Pedregal Playitas, Cicese y hotel de lujo en riesgo de inundación e incomunicación

Más de cinco mil residentes del fraccionamiento Pedregal Playitas, las instalaciones del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE) y un hotel con marina corren el riesgo de sufrir inundación o quedar incomunicados por un drenaje pluvial mal construido sobre la carretera escénica en la entrada norte de la ciudad de Ensenada.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 28 de octubre de 2015.- El geólogo Luis Delgado Argote, investigador de la División de Ciencias de la Tierra del CICESE, y la licenciada Miriam Cano, secretaria del Comité de Vecinos del Fraccionamiento Pedregal Playitas, denunciaron por separado el problema. La abogada agregó que desde junio se planteó a las autoridades municipales y federales y estas “no han hecho nada”.

El investigador explicó que Pedregal Playitas es una zona de rocas muy consolidadas que retienen mucha agua y por sí mismas no representan, al igual que la composición de su suelo, un riesgo mayor para los residentes del fraccionamiento.

– “El problema ahí es estructural: el drenaje pluvial que construyeron al hacer la carretera (escénica) en ese tramo está mal. El diámetro del tubo de desfogue es demasiado chico”.

Eso, que ya en otra temporada fuerte de lluvias creó problemas de inundación e incomunicación para los habitantes del fraccionamiento, y parcialmente afectó los accesos a las instalaciones del CICESE y del Hotel Coral y Marina, lo conocen todas las autoridades desde hace años y no han hecho las obras necesarias para ampliar el volumen del desagüe.

“Sabemos que el tubo se satura con lluvias  torrenciales y en la próxima temporada invernal, en que se esperan lluvias muy fuertes, por arrima de la media de la región, puede ocasionar muchos problemas a la población, al CICESE y al Hotel,” dijo el especialista.

También afirmó que obras como el drenaje pluvial de la carretera  son un ejemplo de los proyectos que el gobierno realiza sin hacer los estudios técnicos que tomen en consideración el rastro geológico del sitio, que ayude a determinar el tipo de obras que se harán.

– “Es urgente dar una boca más amplia al drenaje para evitar daños mayores en la zona. El 95 por ciento del agua de lluvias se va, corre libremente y con gran fuerza y no hay una salida natural de los flujos que antes iban directo al hotel.”

PEDREGAL PLAYITAS
Pedregal Playitas (Foto: cortesía).

Por su parte, la licenciada Miriam Cano reveló que Luis Delgado hizo un recorrido por la zona con las integrantes de la mesa directiva del comité de vecinos  y les explicó cuál es el problema principal del fraccionamiento.

– “Cabe la posibilidad de que la carretera se rompa. Con la basura y la tierra que existe en el canal del arroyo que viene de la parte alta de los cerros, tenemos la certeza de que habrá resultados muy lamentables, por lo que no solo pedimos la limpieza del arroyo. También exigimos la obra del desagüe y nadie hace caso”.

 Informó que los vecinos del fraccionamiento realizarán una mesa de diálogo en el CICESE con las diferentes instancias de gobierno.

– “Aquí viven desde meteorólogos, geólogos y muchos investigadores. La situación es grave. Necesitamos la obra para que el agua fluya correctamente. Arroyo arriba hay represas de basura que representan un grave peligro porque pueden ocasionar una inundación súbita, mientras que arroyo abajo está el tapón causado por la carretera, la tierra y el drenaje pluvial muy reducido”.

Señaló que las autoridades municipales y federales no han hecho caso a las recomendaciones que formuló la Dirección Municipal de Protección Civil.

– “Las instancias ejecutoras como la Dirección de Servicios Públicos Municipales y la CONAGUA (Comisión Nacional del Agua) no han hecho nada. Tenemos desde julio pidiéndole al ingeniero (José) de la Luz Valdez (director de Servicios Públicos en Ensenada) que venga a conocer el problema y nos ayude, pero no hace caso”.

En la mañana de este 28 de octubre, personal del ayuntamiento comenzó a trabajar en la limpieza y quema de basura en la parte alta del arroyo que cruza el fraccionamiento.