INFONAVIT, sin capacidad para cubrir la demanda de vivienda en BC

El Instituto del Fondo Nacional para la Vivienda de los Trabajadores (INFONAVIT) en Baja California no tiene recursos para abastecer la demanda de crédito hecha por los empleados, que este año suman 170 mil en toda la entidad.

A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 13 de octubre de 2015.- Ello lo reconoció el delegado de INFONAVIT en el Estado, Alejandro Arregui, quien también aceptó que entre un 18 a 20 por ciento de los créditos del instituto están en cartera vencida.

Esto, explicó, porque muchos de los casos se refieren a trabajadores que perdieron sus empleos o enfrentan una condición económica difícil.

“Pero el INFONAVIT ha vuelto a ser una institución con sentido social y por ello se atiende cada caso de cartera vencida de manera individual. Lo que tratamos de hacer es un traje a la medida del trabajador y buscar la mejor alternativa de apoyo para que no pierdan su crédito”, apuntó.

Al hablar como invitado en el grupo político “Foro Ensenada”, el funcionario federal recordó que años atrás el INFONAVIT contrató empresas privadas para cobrar la cartera vencida de créditos del instituto.

INFONAVIT CASAS

“Pero en muchos casos estas empresas le quitaban el patrimonio familiar a los trabajadores que sí requerían de sus viviendas y solo pedían una mejor negociación para pagar. Por eso ya quitamos ese sistema de cobro. El INFONAVIT, insisto, ya recuperó el sentido social de apoyo a la clase trabajadora”.

Es por eso que, agregó, el instituto está buscando ofertar créditos para casas de mejores dimensiones y calidad, y evitar se otorguen viviendas de menor tamaño “porque eso es lo que genera la insatisfacción familiar”.  

Reconoció sin embargo que la oferta de crédito es pequeña todavía en comparación con la demanda: 170 mil trabajadores, de los cuales, 27 mil son de Ensenada.

Finalmente, Arregui destacó que el INFONAVIT no financiará más créditos en fraccionamientos donde no se garantice la operación de servicios públicos, como lo es en Ensenada el caso del fraccionamiento Puerto Azul, donde se otorgaron créditos pero la empresa constructora no otorgó diversos servicios a los residentes, por lo que desde marzo se le cancelaron todas las consideraciones de la institución.

 “Ahora somos muy cuidadosos de revisar donde sí y donde no financiamos”.