México, en camino al envejecimiento poblacional

Para el año 2050 México será un país con una mayoría de su población envejecida, por lo que el reto será que el envejecimiento de los mexicanos sea saludable y no de ciudadanos enfermos, dependientes y pobres.

A los Cuatro Vientos / CICESE

Ensenada, B. C., a 8 de octubre de 2015.- Ello lo manifestó la doctora Carmen García Peña, directora de Investigación del Instituto Nacional de Geriatría (ING) y coordinadora de la red temática de Investigación en Envejecimiento, Salud y Desarrollo Social (ESDS) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología CONACYT, al inaugurar el Taller sobre Investigación en Tecnologías de la Información y Envejecimiento.

Dijo que actualmente hay en México más personas mayores de 60 años que niños menores de 5, por lo que esta proporción cambiará dramáticamente en los próximos 35 años, cuando habrá más personas mayores de 60 que menores de 15 años.

Por eso el tema del empobrecimiento de la población mexicana y del resto del mundo, afirmó, debe ser prioritario para todos.

“En México, llegar hoy a los 65 años significa tener una elevada probabilidad de vivir 20 años más, pero también significa que sólo 20 por ciento recibirá una pensión contributaria”, advirtió al presentar un panorama nada halagador para lo población mexicana envejecida en 2050.

La doctora Carmen García, Peña, directora de Investigación del Instituto Nacional de Geriatría (ING) y coordinadora de la red temática de Investigación en Envejecimiento, Salud y Desarrollo Social (ESDS) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología CONACYT (Foto: CICESE).
La doctora Carmen García, Peña, directora de Investigación del Instituto Nacional de Geriatría (ING) y coordinadora de la red temática de Investigación en Envejecimiento, Salud y Desarrollo Social (ESDS) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología CONACYT (Foto: CICESE).

Uno de cada seis mexicanos será víctima de maltrato por su condición de adulto mayor; uno de cada cuatro padecerá demencia; uno de cada tres desarrollará diabetes; uno de dos sufrirá enfermedades cardiovasculares; uno de cada tres tendrá algún dato clínico de depresión, y uno de cada dos estará física o mentalmente discapacitado al menos tres años antes de morir”.

Para enfrentar la magnitud del reto, dijo, los mexicanos tienen que incentivar la conectividad de la investigación con una perspectiva interinstitucional y multidisciplinaria que reduzca la mala competencia en temas donde hay muy pocos haciendo estudios, y ayude a resolver problemas científicos.

Por eso, consideró que el ING y la red ESDS son un excelente punto de arranque, pero “hay mucho qué hacer y hay mucho que impulsar todavía”.

El taller concluirá mañana viernes 9 de octubre, en que se abrirá una mesa de discusión, una sesión de carteles en la que se presentarán algunos de los proyectos y temas de tesis en los que se trabaja actualmente, así como un encuentro en formato speed dating entre investigadores consolidados y jóvenes estudiantes de posgrado, para intercambiar ideas que ayuden a formar nuevos investigadores en la materia.

Hoy la agenda de trabajo del taller incluyó un bloque de conferencias de especialistas de varias instituciones mexicanas que abordaron como temática la metodología de investigación, particularmente en gerotecnología, innovación y envejecimiento, la formación de recursos humanos en el área y el fomento al desarrollo de proyectos conjuntos de gran amplitud.