La ganadería en BC: marcada por claroscuros

La sequía, una restricción a la producción de forrajes en California y la importación de leche en polvo a Baja California redujo el hato ganadero de la entidad y encareció el precio de los forrajes; sin embargo, la exportación de ganado bovino de engorda ha sido exitosa en el valle de Mexicali, en donde no hay relación científica entre la presencia masiva de reses y la presencia de garrapatas portadoras de la rikettsia.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C., a 28 de febrero de 2015.- Ello lo manifestó el doctor Jesús Santillano Cázares, investigador del Instituto de Ciencias Agrícolas (ICA) de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), quien anunció también el renacimiento de las carreras agropecuarias en Baja California tras un colapso en la matrícula que llevó a la universidad estatal a pensar en la posibilidad de cerrar la escuela, hace una década.

– “Este resurgimiento de la carrera que se da de unos 10 años a la fecha, probablemente tiene que ver con la dificultad que tienen los jóvenes de entrar a otras licenciaturas universitarias, o la conciencia que ha despertado en las nuevas generaciones el problema de la alimentación en un mundo empobrecido”, expuso.

Lo cierto, dijo, es que en este ciclo escolar se abrieron en el campus Mexicali tres salones con 50 alumnos cada uno en promedio, con una matrícula que pudiera llegar a 180, por lo que las autoridades administrativas de la UABC analizan la posibilidad de abrir un turno vespertino en el próximo ciclo escolar.

Respecto a la situación que se espera en el sector agropecuario con el pronóstico de fuertes lluvias en la región por El Niño-Oscilación del Sur (ENOS) en el próximo invierno, destacó que específicamente para la ganadería se espera que “lloverá dinero” por lo que el agua representa en recarga de los acuíferos, producción de forraje natural y recuperación de tierras erosionadas por el pastoreo intensivo del ganado.

Reconoció que la sequía provocó la reducción del hato ganadero productor de carne y leche, pero en el primer sector existe un crecimiento en la exportación de ganado de engorda ya que Mexicali continúa siendo el principal centro de alimentación artificial de reses provenientes de prácticamente todos los estados ganaderos de la república.

El doctor Jesús Santillano
El doctor Jesús Santillano

En el sector lechero destacó que la presencia de la sequía golpeó a los establos más pequeños y frágiles desde el punto financiero, por lo que muchos de ellos desaparecieron.

Además, en el Sur de California, principalmente San Diego, el gobierno decretó restricciones a la producción de alfalfa de riego por la sequía. Esto provocó que los productores de Baja California exportaran más forraje a la zona confinada y por ello desatendieron el mercado lechero local, lo que disminuyó la oferta con el consecuente encarecimiento del precio del alimento al ganadero estatal.

También resintió el impacto de la importación de leche en polvo que sirve para crear fórmulas lácteas que se venden en el mercado con precios casi similares a la “leche fresca”, cuando en realidad no lo es.

Finalmente, el investigador desechó versiones en el sentido de que la garrapata presente en el ganado bovino de engorda del valle de Mexicali es el origen del problema de la rikettsia en Baja California.

– «Eso no es verdad. La garrapata del ganado bovino es otra especie, no tienen nada que ver con la que porta la bacteria de la rikettsia, por lo que esas versiones son leyendas urbanas, nada más”.