Pesar e incertidumbre laboral tras incendio de empaque hortícola en Camalú

Bomberos y voluntarios de las cuatro delegaciones del valle de San Quintín combatieron y controlaron un incendio que afectó el empaque de hortalizas de la familia García Gutiérrez en el poblado Camalú, 160 kilómetros al sur de la ciudad de Ensenada.

Javier Cruz Aguirre / Ensenada

Ensenada, B.C., a 10 de noviembre de 2015.- Sin embargo, el fuego podría tardar varios días en desaparecer en virtud de que plásticos y cartón acumulado en el lugar del siniestro alimentarán las llamas hasta que el material combustible se extinga por completo.

De acuerdo con reportes preliminares del Cuerpo de Bomberos y el sistema municipal de Protección Civil de Ensenada, el siniestro comenzó por motivos desconocidos alrededor de las 17.00 horas en la zona de envases de cartón para productos hortícolas de la empresa San Vicente Camalú, SPR de RL, que se fundó en 1989 y da empleo aproximadamente a mil personas en la región de las cuales 250 son mujeres jefes de familia que dependen totalmente de la compañía.

“Afortunadamente, a la hora en que estalló el incendio ya habían terminado los trabajos en el empaque y no tenemos reporte de personas afectadas por el incendio. Los daños van a ser solamente materiales”, indicó Jaime Nieto de María y Campos, Subdirector de Bomberos de Ensenada.

Informó que a las 18.00 horas el fuego estaba contenido y el personal de bomberos y voluntarios del valle de San Quintín, encabezados por el subdirector de Bomberos, Israel Peralta, y  el jefe operativo de la institución Enrique Martínez, reportaban media hora después que el incendio estaba bajo control.

INCENDIO EMPAQUE CAMALU 2
Fotos: Cortesía.

Los dos directivos de Bomberos estaban en San Quintín terminando la reparación de una pipa del equipo que opera en la delegación sureña, unidad que falló luego de siete horas de trabajar de manera continua en un incendio muy fuerte que se registró la semana pasada  en una zona comercial de artículos de segunda asentada en la localidad.

“La presencia circunstancial de nuestros dos mandos en San Quintín jugó un papel fundamental para que el incendio se controlara en apenas hora y media”, destacó Nieto.

Informó que en el siniestro trabajaron 20 elementos de tres instituciones: Bomberos de Camalú y San Quintín, así como voluntarios del grupo “Cristo por su Mundo”. Usaron tres carros-bomba de agua y en apoyo estuvieron hasta 25 pipas de agua de diversas empresas hortícolas del valle.

En todo el valle habitan alrededor de 100 mil personas en cuatro grandes núcleos urbanos -Camalú, Vicente Guerrero, San Quintín y Lázaro Cárdenas- y no hay red de hidrantes.