Exigen frenar la «invasión» de la Cadena Oxxo a San Quintín

Un grupo de micros y pequeños comerciantes del valle de San Quintín se manifestaron este mediodía en el edificio del gobierno municipal, para protestar por lo que anunciaron como “la inminente invasión de tiendas Oxxo” en la zona rural sureña de Ensenada.

Javier Cruz Aguirre / Néstor Cruz Tijerina / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 15 de octubre de 2015.- “La instalación de estas tiendas (de conveniencia y autoservicio que ahora incluyen la venta de abarrotes y pago de prácticamente todo tipo de servicios públicos y privados en caja) es una competencia desleal que pondrá fin a 40 familias que tenemos pequeños y micro comercios como forma de subsistir”, indicaron en su manifestación.

El regidor Gilberto Sánchez Martínez, del Partido Estatal de Baja California (PEBC), ofreció su apoyo a los protestantes y anunció que presentará al cabildo de Ensenada un plan para regular la autorización y operación de las tiendas de conveniencia en la zona rural de Ensenada, la más extensa del país, en donde están desplazando a los comerciantes establecidos porque no cuentan con recursos para hacerles frente y evitar el cierre de sus establecimientos.

– “Es urgente que el cabildo apruebe un punto de acuerdo que regule el crecimiento de las tiendas de conveniencia que se están asentando de manera caótica en la zona rural, específicamente en la delegación Vicente Guerrero, en donde están por instalarse tres tiendas Oxxo con permisos del ayuntamiento”,  destacó.

Urgió a sus colegas ediles a no autorizar ni un permiso más para la instalación de estos negocios en Vicente Guerrero, hasta que el Instituto Municipal de Investigación y Planeación (Imip) de Ensenada no realice un estudio serio sobre su impacto entre los residentes.

El edil informó que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), las “tienditas de la esquina” en el Valle de San Quintín aportan el 16 por ciento del Producto Interno Bruto total.

En contraste, continuó Flores, la apertura de un Oxxo significa únicamente la creación de 8 empleos directos, mientras que, por otro lado, implica el cierre de 35 pequeñas tiendas de abarrotes y 50 empleos vinculados.

OXXO PROTESTA SAN ANTONIO MINAS
La protesta en San Antonio de las Minas contra la tienda 11 mil de Oxxo. Esto en 2013 y el Ayuntamiento de Ensenada sigue dando permisos de usos de suelo y construcción a una de las cadenas de tiendas más grandes de América Latina (Fotos: archivo).

– «Por tal razón, es entendible la preocupación de los 37 micro empresarios, dueños de igual número de mini abarrotes de la Delegación Vicente Guerrero, que se oponen a que este ayuntamiento otorgue permisos de uso de suelo a las tiendas Oxxo, para operar en esta delegación, sin han haber medido el impacto socio económico que esto tendrá en la región y sin consultar a los comerciantes ahí establecidos. Estos micro empresarios, generan empleos en la región y han hecho del comercio su forma de vida, ellos están al corriente en sus permisos y pago de impuestos y derechos», agregó.

Comentó que en la región de San Quintín existen rezagos importantes en materia de salud, educación, vivienda y servicios públicos, por lo que urge combatir la pobreza y la marginación mediante la generación de empleos. Y en eso los oxxos no ayudan.

Seis meses antes, cuando el movimiento generalizado de jornaleros agrícolas del valle de San Quintín estaba en su cénit, Lucila Hernández, siendo aún vocera de la Alianza de Organizaciones Nacional, Estatal y Municipal por la Justicia Social, informó que cientos de familias de campesinos indígenas de la zona agrícola tenían micro y pequeños comercios como una forma de completar sus ingresos y salir de la pobreza.

El julio de 2013, un grupo de residentes del poblado rural San Antonio de las Minas,  en la entrada sur a la Ruta del Vino del valle de Guadalupe, Ensenada, se manifestaron en contra de la apertura de una tienda Oxxo en la localidad, que representaba la número 11 mil abierta en toda la república mexicana.

Frente al entonces gobernador José Guadalupe Osuna Millán, los vecinos y comerciantes de San Antonio manifestaron a gritos y en pancartas que “los Oxxo son una plaga”, una “competencia desleal que genera desempleo y pobreza” entre las familias, y que viola disposiciones del Instituto Municipal de Investigación y Planeación (IMIP) de Ensenada, que no da factibilidad de uso de suelo para su instalación en el municipio.

De acuerdo con su portal en internet, la Cadena Comercial Oxxo, S.A. de C.V. pertenece al grupo comercial multinacional Fomento Económico Mexicano (FEMSA) que además de tener más de 13 mil tiendas de conveniencia en el país, representa los intereses de la embotelladora The Coca-cola  Company, las cervecerías Haineken, Cuauhtémoc y Moctezuma, y Jugos del Valle, entre otras marcas de renombre mundial.

Oxxo se fundó en Monterrey, Nuevo León, en 1977 como una subsidiaria de Cervecería Cuauhtémoc por lo que en sus inicios las tiendas sólo vendían cerveza, botanas y cigarros. 38 años después la cadena es la tercera con más ventas en México y en América Latina ocupa el séptimo lugar más grande por ventas.