Científicos de México y EU desarrollan revolucionaria cerámica de uso médico

Investigadores de los Estados Unidos y México trabajan en la elaboración de un nuevo tipo de cerámica que se podrá implantar en el cráneo a personas que sufren embolia, tumores y lesiones por golpes, e incluso puede tener uso para enfrentar enfermedades del cerebro comol Parkinson y Alzheimer.

A los Cuatro Vientos / CICESE

Ensenada, B.C., a 24 de octubre de 2015.- Esto, manifestaron los científicos  Guillermo Aguilar, de la Universidad de California en Riverside (UCR), y Santiago Camacho López, del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE), puede revolucionar las terapias que se aplican al cerebro en casos de accidentes.

La cerámica transparente, totalmente compatible con el tejido humano, se podrá implantar en sustitución de segmentos de cráneo dañados por lesiones y permitirá no sólo acceso visual a los médicos para que realicen sus diagnósticos, sino también tratamientos terapéuticos con base en luz.

Se trata del proyecto “Ventana al cerebro”, en el que participan nueve especialistas en óptica, en síntesis y procesamiento de materiales, en ingeniería biomédica y neurociencia, todos ellos provenientes de la UCR, CICESE, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE)

Cuenta con un apoyo financiero de la National Science Foundation (NSF) de Estados Unidos, del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT) de México y de las tres instituciones académicas mexicanas participantes. Todo por cinco millones de dólares.

doctores G Aguilar y S Camacho
Los doctores Guillermo Aguilar, de la Universidad de California en Riverside (UCR), y Santiago Camacho López, del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE),

La investigación durará cinco años y ya existe un avance en el desarrollo de las muestras del nuevo material con forma de oblea.

En la presentación del proyecto este día en el CICESE, el doctor Devin Binder, neurocientífico de la UCR, explicó que para tratar un tumor cerebral regularmente se practica una craneotomía al paciente: se trata de un corte del cráneo para realizar el tratamiento y luego se cierra con el mismo hueso segmentado.

“Pero si en lugar de colocar nuevamente el segmento de hueso original, se reemplaza con una hoja delgada y transparente de este nuevo material cerámico, los médicos van a poder observar directamente cómo responde el tumor al tratamiento; es decir, van a poder realizar un monitoreo óptico del procedimiento”, explicó.

El doctor Santiago Camacho, jefe del Departamento de Óptica del CICESE, recordó que en otros tratamientos terapéuticos relacionados con tumores en el cerebro, embolia cerebral, lesiones por trauma en el cerebro o en la médula, al ser fotoactivados, funcionan con base en la luz y tienen la ventaja de que no son invasivos.

– “Por ello, esta rama de la física está ganando terreno en aplicaciones médicas, pues la óptica permite desarrollar técnicas no invasivas que están revolucionando las terapias como el caso de diagnósticos basados en el uso de láseres, así como técnicas terapéuticas como la optogenética y terapias fotodinámicas”.