”-, y a la investigación oceanográfica orientada al cambio climático y toda la oceanografía física y química.

– “Pero en principio –remata el doctor Álvarez Sánchez-, lo que importa es que se cumpla con la meta original de crear un ecosistema arreficifal que provea vida marina abundante y diversa, dado que las especies lo toman como sitio de asentamiento y hábitat, creando redes de alimentación que le dan soporte durante muchos años y fomentan la biodiversidad marina”.