Los sauzalenses, de nuevo en pie de lucha contra arbitrariedades de gobierno

Decenas de residentes de El Sauzal de Rodríguez continuaron hoy su protesta contra el programa habitacional del Instituto estatal para el Desarrollo Inmobiliario y de la Vivienda (INDIVI) para construir tres mil 500 casas de interés social en su comunidad.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 2 de noviembre de 2015.- Encabezados por el empresario Faisal Díaz, residentes del poblado conurbado al norte de la ciudad de Ensenada, vecinos de la colonia Las Rosas, así como maestros e investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) y la universidad estatal (UABC), este día sostuvieron la primera reunión para formalizar la creación de un frente de resistencia en contra de la realización del proyecto estatal.

“Sabemos por experiencia que este tipo de desarrollos de vivienda social acarrea diversos problemas: Hacinamiento, desabasto de servicios públicos, deficiente acceso a las vialidades y delincuencia, por mencionar algunos,” manifestó Díaz.

Agregó: “No nos vamos a quedar con los brazos cruzados para que hagan lo que quieran con El Sauzal.  Esta es una zona que no está preparada para que se hagan este tipo de desarrollos”.

Los vecinos también expresaron su preocupación porque la llegada de miles de familias a un desarrollo habitacional como el que anunció Alejandro Monraz Sustaita, delegado del INDIVI, complicará la dotación de servicios básicos a la población como agua potable, vialidades, recolección de basura y el tratamiento de aguas residuales.

Recientemente, cerca de nueve mil familias se vieron seriamente afectadas por el mal funcionamiento de la planta de tratamiento operada por la CESPE (Comisión Estatal de Sefvicios Públicos de Ensenada) en la localidad, la cual no cuenta con la capacidad para cubrir las necesidades de la zona”, informaron. 

Agregaron que la contaminación de la CESPE ocasionó náuseas, dolores de cabeza y mareos a varias decenas de habitantes, así como la descarga de miles de litros de aguas negras y desechos tóxicos al mar.

AGUAS NEGRAS TIRADERO EL SAUZAL 2
El criminal tiradero de aguas residuales de la planta de la CESPE, quedó en el rosario de actos impunes del gobierno estatal en el Sauzal (Foto: archivo).

– “Algunas colonias sufrieron una terrible peste a lo largo de dos meses y durante la temporada de más calor. Hoy nos sorprende que el gobierno estatal pretenda dar cabida a 14 mil personas más en El Sauzal”, indicó el empresario.

También expuso que al ser la entrada principal de Ensenada por la zona Norte, El Sauzal enfrenta problemas de tránsito vehicular e innumerables accidentes en la carretera Transpeninsular, especialmente durante los meses de verano cuando turistas de todo el mundo arriban a Ensenada a disfrutar las playas, las fiestas de la vendimia, el paseo ciclistas Rosarito-Ensenada y las carreras fuera de camino.

Alejandro Monraz informó el viernes 30 de octubre que el INDIVI quiere construir las tres mil 500 casa de interés social (42 metros cuadrados de construcción) en predios que hoy están en litigio.

Indicaron los quejosos que hace siete años el INDIVE ofreció los predios a las empresas Urbi, Geo y Homex, entre otras desarrolladoras de vivienda, pero al estallar la crisis sectorial en 2010 las empresas abandonaron el proyecto.

“Sería una verdadera tragedia que la entrada de Ensenada, la primera cara que ven los visitantes, en donde existen negocios nuevos y ya consolidados, que atraen turismo y generan empleos, fuera desfigurada por este tipo de vivienda, que lejos de brindar soluciones efectivas generan más problemas tanto para sus habitantes como para sus alrededores,” dijo Laura Viana Castrillón, investigadora del Centro de Nanociencias y Nanotecnología de la UNAM.

Por su parte, el doctor Enrique Sicardi aclaró: “No estamos en contra de la construcción de viviendas; simplemente queremos que se llevan a cabo desarrollos acorde a la vocación y capacidad de la zona.”

Agregó por último: “Estamos ante la posibilidad de aprovechar el gran potencial estético que nos brinda el mar y los espacios abiertos.  No caigamos en la trampa de la vivienda digna y barata, a cambio de un beneficio político de corto plazo que sólo trae problemas permanentes.”