Encuentran irregularidades en bienes del Ayuntamiento de Ensenada

En la administración pública de Ensenada existen bienes muebles e inmuebles no localizados o no dados de baja del patrimonio municipal, donativos no registrados de terrenos hechos al gobierno local por empresas desarrolladoras de vivienda, y propiedades inmuebles no regularizadas con valores millonarios.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 24 de octubre de 2015.- Un informe del Órgano de Fiscalización Superior del Estado de Baja California (OFSBC) que dirige el contador público Manuel Montenegro Espinoza, revela que varias de estas irregularidades tienen años en ser observadas en la revisión de las cuentas públicas del Ayuntamiento de Ensenada, pero hasta hoy en su inmensa mayoría no se han corregido.

La severidad de las irregularidades, describe el auditor superior del estado en su informe, incluso ha provocado que en varios procesos de fiscalización de las cuentas patrimoniales de los gobiernos municipales de Ensenada, éstas no han sido aprobadas por el OFSBC, como lo fue la última de las que se supervisaron: la del ejercicio fiscal 2011 que correspondió al primer año de administración de Enrique Pelayo Torres.

A continuación, algunos ejemplos que cita el fiscal con respecto al rubro de bienes muebles.

A.- Dentro del Padrón General de Bienes muebles que asciende a 312 millones seis mil 211 pesos, se detallan 226 bienes muebles bajo el concepto de “no localizados” que ascienden a tres millones 572 mil 716 pesos, de los cuales se procedió a la verificación física de 33 de ellos que representan la cantidad de 860 mil 803 pesos, mismos que efectivamente no se localizaron, observándose que la entidad no ha llevado a cabo el proceso para definir su situación.

B.- Adicionalmente, el Padrón General de bienes muebles proporcionado incluye bienes para darse de baja por la cantidad de 18 millones 547 mil 60 pesos, los que desde 2010 no se encontraban en uso, observándose que el ayuntamiento no llevó a cabo su proceso de baja, con lo que incumplió con la Norma Técnica 7 relativa al Sistema de Inventarios y Resguardos de Bienes Muebles emitida por la Sindicatura Municipal de Ensenada.

EDIFICIO GOBIERNO ENSENADA
Centro de gobierno del Ayuntamiento de Ensenada (Foto: Cortesía).

En el rubro de bienes inmuebles, el fiscal observó que en el Padrón General de Bienes Inmuebles que le proporcionó el Ayuntamiento de Ensenada al cierre del ejercicio 2011, se tenía un valor de poco más de mil 275 millones de pesos, pero al comparar las cifras con los registros contables brotó una diferencia de más en registros contables por 66 millones 260 mil 638 pesos.

Asimismo encontró que el ayuntamiento no hizo el reconocimiento contable sobre un donativo hecho al gobierno municipal por los propietarios del fraccionamiento Pacifica AT Ensenada Bay, consistente en tres bloques de lotes para áreas verdes, vialidades y usos múltiples con una superficie conjunta de 22 mil metros cuadrados.

Esta negligencia administrativa también la encontró el fiscal superior en el donativo que hicieron nueve fraccionadores de Ensenada de 301 mil 32 metros cuadrados de terrenos para uso en áreas verdes, taludes, vialidades, equipamiento escolar, vías públicas y lo que determinara la autoridad municipal.

La omisión de la administración de Enrique Pelayo en este rubro llegó incluso a generar observaciones del fiscal en materia de regularización en la propiedad de bienes para incorporarlos al activo fijo del ayuntamiento; esto hasta por un monto de 623 millones de pesos.

Llamó por último al de Ensenada y los otros ayuntamientos de Baja California, a corregir de inmediato las irregularidades administrativas y contables existentes en sus bienes muebles e inmuebles, ya que en todos los gobiernos locales se han observado este tipo de problemas.