México prepara indemnización millonaria a EU por embargo atunero

Los armadores mexicanos de atún están preparando de manera conjunta con la Secretaría de Economía del gobierno federal, un paquete de medidas compensatorias a pagar por el gobierno de los Estados Unidos por los daños provocados a México durante los 25 años de embargo atunero a nuestro país.

Javier Cruz Aguirre / A los Cuatro Vientos

Ensenada, B.C, a 27 de septiembre de 2015.- De acuerdo con el economista financiero por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Salvador Medina Ramírez, en la mesa de evaluación se tiene un informe actualizado de la Cámara Nacional de la Industria Pesquera y Acuicola (CANAINPES) que determina las cantidades perdidas por el país en los embargos de julio de 1980, octubre de 1990  y mayo de 1992.

Ese estudio determinó que si bien el primer obstáculo no generó mayores problemas, el segundo y tercer embargo –este último eliminó el envío de atún mexicano a Japón, Francia y España- canceló para México 40 mil empleos, disminuyó la flota pesquera comercial en un 40 por ciento, redujo en un porcentaje similar la producción nacional y ocasionó pérdidas anuales de 150 millones de dólares.

La cifra de la pérdida que calculan los armadores contrasta sensiblemente con la que públicamente ofreció, en abril de este año, el secretario de Economía Idelfonso Guajardo Villarreal, quien ubicó el daño global en 100 millones de dólares en siete años de prohibición.

Por su parte, el comisionado de Pesca en México Mario Aguilar Sánchez informó el viernes 25 de septiembre en Ensenada que el 20 de noviembre la Organización Mundial del Comercio (OMC) resolverá si establece medidas compensatorias a Estados Unidos por la aplicación del embargo a México. De ser así, apunto, el gobierno federal podría tomar en cuenta las cifras que la CANAINPES calculó del daño que la prohibición provocó a nuestro país.

PESCA ATUN ABORDO BUQUE

Recordó que los Estados Unidos ya perdió en tres instancias el caso ante la OMC: primero en un panel de discusión que se realizó en Washington en 2011, sentencia que apeló sin éxito en 2012 por lo que supuestamente hizo caso al organismo internacional y aplicó cambios que en 2013 volvieron a generar una sentencia en su contra, por lo que este año se espera vuelva a perder.

Aguilar Sánchez reiteró que en caso de un fallo a su favor, México tendrá derecho de aplicar represalias por lo que la Secretaría de Economía ya se encuentra en consultas con la industria atunera para medir el impacto económico de las restricciones.

“Es importante mencionar que este conflicto ha sido generador de grandes avances en la industria atunera mexicana, pues ésta no sólo transformó sus métodos de pesca para volverlos más sustentables, también cambió su comercialización, diversificó sus mercados y fortaleció el consumo interno”, apuntó Salvador Medina.

Concluyó diciendo que ejemplo de este avance del sector atunero nacional es que se considera a México como uno de los 10 países de mayor consumo de atún por habitante, con 1.2 kilogramos per cápita anual, lo que es “un avance digno de aplaudirse”.