“El Nino” ya impacta capturas de langosta y al bosque de sargazo

Mientras los productores de langosta trabajan con tranquilidad y aprovechan el efecto positivo en el crustáceo que genera El Niño, lo que les permitió exportar en un par de semanas hasta 270 toneladas de la especie viva a los mercados de Norteamérica y Asia, el fenómeno meteorológico empezó a dañar el bosque de sargazo del Pacífico bajacaliforniano.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 20 de septiembre de 2015.- El secretario de Pesca y Acuacultura de Baja California, Matías Arjona Rydalch, luego de visitar el pasado fin de semana los 17 campos pesqueros de langosta en el Pacífico bajacaliforniano, informó sobre el éxito de la temporada en la entidad luego de su difícil arranque por la confrontación de pescadores en los sitios de captura.

Explicó que a diferencia de otras especies marinas como la anchoveta, la sardina, la merlusa y el ostión, la elevación de la temperatura superficial del agua de mar por el fenómeno El Niño Oscilación del Sur (ENOS) es benéfica para la langosta, que aparentemente tuvo un crecimiento adicional en su población por el fenómeno meteorológico, aumentando los porcentajes de captura entre los pescadores.

Sin embargo, no tuvo comentarios para el desecho de grandes cantidades de sargazo especie (Macrosystis pyrifera) en las playas del municipio de Ensenada luego de que ENOS afectó este fin de semana los bosques de macro algas marinas, tal y como lo anunciaron los académicos y científicos del Instituto de Investigaciones Oceanográficas (IIO) de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) y el Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE).

De acuerdo con el doctor Marcial Leonardo Lizárraga Partida, investigador del Departamento de Biotecnología Marina de la División de Biología Experimental y Aplicada del CICESE, en “El Niño” 1997-1998, muy similar en magnitud al de esta temporada, los mantos del sargazo se vieron seriamente afectados, lo que repercutió en toda la cadena alimenticia que depende de esta alga.

BOSQUE SARGAZO ENSENADA CON BUZO
El maravillosos bosque de sargazo frente a las costas de Ensenada, en el Pacífico (Foto: Bajanautas blog).

En un reporte de los efectos en la salud de los humanos por ENOS, el investigador manifestó que el CICESE contó con fondos para efectuar un monitoreo de 1997 a 1999 a fin de detectar la presencia de  bacterias patógenas del género Vibrio que causan enfermedades como septicemia, ulceraciones o diarreas agudas como el cólera.

Si bien en ese evento no se detectó ninguno de los tres toxígenos asociados a la bacteria Vibrio, que sí proliferaron en otras partes del mundo afectadas por El Niño, en esta ocasión no se observó a personal de ninguna autoridad pública o académica haciendo registro de las macroalgas que llegaron a las playas de Ensenada el pasado fin de semana.

Por su parte Arjona Rydalch manifestó que visitó la zona de conflicto langostero al arranque de la temporada –el 15 de septiembre- y ya no detectó irritación o enfrentamiento entre los pescadores ejidales ribereños y miembros de la cooperativa Ensenada que se disputan el derecho de pesca.

La temporada de langosta concluirá en Baja California en el último minuto del próximo 15 de febrero.