Piden primera playa nudista en Baja California

La lengüeta arenosa de Punta Banda y la zona conocida como Playitas, ambas en las inmediaciones de la ciudad de Ensenada, deberían de ser las primeras playas nudistas autorizadas por la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) en Baja California.

Néstor Cruz Tijerina / Reportaje / A los Cuatro Vientos

La petición la realizó el grupo Wnbr (World Naked Bike Ride) Ensenada, que dirige Gerardo Soto, a través de una carta dirigida a la Directora General de Zona Federal Marítimo Terrestre y Ambientes Costeros de la dependencia federal, Mariana Boy Tamborrell.

«Debido a que la mayor concentración de turismo playero está en Ensenada, se entiende deseable la designación de una playa naturista en dicho municipio que sea apta para todo público en un ambiente familiar. En países Europeos cada día son más habituales este tipo de sitios, donde predomina el respeto y la mejora de la autoestima, ya que se dejan atrás tabúes y prejuicios», señala la carta.

Además, habla del potencial económico de dicha autorización.

– «El naturismo ha sido realizado por turistas norteamericanos, sobre todo del estado de California, en las playas de Baja California desde la época hippie, es decir, desde finales de los sesentas. Si bien esta costumbre decayó a partir del año 2000, en el tiempo actual se observa un repunte que nos permite predecir que el turismo alternativo será importante para la economía de la región en los próximos años. Evidencia de lo anterior es la cantidad de bañista que pueden observarse en la Playa “Black Beach” en la Jolla, California, a tan solo 20 km de la frontera con Tijuana, siendo la playa nudista más concurrida de la unión americana».

El documento indica que los bajacalifornianos han estado practicando el nudismo discretamente, en playas aisladas y poco visitadas del sur del municipio: «Los naturistas bajacalifornianos somos ya una comunidad de participación importante».

Gerardo Soto consideró que la sociedad mexicana ha ido, poco a poco, abandonando los prejuicios contra prácticas que impliquen el cuerpo desnudo.

PLAYA NUDISTA REP DOMINICANA
Playa nudista en República Dominicana (Foto: Acento.com).

El potencial del turismo alternativo de la parte norte de la Baja California ha sido notablemente desaprovechado debido a que se piensa que la sociedad mexicana sigue siendo muy conservadora y prejuiciosa en lo relacionado a la práctica del naturismo – nudismo. Sin embargo eventos masivos como las fotografías de Spencer Tunick en el Zócalo de la Ciudad de México, y las marchas Ciclo-nudistas en Ciudades como Guadalajara, Morelia, México, Puebla, etcétera, nos permiten concluir que el prejuicio a la práctica del nudismo ha disminuido notablemente. Evidencia de lo anterior es que una parte importante del turismo en las playas nudistas mexicanas es de connacionales».

El promotor de la iniciativa mencionó que no existe ninguna ley que  impida a la gente estar desnuda en playas o mares, que son de jurisdicción federal. Aun así, considera que para evitar conflictos debería nombrarse al lugar designado «playa de vestimenta opcional», según la tendencia mundial de nomenclaturas de esta actividad.

«En principio, los no-nudistas optan por no acudir a los sitios designados en caso de no comprender este tipo de costumbres. Por otra parte, los nudistas, al sentirse no acosados por la autoridades locales, se sienten libres de acudir a dichas playas con mayor frecuencia, promoviendo el flujo de turismo alternativo, con la consecuente derrama económica que genera para la región. Ejemplos de turismo de este tipo se da en la Playa de Zipolite, en la región de Huatulco, Oaxaca, Bahía de Matachén en Nayarit, Playa Sonrisa en Quintana Roo, Loreto en Baja California Sur, y varias más».

El representante de Wnbr Ensenada explicó por qué la primera opción de playa nudista en Ensenada es la lengüeta arenosa:

– «Esta playa ha sido certificada como ´playa limpia´ según las normas de la Semarnat. Sin embargo es totalmente desaprovechada en términos del turismo que podría atraerse al sitio. Es una playa muy larga y con baja densidad de concurrentes. Con señalización adecuada la playa podría dividirse en zonas de playa nudista y no-nudista, sin generar mayor conflicto.

«El sitio cuenta con cierta infraestructura turística en desuso. Con un moderado nivel de inversión podría atraer a un buen número de turistas norteamericanos, además de turismo local, dada la belleza que tiene.

PLAYA NUDISTA URUGUAY
Playa nudista en Uruguay (Foto: nudismoenuruguay.com).

«El paraje cuenta con acceso a una laguna costera ideal para la observación de aves y vida marina, además se encuentra camino a la bufadora con carretera recientemente ampliada, siendo el atractivo turístico más concurrido en Ensenada. Cabe hacer hincapié en que el turismo naturista es respetuoso de las normas ambientalistas y de conservación, que es una prioridad fijada para el desarrollo de la zona».

Y respecto a «Playitas», el interesado mencionó:

«Esta playa consiste mayormente en canto rodado y es pequeña, unos 200 metros de largo, y  es adecuada para la práctica de la natación, el kayak, paddle board, snorkel, etcétera. Colinda con dos hoteles: Marina Coral, y Quintas Papagayo.

«El primero de ellos de  cinco estrellas y el segundo del tipo económico. Ambos hoteles podrían verse beneficiados con un nuevo derrame de turismo alternativo. Su ventaja es la cercanía a la ciudad de Ensenada, por lo tanto podría ser visitada por un significativo número de turistas».

Por último, Gerardo Soto destacó que no existe connotación sexual de parte de su grupo en esta propuesta.

A nuestro ver, el cuerpo desnudo no es vergonzoso ni sexual de por sí. Sabemos que nuestra población requiere mayor educación en el tema; la aceptación de esta solicitud sería un paso importante para lograrlo. Destacar también que los grupos naturistas en general tienen reglas de ética estrictas donde no son aceptados comportamientos obscenos, acoso, fotografías sin autorización, trata de personas, etcétera», concluyó.

La carta también se convirtió en una petición formal a través de la página de internet change.org.