Profanos y Extraños: Patricia y Los Niños

Patricia, que se convirtió en unas cuantas horas de una tormenta tropical a un huracán categoría 5, tocó las costas mexicanas y se degradó a tormenta tropical. La noticia de este huracán es doble. Su comportamiento como evento meteorológico cambiante y la respuesta de ciudadanos y autoridades mexicanas ante el huracán.

Horacio de la Cueva* / A los Cuatro Vientos

Ciudadanos y Protección Civil respondieron eficientemente ante Patricia y el daño fue material sin estar asociado a pérdida de vidas. Este resultado fue una combinación entre un huracán que pierde fuerza sorpresiva y rápidamente y la respuesta de gobiernos y ciudadanos. Aún quedan secuelas de Patricia, esperamos que la ayuda no desaparezca en la medida que los medios informativos abandonen el área.

No sabemos cómo responderemos ante lluvias más prolongadas. No es algo que quiera que experimentemos para saber si tenemos suficiente capacidad de respuesta. ¿Fué certera la actitud de Enrique Peña Nieto el empezar con una negativa a la aceptación de ayuda extranjera en caso de desastre humanitario? Una sola vida es más importante que el orgullo presidencial o nacional. Siempre se debe agradecer y aceptar la solidaridad internacional. El rechazo de la ayuda es una instrucción que protege una imagen más que ayudar a los más afectados.

Patricia nos trató bien. ¿Qué podemos decir de su relación con los eventos de El Niño o La Niña?

La opinión de expertos meteorólogos es que Patricia, asociada a una baja presión extrema, aumentó su fuerza gracias a las aguas calientes asociadas a El Niño frente a las costas del Pacífico mexicano. Sólo podemos especular que bajo circunstancias diferentes a las normales o La Niña, Patricia no habría sido tan amenazante.

DAÑOS HURACAN PATRICIA

El evento de El Niño trae aguas calientes superficiales con la disminución de la productividad primaria, las algas y microalgas que alimentan a la fauna y las pesquerías. Será un año con pocos pollos de aves marinas o cachorros de focas y lobos marinos. Fotos atractivas en primera plana, pero no acontecimientos inesperados.

Aquí en tierra firme ¿nos hemos preparado para las lluvias? La limpieza de vías, arroyos, parques, praderas y campo no es responsabilidad exclusiva de «las autoridades». Nuestros hábitos ciudadanos de limpieza son la mejor prevención contra inundaciones causadas por obstrucción de nuestra muy deficiente red de alcantarillado.

Si las condiciones El Niño continúan también debemos prepararnos para cortes de energía eléctrica, problemas de tránsito por inundaciones y deslaves y el mal humor de todos los afectados. ¿Estás preparado para lo que pudiera ser un invierno largo? Asumamos responsabilidades pero no eximamos a las autoridades de las suyas.

¿Por qué llamamos desaparecidos a los Cuarenta y Tres de Ayotzinapa? Ni hubo un acto de prestidigitación o magia ni se están escondiendo porque tienen que ocultar a sus personas para protegerse de actos arbitrarios. Desaparición se acerca peligrosamente a un eufemismo de un suceso terrible. Se han cometido uno o más crímenes. Empezando por privación ilegal de la libertad y cualquier otro abuso que haya sucedido posteriormente. ¿Dónde estan los Cuarenta y Tres de Ayotzinapa? ¿Por qué siguen libres muchos culpables?

HORACIO DE LA CUECA* Investigador titular del Departamento de Biología de la Conservación de la División de Biología Experimental y Aplicada del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE). Directivo del grupo civil ambientalista Terra Peninsular, de Baja California. Correo electrónico: cohevolution@gmail.com cuevas@cicese.mx